/ miércoles 5 de febrero de 2020

Ecos del Senado

¿Dónde está la CNDH?


La presentación del informe anual de labores de la CNDH ante el pleno de la Comisión Permanente del Congreso vino a confirmar las sospechas que se tenían sobre el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra al frente del organismo.

La CNDH es todo, menos una institución autónoma e independiente, no ejerce sus funciones y calla ante la escalada de violaciones a los derechos humanos.

En materia de migración nuestro país vive una crisis humanitaria en la frontera sur, donde elementos de la Guardia Nacional repelen con escudos, barreras, macanas y gases irritantes a cientos de centroamericanos que intentan llegar a EE.UU.

Nos hemos convertido en el muro humano de Donald Trump y la Guardia Nacional que fue creada con el objetivo de brindar seguridad a la sociedad, se ha convertido en una policía migratoria, mientras la inseguridad y la violencia se incrementa en muchas regiones de México.

Las acciones cometidas son violatorias de tratados internacionales de los que somos parte, como el Pacto Mundial sobre los Refugiados, por lo que la CNDH recibió severos cuestionamientos en la comparecencia y fue solo después de ésta cuando envió a visitadores a la frontera.

Tampoco se ha pronunciado sobre las visitas a las estaciones migratorias, ni sobre las condiciones de hacinamiento que privan en estos centros de detención.

Cabe destacar que el diputado de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, condenó la salvaje represión y miembros de su partido le impidieron hacer uso de la palabra durante el informe. En la última sesión de la Comisión Permanente exigió la renuncia del titular del Instituto Nacional de Migración, por su visión carcelaria frente a los hechos .

Rosario Piedra también fue omisa en la defensa del derecho a la salud frente a la improvisación y el caos generado por el INSABI, que pone en riesgo la vida de las personas más vulnerables.

Desde hace varios meses atravesamos una grave crisis de desabasto de medicamentos para los niños con cáncer. Los papás en su desesperación bloquearon los accesos al aeropuerto y se manifestaron afuera de Palacio Nacional, pidiendo ser escuchados por el Presidente en su conferencia mañanera. No obtuvieron respuesta. Y la pregunta es ¿dónde está la CNDH?

En seguridad, 2019 ha sido el año más violento y el más letal desde que se tiene registro.

Algunos considerarán que no puede hacerse responsable a la Ombudsperson de todo lo sucedido en 2019, pero con poco más de dos meses en el cargo es severamente cuestionada por no haberse pronunciado ante el asesinato de nueve miembros de la familia LeBarón en Sonora; por los hechos graves de violencia en Maderas, Chihuahua; en la matanza de 10 músicos en Chilapa, Guerrero, o frente a la cantidad de víctimas del crimen organizado en Guanajuato en días recientes.

¿Qué acciones, medidas o recomendaciones ha emitido la CNDH?

Tampoco ha explicado qué apoyos brindó a la Caminata por la Paz encabezada por Javier Sicilia y la familia LeBarón, que junto con cientos de familiares de víctimas no fueron recibidos por el Presidente.

¿Qué ha hecho para proteger los derechos humanos de los pueblos originarios y exigir una verdadera consulta popular libre e informada, frente a las megaobras como el tren Maya?

Rosario Piedra no está a la altura de las circunstancias porque entiende que su trabajo es proteger al gobierno, cuando su obligación es defender a las víctimas.

Facebook: Lupita Murguía

Twitter: @LupitaMurguiaG

Instagram: @lupitamurguiag

¿Dónde está la CNDH?


La presentación del informe anual de labores de la CNDH ante el pleno de la Comisión Permanente del Congreso vino a confirmar las sospechas que se tenían sobre el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra al frente del organismo.

La CNDH es todo, menos una institución autónoma e independiente, no ejerce sus funciones y calla ante la escalada de violaciones a los derechos humanos.

En materia de migración nuestro país vive una crisis humanitaria en la frontera sur, donde elementos de la Guardia Nacional repelen con escudos, barreras, macanas y gases irritantes a cientos de centroamericanos que intentan llegar a EE.UU.

Nos hemos convertido en el muro humano de Donald Trump y la Guardia Nacional que fue creada con el objetivo de brindar seguridad a la sociedad, se ha convertido en una policía migratoria, mientras la inseguridad y la violencia se incrementa en muchas regiones de México.

Las acciones cometidas son violatorias de tratados internacionales de los que somos parte, como el Pacto Mundial sobre los Refugiados, por lo que la CNDH recibió severos cuestionamientos en la comparecencia y fue solo después de ésta cuando envió a visitadores a la frontera.

Tampoco se ha pronunciado sobre las visitas a las estaciones migratorias, ni sobre las condiciones de hacinamiento que privan en estos centros de detención.

Cabe destacar que el diputado de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, condenó la salvaje represión y miembros de su partido le impidieron hacer uso de la palabra durante el informe. En la última sesión de la Comisión Permanente exigió la renuncia del titular del Instituto Nacional de Migración, por su visión carcelaria frente a los hechos .

Rosario Piedra también fue omisa en la defensa del derecho a la salud frente a la improvisación y el caos generado por el INSABI, que pone en riesgo la vida de las personas más vulnerables.

Desde hace varios meses atravesamos una grave crisis de desabasto de medicamentos para los niños con cáncer. Los papás en su desesperación bloquearon los accesos al aeropuerto y se manifestaron afuera de Palacio Nacional, pidiendo ser escuchados por el Presidente en su conferencia mañanera. No obtuvieron respuesta. Y la pregunta es ¿dónde está la CNDH?

En seguridad, 2019 ha sido el año más violento y el más letal desde que se tiene registro.

Algunos considerarán que no puede hacerse responsable a la Ombudsperson de todo lo sucedido en 2019, pero con poco más de dos meses en el cargo es severamente cuestionada por no haberse pronunciado ante el asesinato de nueve miembros de la familia LeBarón en Sonora; por los hechos graves de violencia en Maderas, Chihuahua; en la matanza de 10 músicos en Chilapa, Guerrero, o frente a la cantidad de víctimas del crimen organizado en Guanajuato en días recientes.

¿Qué acciones, medidas o recomendaciones ha emitido la CNDH?

Tampoco ha explicado qué apoyos brindó a la Caminata por la Paz encabezada por Javier Sicilia y la familia LeBarón, que junto con cientos de familiares de víctimas no fueron recibidos por el Presidente.

¿Qué ha hecho para proteger los derechos humanos de los pueblos originarios y exigir una verdadera consulta popular libre e informada, frente a las megaobras como el tren Maya?

Rosario Piedra no está a la altura de las circunstancias porque entiende que su trabajo es proteger al gobierno, cuando su obligación es defender a las víctimas.

Facebook: Lupita Murguía

Twitter: @LupitaMurguiaG

Instagram: @lupitamurguiag