/ domingo 24 de marzo de 2019

Cabañuelas

Garbanza, botana típica queretana

El garbanzo (Cicer arietinum) es una planta herbácea, de aproximadamente 50 centímetros de altura, con flores blancas o violetas que desarrollan una vaina en cuyo interior se encuentran dos o tres semillas como máximo. Su periodicidad es anual. El garbanzo es una leguminosa con importantes cualidades culinarias y nutritivas.

En la gastronomía típica queretana, en el rubro de botanas se encuentra la garbanza, que en otros estados del país se le conoce como guasana, y que no es otra cosa más que garbanzos verdes, el origen de su cultivo tiene su origen en el Mediterráneo Oriental: Grecia, Turquía o Siria desde donde se expandió por todas la regiones y en América fue introducida por los colonizadores españoles.

Después del descubrimiento de América, como consecuencia de la popularización de la papa, maíz y alubia mexicana, el garbanzo entró en franco retroceso en el Viejo Continente, limitándose la producción a las clases sociales menos favorecidas. Por esta razón se le bautizó como “la carne del pobre” por ser barato y de una riqueza considerable en cuanto a los aportes nutritivos se refiere.

Ahora bien, su consumo frecuente aporta gran cantidad de proteínas y al mismo tiempo al ser muy bajo su contenido en grasas saturadas, contribuye a regular el colesterol; también aporta hidratos de carbono complejos por lo que su absorción es lenta y producen una asimilación gradual de la glucosa. Esto evita el desequilibrio de los niveles de azúcar en la sangre y genera energía constante, por lo que constituye un alimento ideal para los diabéticos.

También aporta minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio, especialmente ricos en vitaminas B1, B6 y ácido fólico por lo que es un alimento apto para todo tipo de personas. Contiene magnesio, con lo cual protege al organismo contra enfermedades cardiovasculares y el estrés, lo que se complementa por su propiedad de reducir el colesterol malo.

Debido a su notable contenido en magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, necesarios para el sistema nervioso y muscular, la garbanza es adecuada para afrontar situaciones de tensión psicofísica y estrés. Sus folatos son abundantes, intervienen en el buen funcionamiento del sistema nervioso y reducen el riesgo de infarto.

*Sígueme en redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @HLaclette



Garbanza, botana típica queretana

El garbanzo (Cicer arietinum) es una planta herbácea, de aproximadamente 50 centímetros de altura, con flores blancas o violetas que desarrollan una vaina en cuyo interior se encuentran dos o tres semillas como máximo. Su periodicidad es anual. El garbanzo es una leguminosa con importantes cualidades culinarias y nutritivas.

En la gastronomía típica queretana, en el rubro de botanas se encuentra la garbanza, que en otros estados del país se le conoce como guasana, y que no es otra cosa más que garbanzos verdes, el origen de su cultivo tiene su origen en el Mediterráneo Oriental: Grecia, Turquía o Siria desde donde se expandió por todas la regiones y en América fue introducida por los colonizadores españoles.

Después del descubrimiento de América, como consecuencia de la popularización de la papa, maíz y alubia mexicana, el garbanzo entró en franco retroceso en el Viejo Continente, limitándose la producción a las clases sociales menos favorecidas. Por esta razón se le bautizó como “la carne del pobre” por ser barato y de una riqueza considerable en cuanto a los aportes nutritivos se refiere.

Ahora bien, su consumo frecuente aporta gran cantidad de proteínas y al mismo tiempo al ser muy bajo su contenido en grasas saturadas, contribuye a regular el colesterol; también aporta hidratos de carbono complejos por lo que su absorción es lenta y producen una asimilación gradual de la glucosa. Esto evita el desequilibrio de los niveles de azúcar en la sangre y genera energía constante, por lo que constituye un alimento ideal para los diabéticos.

También aporta minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio, especialmente ricos en vitaminas B1, B6 y ácido fólico por lo que es un alimento apto para todo tipo de personas. Contiene magnesio, con lo cual protege al organismo contra enfermedades cardiovasculares y el estrés, lo que se complementa por su propiedad de reducir el colesterol malo.

Debido a su notable contenido en magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, necesarios para el sistema nervioso y muscular, la garbanza es adecuada para afrontar situaciones de tensión psicofísica y estrés. Sus folatos son abundantes, intervienen en el buen funcionamiento del sistema nervioso y reducen el riesgo de infarto.

*Sígueme en redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @HLaclette