/ miércoles 7 de marzo de 2018

El Bolígrafo - La UNAM: orgullo nacional

En días pasados la prestigiada organización británica especializada en temas de educación, Quacquarelli Symonds (QS) publicó el ranking de las mejores universidades en el mundo; ranking en el que, se destaca que la Universidad Nacional Autónoma de México es la mejor universidad de América Latina, superando a la Universidad de Sao Paulo, Brasil, que en años anteriores ocupaba dicha posición.

La UNAM es la institución de educación superior por excelencia en el país. Su importancia académica y científica es indiscutible, baste decir que los tres premios Nobel mexicanos han transitado por sus aulas: Octavio Paz en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso en el primer cuarto del siglo XX, Alfonso García Robles en la Facultad de Derecho y Mario Molina en la Facultad de Química, en los tiempos actuales.

Largo sería enumerar los logros de la UNAM, su producción científica es sumamente meritoria y su impacto académico y social ampliamente reconocido. La calidad de sus publicaciones, las patentes registradas, los investigadores nacionales y la influencia de sus licenciaturas y posgrados inciden positivamente en el conjunto de instituciones públicas y privadas de educación superior.

En Querétaro, la UNAM tiene más de 20 años de presencia gracias a la creación del Campus Juriquilla, actualmente cuenta con nueve unidades académicas y oferta las licenciaturas en Tecnología, Ciencias de la Tierra, Ciencias Genómicas y Neurociencias.

La instalación del Campus Juriquilla de la UNAM contribuyó significativamente a la consolidación de la comunidad científica queretana, con centros de investigación e investigadores del más alto nivel, con lo que posicionaron a Querétaro en el escenario nacional de la ciencia, la tecnología y la innovación.

En septiembre de este año, el Instituto de Neurobiología (INB) cumplirá 25 años de haber sido creado y es la unidad pionera en el Campus Juriquilla. Los directores que han estado al frente del INB, son investigadores de prestigio nacional e internacional. Su director fundador es el Dr. Flavio Mena (QEPD), y continuaron su obra los doctores Carlos Arámburu, Raúl Paredes y el actual Director, Dr. Alfredo Varela.

En esta Unidad Académica se realiza investigación sobre el sistema nervioso central y su organización; cuenta con posgrados, tiene un sólido programa de divulgación de la ciencia y lleva a cabo una intensa labor de servicios a la comunidad a través de las unidades mixtas.

Dichas unidades son la de Resonancia Magnética, Biomecánica y el Bioterio, ahí se ofrecen servicio a todos los sectores sociales. En la Unidad de Resonancia Magnética, por ejemplo, se realizan los mejores estudios de imagen empleando tecnología de última generación y a costos muy accesibles.

En mi opinión, la labor que realizan las instituciones de educación superior del estado de Querétaro son dignas de reconocimiento, y más cuando observamos la trayectoria de instituciones como la UNAM, Universidad que gracias a su apego con el compromiso institucional de formar al capital humano, en los niveles de licenciatura y posgrado, con altos estándares de calidad, por su constante labor de impulso a la investigación de frontera en áreas estratégicas para el desarrollo nacional y por su activo papel de promotor de una política social efectiva de vinculación para atender a los sectores de escasos recursos y lograr que el trabajo diseñado y materializado al interior de la institución se traduzca en acciones concretas de beneficio social, contribuyendo de forma importante al desarrollo y consolidación del sistema científico, tecnológico y de innovación de Querétaro.

En días pasados la prestigiada organización británica especializada en temas de educación, Quacquarelli Symonds (QS) publicó el ranking de las mejores universidades en el mundo; ranking en el que, se destaca que la Universidad Nacional Autónoma de México es la mejor universidad de América Latina, superando a la Universidad de Sao Paulo, Brasil, que en años anteriores ocupaba dicha posición.

La UNAM es la institución de educación superior por excelencia en el país. Su importancia académica y científica es indiscutible, baste decir que los tres premios Nobel mexicanos han transitado por sus aulas: Octavio Paz en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso en el primer cuarto del siglo XX, Alfonso García Robles en la Facultad de Derecho y Mario Molina en la Facultad de Química, en los tiempos actuales.

Largo sería enumerar los logros de la UNAM, su producción científica es sumamente meritoria y su impacto académico y social ampliamente reconocido. La calidad de sus publicaciones, las patentes registradas, los investigadores nacionales y la influencia de sus licenciaturas y posgrados inciden positivamente en el conjunto de instituciones públicas y privadas de educación superior.

En Querétaro, la UNAM tiene más de 20 años de presencia gracias a la creación del Campus Juriquilla, actualmente cuenta con nueve unidades académicas y oferta las licenciaturas en Tecnología, Ciencias de la Tierra, Ciencias Genómicas y Neurociencias.

La instalación del Campus Juriquilla de la UNAM contribuyó significativamente a la consolidación de la comunidad científica queretana, con centros de investigación e investigadores del más alto nivel, con lo que posicionaron a Querétaro en el escenario nacional de la ciencia, la tecnología y la innovación.

En septiembre de este año, el Instituto de Neurobiología (INB) cumplirá 25 años de haber sido creado y es la unidad pionera en el Campus Juriquilla. Los directores que han estado al frente del INB, son investigadores de prestigio nacional e internacional. Su director fundador es el Dr. Flavio Mena (QEPD), y continuaron su obra los doctores Carlos Arámburu, Raúl Paredes y el actual Director, Dr. Alfredo Varela.

En esta Unidad Académica se realiza investigación sobre el sistema nervioso central y su organización; cuenta con posgrados, tiene un sólido programa de divulgación de la ciencia y lleva a cabo una intensa labor de servicios a la comunidad a través de las unidades mixtas.

Dichas unidades son la de Resonancia Magnética, Biomecánica y el Bioterio, ahí se ofrecen servicio a todos los sectores sociales. En la Unidad de Resonancia Magnética, por ejemplo, se realizan los mejores estudios de imagen empleando tecnología de última generación y a costos muy accesibles.

En mi opinión, la labor que realizan las instituciones de educación superior del estado de Querétaro son dignas de reconocimiento, y más cuando observamos la trayectoria de instituciones como la UNAM, Universidad que gracias a su apego con el compromiso institucional de formar al capital humano, en los niveles de licenciatura y posgrado, con altos estándares de calidad, por su constante labor de impulso a la investigación de frontera en áreas estratégicas para el desarrollo nacional y por su activo papel de promotor de una política social efectiva de vinculación para atender a los sectores de escasos recursos y lograr que el trabajo diseñado y materializado al interior de la institución se traduzca en acciones concretas de beneficio social, contribuyendo de forma importante al desarrollo y consolidación del sistema científico, tecnológico y de innovación de Querétaro.