/ viernes 26 de julio de 2019

Cuarto de Guerra

DESPEDIDO. Gustavo Ángel Enríquez Briseño fue despedido del gobierno municipal de Tequisquiapan, donde se desempeñaba como titular del Órgano Interno de Control, tras tomarse 4 días de descanso sin aviso previo; eso sin considerar todas las irregularidades que han caracterizado su desempeño en este cargo, que ocupaba desde la administración del inefable exalcalde Raúl Orihuela.

LÍO. Era tanto su amor por el cargo que, pese a ser removido en febrero a petición del Cabildo, obtuvo un amparo que le fue otorgado por un juez para ser reinstalado. Y es que eran constante las quejas por sus malos tratos y porque amenazaba a los trabajadores, jamás tuvo buena relación con los trabajadores y mucho menos con su jefe, el alcalde Antonio Mejía quien no se anda con dudas y lo echó con firmeza.

Y LO QUE FALTA. Nos dicen que, ya despedido y bien descansado, Enríquez Briseño tendrá que enfrentar, además, un proceso por falta de probidad y honradez, porque resulta que cuando se enteró de que sería despedido por sus ausencias, argumentó que dos días los tomó a cuenta de vacaciones, pero no hay documento que lo justificara con anticipación.

DESPEDIDO. Gustavo Ángel Enríquez Briseño fue despedido del gobierno municipal de Tequisquiapan, donde se desempeñaba como titular del Órgano Interno de Control, tras tomarse 4 días de descanso sin aviso previo; eso sin considerar todas las irregularidades que han caracterizado su desempeño en este cargo, que ocupaba desde la administración del inefable exalcalde Raúl Orihuela.

LÍO. Era tanto su amor por el cargo que, pese a ser removido en febrero a petición del Cabildo, obtuvo un amparo que le fue otorgado por un juez para ser reinstalado. Y es que eran constante las quejas por sus malos tratos y porque amenazaba a los trabajadores, jamás tuvo buena relación con los trabajadores y mucho menos con su jefe, el alcalde Antonio Mejía quien no se anda con dudas y lo echó con firmeza.

Y LO QUE FALTA. Nos dicen que, ya despedido y bien descansado, Enríquez Briseño tendrá que enfrentar, además, un proceso por falta de probidad y honradez, porque resulta que cuando se enteró de que sería despedido por sus ausencias, argumentó que dos días los tomó a cuenta de vacaciones, pero no hay documento que lo justificara con anticipación.

viernes 16 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 15 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

martes 13 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

viernes 09 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 08 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

viernes 02 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 01 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

miércoles 31 de julio de 2019

Cuarto de Guerra

martes 30 de julio de 2019

Cuarto de Guerra

viernes 26 de julio de 2019

Cuarto de Guerra

Cargar Más