/ martes 7 de enero de 2020

Cuarto de Guerra

OPERADOR. Caro le está costando a Enrique Correa Sada la cercanía que tuvo hasta hace un año con su hoy enemigo Marcos Aguilar Vega, el ex presidente municipal que lo convirtió dos veces en alcalde interino de la capital del estado. Pero más caro podría costarle a su partido y a sus futuros candidatos, en especial a Mauricio Kuri González en su futura búsqueda de la gubernatura 2021, si continúa opaco, sin respuesta y por lo tanto impune el presunto mal uso de recursos cometido por el actual dirigente municipal.

SILENCIO. La contratación presuntamente irregular de un “outsourcing” figura en la lista de observaciones de la ESFE a la administración de Marcos Aguilar Vega y de su dos veces interino Enrique Correa Sada, actual dirigente municipal del PAN que con su silencio alimenta sospechas y recarga el discurso de sus opositores. Eso, además de un contrato por 3 millones de pesos ya observado por la ESFE y que no ha sido aclarado, convierte a Correa en aliado más que incómodo para la causa estatal de Kuri, los ánimos de reelección del alcalde Luis Nava y para la operación “en tierra” de las campañas.

LASTRES. Otra loza para el PAN, ya de por sí grande, es la mala fama de Marcos Aguilar Vega con sus “modernizaciones” mal hechas, obras inconclusas, privatización de la recolección de la basura y una demencial voracidad política en su trienio, por cierto que siempre acompañado en gabinete o en el cabildo por Enrique Correa Sada. Ambos, hoy enemistados por la traición y en lados opuestos de la rueda de la fortuna política, le restan al PAN rumbo al 2021.

OPERADOR. Caro le está costando a Enrique Correa Sada la cercanía que tuvo hasta hace un año con su hoy enemigo Marcos Aguilar Vega, el ex presidente municipal que lo convirtió dos veces en alcalde interino de la capital del estado. Pero más caro podría costarle a su partido y a sus futuros candidatos, en especial a Mauricio Kuri González en su futura búsqueda de la gubernatura 2021, si continúa opaco, sin respuesta y por lo tanto impune el presunto mal uso de recursos cometido por el actual dirigente municipal.

SILENCIO. La contratación presuntamente irregular de un “outsourcing” figura en la lista de observaciones de la ESFE a la administración de Marcos Aguilar Vega y de su dos veces interino Enrique Correa Sada, actual dirigente municipal del PAN que con su silencio alimenta sospechas y recarga el discurso de sus opositores. Eso, además de un contrato por 3 millones de pesos ya observado por la ESFE y que no ha sido aclarado, convierte a Correa en aliado más que incómodo para la causa estatal de Kuri, los ánimos de reelección del alcalde Luis Nava y para la operación “en tierra” de las campañas.

LASTRES. Otra loza para el PAN, ya de por sí grande, es la mala fama de Marcos Aguilar Vega con sus “modernizaciones” mal hechas, obras inconclusas, privatización de la recolección de la basura y una demencial voracidad política en su trienio, por cierto que siempre acompañado en gabinete o en el cabildo por Enrique Correa Sada. Ambos, hoy enemistados por la traición y en lados opuestos de la rueda de la fortuna política, le restan al PAN rumbo al 2021.

viernes 22 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

jueves 21 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

miércoles 20 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

martes 19 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

viernes 15 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

jueves 14 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

martes 12 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

jueves 07 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

miércoles 06 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

martes 05 de mayo de 2020

Cuarto de Guerra

Cargar Más