/ lunes 14 de enero de 2019

Cultura Tributaria

Asignaciones del Presupuesto Federal


Con anterioridad habíamos dado cuenta de la publicación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019, en el Diario Oficial de la Federación el día 28 de diciembre de 2018, en él se identifican las cantidades que se han de asignar a cada concepto del gasto público, que no es otra cosa que el destino de las contribuciones que pagamos los mexicanos que surge de la obligación constitucional que establece el Artículo 31 fracción IV, que dispone que es obligación de todos los mexicanos contribuir al gasto público de la Federación, así como de la Ciudad de México, estado o municipio donde se resida, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.

En el primer momento, para el establecimiento de las contribuciones debe observarse cuáles son las necesidades de recursos para satisfacer el gasto público, para que luego el Congreso General dentro de sus facultades exclusivas establezca las contribuciones necesarias para la satisfacción del gasto público, así entonces la facultad de establecer las contribuciones y las reglas de aplicación en todo tiempo, le corresponde al legislativo, por su parte al ejecutivo, le corresponde precisamente ejercer el gasto de acuerdo a un presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados, lo que debe realizarse de conformidad con otras leyes.

Por hoy una de las promesas importantes es un ataque frontal a la corrupción y a la impunidad, y es precisamente el punto donde debe demostrarse la verdadera aplicación de la ley ya que no se trata solamente de señalar a quienes tienen conductas corruptas, sino que verdaderamente se les castigue, por otro lado debe castigarse también de manera ejemplar a quienes hacen mal uso de los recursos utilizándolos en conceptos que no fueron aprobados beneficiando a personas de manera directa, finalmente observar de manera estricta a los que se roban grandes cantidades de dinero para que además del castigo de pena privativa de libertad se exija el retorno de los recursos.

Recordar a los funcionarios que el objetivo primordial de un gobierno es la satisfacción de las necesidades de la población a través de programas perfectamente justificados, en ese tenor, debe observarse que los programas presupuestarios deben estar en todo tiempo bajo evaluación a cargo de las dependencias y entidades establecidos para ello, se sujetará a lo establecido en la Ley, a los lineamientos emitidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, y a las demás disposiciones aplicables, y debe llevarse a cabo en los términos del Programa Anual de Evaluación que emitan, de manera conjunta, dichas instituciones, además de las evaluaciones externas que deberán realizarse por instituciones académicas y de investigación.

Así, en alcance a lo prometido, la base del modelo de desarrollo y crecimiento del nuevo gobierno debe consistir en reasignar adecuadamente el gasto público y ejercicio de una manera mucho más eficiente y sin corrupción, para que los recursos que pagamos los mexicanos vía impuestos, realmente estén dirigidos a programas sociales y de infraestructura de gran impacto, a elevar la cobertura y calidad de la educación, la salud, protección, comunicaciones, entre otros conceptos.

El Presupuesto alcanza la cantidad de 5.838 billones de pesos con un déficit presupuestario de $503,841,300,000, lo que implica que esta última cantidad es la importe en que exceden las erogaciones respecto de lo que ha de ingresar en el ejercicio fiscal y que da lugar a la autorización que se refleja en la Ley de Ingresos de la Federación para que el Ejecutivo pueda contratar financiamientos de hasta 539 mil 871.4 millones de pesos, de todo ello tres billones 288 mil 590 millones de pesos serán destinados a las participaciones que se envían a los estados y municipios del país.

Las asignaciones en el presupuesto se observan renglones preocupantes como el de la educación que apenas se ve incrementado en un 8.32 por ciento, salud una disminución del 6.85 por ciento, asignación al Instituto Mexicano del Seguro Social 746.738 mil millones de pesos, y resaltan 542.962 mil millones de pesos para el pago de deuda pública, para el Tren Maya 6,000 millones de pesos, pensiones para el bienestar de las personas adultos mayores 100 mil millones de pesos, programa jóvenes construyendo el futuro 44.3 mil millones de pesos.

En el discurso siempre se ha manejado que no habrá más deuda pública pero en esta Ley de Ingresos de la Federación como se ha mencionado se permite hasta 539 mil 871.4 millones de pesos.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

Asignaciones del Presupuesto Federal


Con anterioridad habíamos dado cuenta de la publicación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019, en el Diario Oficial de la Federación el día 28 de diciembre de 2018, en él se identifican las cantidades que se han de asignar a cada concepto del gasto público, que no es otra cosa que el destino de las contribuciones que pagamos los mexicanos que surge de la obligación constitucional que establece el Artículo 31 fracción IV, que dispone que es obligación de todos los mexicanos contribuir al gasto público de la Federación, así como de la Ciudad de México, estado o municipio donde se resida, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.

En el primer momento, para el establecimiento de las contribuciones debe observarse cuáles son las necesidades de recursos para satisfacer el gasto público, para que luego el Congreso General dentro de sus facultades exclusivas establezca las contribuciones necesarias para la satisfacción del gasto público, así entonces la facultad de establecer las contribuciones y las reglas de aplicación en todo tiempo, le corresponde al legislativo, por su parte al ejecutivo, le corresponde precisamente ejercer el gasto de acuerdo a un presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados, lo que debe realizarse de conformidad con otras leyes.

Por hoy una de las promesas importantes es un ataque frontal a la corrupción y a la impunidad, y es precisamente el punto donde debe demostrarse la verdadera aplicación de la ley ya que no se trata solamente de señalar a quienes tienen conductas corruptas, sino que verdaderamente se les castigue, por otro lado debe castigarse también de manera ejemplar a quienes hacen mal uso de los recursos utilizándolos en conceptos que no fueron aprobados beneficiando a personas de manera directa, finalmente observar de manera estricta a los que se roban grandes cantidades de dinero para que además del castigo de pena privativa de libertad se exija el retorno de los recursos.

Recordar a los funcionarios que el objetivo primordial de un gobierno es la satisfacción de las necesidades de la población a través de programas perfectamente justificados, en ese tenor, debe observarse que los programas presupuestarios deben estar en todo tiempo bajo evaluación a cargo de las dependencias y entidades establecidos para ello, se sujetará a lo establecido en la Ley, a los lineamientos emitidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, y a las demás disposiciones aplicables, y debe llevarse a cabo en los términos del Programa Anual de Evaluación que emitan, de manera conjunta, dichas instituciones, además de las evaluaciones externas que deberán realizarse por instituciones académicas y de investigación.

Así, en alcance a lo prometido, la base del modelo de desarrollo y crecimiento del nuevo gobierno debe consistir en reasignar adecuadamente el gasto público y ejercicio de una manera mucho más eficiente y sin corrupción, para que los recursos que pagamos los mexicanos vía impuestos, realmente estén dirigidos a programas sociales y de infraestructura de gran impacto, a elevar la cobertura y calidad de la educación, la salud, protección, comunicaciones, entre otros conceptos.

El Presupuesto alcanza la cantidad de 5.838 billones de pesos con un déficit presupuestario de $503,841,300,000, lo que implica que esta última cantidad es la importe en que exceden las erogaciones respecto de lo que ha de ingresar en el ejercicio fiscal y que da lugar a la autorización que se refleja en la Ley de Ingresos de la Federación para que el Ejecutivo pueda contratar financiamientos de hasta 539 mil 871.4 millones de pesos, de todo ello tres billones 288 mil 590 millones de pesos serán destinados a las participaciones que se envían a los estados y municipios del país.

Las asignaciones en el presupuesto se observan renglones preocupantes como el de la educación que apenas se ve incrementado en un 8.32 por ciento, salud una disminución del 6.85 por ciento, asignación al Instituto Mexicano del Seguro Social 746.738 mil millones de pesos, y resaltan 542.962 mil millones de pesos para el pago de deuda pública, para el Tren Maya 6,000 millones de pesos, pensiones para el bienestar de las personas adultos mayores 100 mil millones de pesos, programa jóvenes construyendo el futuro 44.3 mil millones de pesos.

En el discurso siempre se ha manejado que no habrá más deuda pública pero en esta Ley de Ingresos de la Federación como se ha mencionado se permite hasta 539 mil 871.4 millones de pesos.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

lunes 18 de febrero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 11 de febrero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 28 de enero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 21 de enero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 14 de enero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 07 de enero de 2019

Cultura Tributaria

lunes 31 de diciembre de 2018

Cultura Tributaria

lunes 24 de diciembre de 2018

Cultura Tributaria

lunes 17 de diciembre de 2018

Cultura Tributaria

lunes 10 de diciembre de 2018

Cultura Tributaria

Cargar Más