/ jueves 8 de marzo de 2018

El Teatro de la República

A Don Mario Ávila Trujillo, hombre de bien, brillante publicista y

padre de nuestro querido amigo Mario Ávila Roque. Descanse en paz.


PRIMER ACTO.EL LEGADO DE COLOSIO ES PATRIMONIO DE TODOS. Se han puesto a la orden del día la memoria y la figura de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI artera y cobardemente asesinado el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas. Desde la mención que hizo José Antonio Meade en el evento conmemorativo del aniversario del partidazo, hasta el “mensaje” enviado por Ricardo Anaya al ofrecer una rueda de prensa con Luis Donaldo Colosio Riojas parado a su derecha. Independientemente de quiénes y cómo pretendan utilizar el recuerdo de Colosio, éste sin lugar a dudas constituye un referente de una política que no fue, una política probablemente menos perversa y más efectiva. Y, sin pretender en forma alguna conculcar al PRI o, menos aún, a su hijo sus correspondientes “derechos”, nos parece que la figura y memoria de Luis Donaldo Colosio Murrieta ya pertenecen a la sociedad mexicana. Por ello, se debe preservar el legado de Colosio como un patrimonio que no debe ser manipulado ni convertido en instrumento de intereses particulares, y menos todavía, para lograr ganancias electoreras. En nuestro concepto, es la propia sociedad quien lo ha ubicado por encima de ésto y rechaza las conductas contrarias que faltan al respeto y a la sobriedad que es debida en este punto. Naturalmente, no es un asunto sencillo recordar a Colosio, referirse a su memoria, su vida, su ideario y sus propuestas, manteniéndose en el ámbito estrictamente ciudadano.

SEGUNDO ACTO. CONTRADICTORIO. Es cuando menos contradictorio el repentino “amor” de Ricardo Anaya por el joven Colosio, cuando de siempre aborrece a todo aquello que siquiera huela a priista, sea bueno o malo, y lleva meses denostando y ofendiendo a los priístas todos, ya sea como género o especie. Habría que recordarle que Luis Donaldo Colosio fue un orgulloso priísta que fungió como dirigente nacional. Colosio militó como priísta desde muy joven y encontró en su partido en el espacio y las condiciones para desplegar su vocación política y de servidor público, primero, como analista y funcionario de nivel medio, luego, como presidente nacional del PRI, secretario de SEDESOL y, coronado su trayectoria, como candidato a la presidencia. Fue priísta por todos los lados y, sobre todo, fue un priísta de excepción, como pocos ha habido en las décadas de la historia de su partido.

TERCER ACTO. INTELIGENCIA ELECTORAL. La nueva generación no teme a la democracia, le preocupa su irresponsable ejercicio. Los jóvenes mexicanos no temen a la globalización, les consterna sus injusticias. Desean una transición, pero con rumbo fijo, hacia algo mejor. La elección presidencial les presenta una valiosa oportunidad para comenzar a participar en la definición del México libre. Los jóvenes están obligados a involucrarse en este histórico proceso. No se pueden dejar arrastrar por pasiones o rencores ajenos. Deben analizar a los candidatos y sus ofertas. No desprecien de antemano. Todos y cada uno de los candidatos que buscan la Presidencia de la República merecen el beneficio de la duda. Escuchen, pero también exijan compromisos concretos y firmes. El voto es la herramienta de la democracia, úsenla con la inteligencia que, quizás, a nosotros nos faltó.

TRAS BAMBALINAS.COLOSIO. Personajes de la talla de Luis Donaldo Colosio le hacen mucha falta al PRI e, inclusive, a México. Políticos humanos, pero muy políticos, líderes de verdad, hombres de virtudes y defectos, pero también de acciones, individuos pragmáticos pero con la vista puesta en un horizonte de ideas más allá de las urnas.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

A Don Mario Ávila Trujillo, hombre de bien, brillante publicista y

padre de nuestro querido amigo Mario Ávila Roque. Descanse en paz.


PRIMER ACTO.EL LEGADO DE COLOSIO ES PATRIMONIO DE TODOS. Se han puesto a la orden del día la memoria y la figura de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI artera y cobardemente asesinado el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas. Desde la mención que hizo José Antonio Meade en el evento conmemorativo del aniversario del partidazo, hasta el “mensaje” enviado por Ricardo Anaya al ofrecer una rueda de prensa con Luis Donaldo Colosio Riojas parado a su derecha. Independientemente de quiénes y cómo pretendan utilizar el recuerdo de Colosio, éste sin lugar a dudas constituye un referente de una política que no fue, una política probablemente menos perversa y más efectiva. Y, sin pretender en forma alguna conculcar al PRI o, menos aún, a su hijo sus correspondientes “derechos”, nos parece que la figura y memoria de Luis Donaldo Colosio Murrieta ya pertenecen a la sociedad mexicana. Por ello, se debe preservar el legado de Colosio como un patrimonio que no debe ser manipulado ni convertido en instrumento de intereses particulares, y menos todavía, para lograr ganancias electoreras. En nuestro concepto, es la propia sociedad quien lo ha ubicado por encima de ésto y rechaza las conductas contrarias que faltan al respeto y a la sobriedad que es debida en este punto. Naturalmente, no es un asunto sencillo recordar a Colosio, referirse a su memoria, su vida, su ideario y sus propuestas, manteniéndose en el ámbito estrictamente ciudadano.

SEGUNDO ACTO. CONTRADICTORIO. Es cuando menos contradictorio el repentino “amor” de Ricardo Anaya por el joven Colosio, cuando de siempre aborrece a todo aquello que siquiera huela a priista, sea bueno o malo, y lleva meses denostando y ofendiendo a los priístas todos, ya sea como género o especie. Habría que recordarle que Luis Donaldo Colosio fue un orgulloso priísta que fungió como dirigente nacional. Colosio militó como priísta desde muy joven y encontró en su partido en el espacio y las condiciones para desplegar su vocación política y de servidor público, primero, como analista y funcionario de nivel medio, luego, como presidente nacional del PRI, secretario de SEDESOL y, coronado su trayectoria, como candidato a la presidencia. Fue priísta por todos los lados y, sobre todo, fue un priísta de excepción, como pocos ha habido en las décadas de la historia de su partido.

TERCER ACTO. INTELIGENCIA ELECTORAL. La nueva generación no teme a la democracia, le preocupa su irresponsable ejercicio. Los jóvenes mexicanos no temen a la globalización, les consterna sus injusticias. Desean una transición, pero con rumbo fijo, hacia algo mejor. La elección presidencial les presenta una valiosa oportunidad para comenzar a participar en la definición del México libre. Los jóvenes están obligados a involucrarse en este histórico proceso. No se pueden dejar arrastrar por pasiones o rencores ajenos. Deben analizar a los candidatos y sus ofertas. No desprecien de antemano. Todos y cada uno de los candidatos que buscan la Presidencia de la República merecen el beneficio de la duda. Escuchen, pero también exijan compromisos concretos y firmes. El voto es la herramienta de la democracia, úsenla con la inteligencia que, quizás, a nosotros nos faltó.

TRAS BAMBALINAS.COLOSIO. Personajes de la talla de Luis Donaldo Colosio le hacen mucha falta al PRI e, inclusive, a México. Políticos humanos, pero muy políticos, líderes de verdad, hombres de virtudes y defectos, pero también de acciones, individuos pragmáticos pero con la vista puesta en un horizonte de ideas más allá de las urnas.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

jueves 14 de junio de 2018

El Teatro de la República

jueves 07 de junio de 2018

El Teatro de la República

jueves 31 de mayo de 2018

El Teatro de la República

jueves 24 de mayo de 2018

El Teatro de la República

jueves 17 de mayo de 2018

El Teatro de la República

jueves 10 de mayo de 2018

El Teatro de la República

jueves 03 de mayo de 2018

El Teatro de la República

jueves 26 de abril de 2018

El Teatro de la República

jueves 19 de abril de 2018

El Teatro de la República

jueves 12 de abril de 2018

El Teatro de la República

Cargar Más