/ miércoles 12 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

OMISO. Amarildo Bárcenas, alcalde panista de Pedro Escobedo, quiere aplicar la jugada “peje-zinha” para deshacerse de los problemas, o cuando menos ocultarlos, echando la culpa siempre al pasado, a los malos gobernantes que lo antecedieron porque él, se deduce de sus acusaciones, todo lo hace perfecto. Resulta que ahora, en su pleno segundo año de gobierno municipal, va detectando que en su municipio hay 50 licencias de venta de alcohol falsificadas o duplicadas. Y culpa, adivinó usted bien, a “anteriores administraciones”. Y no es por defender a la priísta Beatriz León, que bastante mal hizo las cosas periodo 2015-2018, pero sí hay que aclararle al alcalde que esos permisos son de índole estatal, así que en todo caso Amarildo anda culpando a la Secretaría de Gobierno de Juan Martín Granados. Y bastante fuera de tiempo, por cierto. ¿O qué ha estado haciendo su administración en año y medio de trabajo?

GIGANTE. En Colón se discute el anuncio del ordinario alcalde Alejandro Ochoa Valencia, también del PAN, de invertir recursos públicos municipales en la construcción de un Cristo monumental en el Cerro de las Cruces, ya sea para bendecir al pueblo (“Cristo es amor”) o como eventual motor del turismo religioso. El rechazo proviene de activistas, como el Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y a Favor del Estado Laico, que cuestionan la intención de Ochoa de entregar recursos para esta causa claramente católica.

SOLO. Ese, el rechazo de activistas y las reacciones en redes sociales, son el único freno al plan del alcalde de Colón, porque desde las instancias políticas nunca nadie le dice absolutamente nada. Bueno, mala caras sí le ponen en las fiestas, pero de eso no pasa. Ochoa siempre hace lo que quiere.

OMISO. Amarildo Bárcenas, alcalde panista de Pedro Escobedo, quiere aplicar la jugada “peje-zinha” para deshacerse de los problemas, o cuando menos ocultarlos, echando la culpa siempre al pasado, a los malos gobernantes que lo antecedieron porque él, se deduce de sus acusaciones, todo lo hace perfecto. Resulta que ahora, en su pleno segundo año de gobierno municipal, va detectando que en su municipio hay 50 licencias de venta de alcohol falsificadas o duplicadas. Y culpa, adivinó usted bien, a “anteriores administraciones”. Y no es por defender a la priísta Beatriz León, que bastante mal hizo las cosas periodo 2015-2018, pero sí hay que aclararle al alcalde que esos permisos son de índole estatal, así que en todo caso Amarildo anda culpando a la Secretaría de Gobierno de Juan Martín Granados. Y bastante fuera de tiempo, por cierto. ¿O qué ha estado haciendo su administración en año y medio de trabajo?

GIGANTE. En Colón se discute el anuncio del ordinario alcalde Alejandro Ochoa Valencia, también del PAN, de invertir recursos públicos municipales en la construcción de un Cristo monumental en el Cerro de las Cruces, ya sea para bendecir al pueblo (“Cristo es amor”) o como eventual motor del turismo religioso. El rechazo proviene de activistas, como el Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y a Favor del Estado Laico, que cuestionan la intención de Ochoa de entregar recursos para esta causa claramente católica.

SOLO. Ese, el rechazo de activistas y las reacciones en redes sociales, son el único freno al plan del alcalde de Colón, porque desde las instancias políticas nunca nadie le dice absolutamente nada. Bueno, mala caras sí le ponen en las fiestas, pero de eso no pasa. Ochoa siempre hace lo que quiere.

viernes 21 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

miércoles 19 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

martes 18 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

viernes 14 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

jueves 13 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

miércoles 12 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

viernes 07 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

jueves 06 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

miércoles 05 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

martes 04 de febrero de 2020

Cuarto de Guerra

Cargar Más