/ domingo 25 de agosto de 2019

Cabañuelas - Fibras naturales, oportunidad de negocio en equilibrio con el medio ambiente

La combinación de resinas biodegradables y fibras naturales para la producción de productos que al descomponerse puedan integrarse a la naturaleza cada vez cobran más fuerza en el sector industrial debido a que representa una oportunidad de negocio en equilibrio con el cuidado del medio ambiente.

Estos productos fungen como alternativa sustentable a los plásticos tradicionales ofreciendo el mismo desempeño mientras se reduce la huella de carbono de las empresas y población que los consume.

Por ejemplo, la fibra de agave sirve como refuerzo en productos bioplásticos, aportando buenas propiedades reduciendo su peso, al tiempo que sustituye una parte del plástico por fuentes renovables. También con esa fibra sometida a procesos especiales es posible realizar distintos elementos como juguetes, popotes, platos, macetas, muebles en general, etcétera.

Otra especie es el plátano porque una vez produce el racimo, la planta se tiene que cortar, sin embargo centros de investigación ya realizan las pruebas encaminadas para utilizar esta opción en la elaboración de productos biodegradables en la industria automotriz, doméstica y de la construcción.

Recordemos que desde hace varias décadas especialistas desarrollan productos hechos a base de fibra de coco, este esfuerzo se ha visto recompensado gracias a las exigencias internacionales para suplir plásticos por aquellos productos que puedan ser reintegrados a la naturaleza.

De tal suerte que podemos encontrar enseres domésticos que tienen como compuesto principal la fibra de coco utilizada en la industria automotriz, de la construcción para hacerlos permeables. Sin duda otra propuesta es el nopal con el que se ha creado un plástico natural biodegradable que puede disminuir la contaminación, que se traduce en un elemento que sustituye las bolsas de plástico, además de materiales de baja densidad como recipientes y juguetes.

*Sígueme en redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @HLaclette

La combinación de resinas biodegradables y fibras naturales para la producción de productos que al descomponerse puedan integrarse a la naturaleza cada vez cobran más fuerza en el sector industrial debido a que representa una oportunidad de negocio en equilibrio con el cuidado del medio ambiente.

Estos productos fungen como alternativa sustentable a los plásticos tradicionales ofreciendo el mismo desempeño mientras se reduce la huella de carbono de las empresas y población que los consume.

Por ejemplo, la fibra de agave sirve como refuerzo en productos bioplásticos, aportando buenas propiedades reduciendo su peso, al tiempo que sustituye una parte del plástico por fuentes renovables. También con esa fibra sometida a procesos especiales es posible realizar distintos elementos como juguetes, popotes, platos, macetas, muebles en general, etcétera.

Otra especie es el plátano porque una vez produce el racimo, la planta se tiene que cortar, sin embargo centros de investigación ya realizan las pruebas encaminadas para utilizar esta opción en la elaboración de productos biodegradables en la industria automotriz, doméstica y de la construcción.

Recordemos que desde hace varias décadas especialistas desarrollan productos hechos a base de fibra de coco, este esfuerzo se ha visto recompensado gracias a las exigencias internacionales para suplir plásticos por aquellos productos que puedan ser reintegrados a la naturaleza.

De tal suerte que podemos encontrar enseres domésticos que tienen como compuesto principal la fibra de coco utilizada en la industria automotriz, de la construcción para hacerlos permeables. Sin duda otra propuesta es el nopal con el que se ha creado un plástico natural biodegradable que puede disminuir la contaminación, que se traduce en un elemento que sustituye las bolsas de plástico, además de materiales de baja densidad como recipientes y juguetes.

*Sígueme en redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @HLaclette