/ jueves 9 de mayo de 2019

El Teatro de la República

PRIMER ACTO. MARIO RAMÍREZ RETOLAZA A LA SECRETARÍA DEL TRABAJO. Fue una grata sorpresa la reciente designación de nuestro amigo Mario Ramírez Retolaza al frente de la Secretaría del Trabajo (ST). Y es que en incontables ocasiones hemos referido en este espacio que el ejercicio de la función pública tiene dos aspectos, el eminentemente político y el propiamente administrativo; y, consecuentemente, los gobiernos deben integrarse en los espacios políticos por quienes saben ejercer esta compleja actividad mientras que en las áreas técnico-administrativas debe nombrarse a quienes cuentan con los conocimientos y experiencia en la materia a gestionar. No se debe politizar lo técnico como tampoco se debe tecnificar lo político. El problema es que existen carteras en las que concurren ambas necesidades, lo que hace muy difícil encontrar a la persona a indicada. La Secretaría del Trabajo es, sin lugar a dudas, uno de esos espacios concurrentes, técnico-políticos digamos.

SEGUNDO ACTO. PERFIL AD HOC. En este sentido, por un lado, Mario Ramírez satisface con suficiencia el requisito técnico. Es un especialista en materia del trabajo, lo que acredita con su desempeño profesional, siendo hoy uno de los más destacados y experimentados abogados laboralistas de Querétaro. Por otro lado, cumple también el perfil político. Mario conoce perfectamente, porque ha interactuado con ellos a lo largo de su vida, tanto a los históricos como a los nuevos actores del universo laboral queretano. Sin ánimo de ofender podemos afirmar que conoce hasta las tripas del animal. Además, tiene un espléndido ambiente en ese complicado medio. Su personalidad franca, sin ambigüedades, le ha ganado el respeto y afecto de muchos. Y tiene también una fina mano izquierda. Estas cualidades hacen de Mario Ramírez la persona indicada para llevar las riendas del tema laboral que, no debemos perder de vista, es fundamental para Querétaro. Es sabido que uno de los factores que han contribuido decisivamente en el desarrollo industrial de nuestra tierra, es la armonía que ha prevalecido en el medio laboral y que los gobiernos de todas las filiaciones han fomentado con ahínco desde hace cuando menos medio siglo. La estabilidad laboral junto con la ubicación estratégica de Querétaro son los principales argumentos para atraer inversiones. La ubicación es inmutable, aquí está y estará Querétaro, pero la tranquilidad laboral es un atractivo mutable que exige un trato muy inteligente. Más ahora que las reglas tradicionales del juego sindical y de la justicia laboral han cambiado drásticamente en México.

TERCER ACTO. LAS PARADOJAS DE MARIO. Según el Diccionario de la Real Academia Española, una paradoja es una “idea extraña u opuesta a la común opinión y al sentir de las personas”. Mientras que otros glosarios indican que una paradoja es un “dicho o hecho que parece contrario a la lógica” que implica “emplear expresiones que aparentemente envuelven contradicción”. Ahora bien, habiendo precisado el alcance del término “paradoja”, procedemos a exponer las que en nuestro humilde concepto son las paradojas de Mario. El nuevo encargado de la ST debe ser lo suficiente político para evitar continúe la politización del ambiente laboral queretano. La recientemente legislada libertad sindical será muy buena a largo plazo, pero a corto y mediano complicará las relaciones de las empresas con las centrales obreras, especialmente donde existía una estructura vertical definida como Querétaro. Se acaba el monopolio o duopolio sindical, según sea el caso, y la multiplicidad de organizaciones obreras provocará una inevitable lucha por la afiliación de los sindicatos. Que por cierto ya comenzó. Otra paradoja para nuestro amigo Mario es que el Gobierno del Estado deberá involucrarse lo menos posible en los temas sindicales, pero será el primer responsable si se pierde la estabilidad laboral queretana como hasta ahora se ha vivido. En otras palabras, la autoridad laboral deberá dejar de jugar al ajedrez sindical y ser sensible, inteligente, objetiva, asertiva y firme. Sin cargar la balanza. Finalmente, y está es la más política de las paradojas, todo indica que el nuevo titular de la ST deberá revisar y exigir cuentas al pasado pero con ánimo de no encontrar nada. Esta si está en chino mandarín. Y es que el otro lado de la barandilla generalmente es más complejo. Suerte estimado Mario.

TRAS BAMBALINAS. ES COMPLICADO. Pésima respuesta la que dio el señor Enrique Echávarri de USEBEQ cuando se le cuestionó su opinión respecto de la propuesta de la diputada Elsa Méndez (PAN) para regular el uso de celulares en las escuelas, dijo que “es complicado”. Pues sí, sin duda lo es. Aunque con esa disposición mejor ni hablar de lograr una educación de calidad con suficientes maestros preparados e infraestructura adecuadas para cubrir la creciente demanda de Querétaro.

PÚBLICO CONOCEDOR. PARADOJA MARCHISTA. Otra paradoja fue la que se vio en las marchas anti-amlo del fin de semana. Los participantes portaban carteles pidiéndole al Presidente de la República básicamente que respetara la ley y que renunciara, siendo que se ocupa un cargo de elección popular que por mandato constitucional es… ¡irrenunciable! Viva México.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

PRIMER ACTO. MARIO RAMÍREZ RETOLAZA A LA SECRETARÍA DEL TRABAJO. Fue una grata sorpresa la reciente designación de nuestro amigo Mario Ramírez Retolaza al frente de la Secretaría del Trabajo (ST). Y es que en incontables ocasiones hemos referido en este espacio que el ejercicio de la función pública tiene dos aspectos, el eminentemente político y el propiamente administrativo; y, consecuentemente, los gobiernos deben integrarse en los espacios políticos por quienes saben ejercer esta compleja actividad mientras que en las áreas técnico-administrativas debe nombrarse a quienes cuentan con los conocimientos y experiencia en la materia a gestionar. No se debe politizar lo técnico como tampoco se debe tecnificar lo político. El problema es que existen carteras en las que concurren ambas necesidades, lo que hace muy difícil encontrar a la persona a indicada. La Secretaría del Trabajo es, sin lugar a dudas, uno de esos espacios concurrentes, técnico-políticos digamos.

SEGUNDO ACTO. PERFIL AD HOC. En este sentido, por un lado, Mario Ramírez satisface con suficiencia el requisito técnico. Es un especialista en materia del trabajo, lo que acredita con su desempeño profesional, siendo hoy uno de los más destacados y experimentados abogados laboralistas de Querétaro. Por otro lado, cumple también el perfil político. Mario conoce perfectamente, porque ha interactuado con ellos a lo largo de su vida, tanto a los históricos como a los nuevos actores del universo laboral queretano. Sin ánimo de ofender podemos afirmar que conoce hasta las tripas del animal. Además, tiene un espléndido ambiente en ese complicado medio. Su personalidad franca, sin ambigüedades, le ha ganado el respeto y afecto de muchos. Y tiene también una fina mano izquierda. Estas cualidades hacen de Mario Ramírez la persona indicada para llevar las riendas del tema laboral que, no debemos perder de vista, es fundamental para Querétaro. Es sabido que uno de los factores que han contribuido decisivamente en el desarrollo industrial de nuestra tierra, es la armonía que ha prevalecido en el medio laboral y que los gobiernos de todas las filiaciones han fomentado con ahínco desde hace cuando menos medio siglo. La estabilidad laboral junto con la ubicación estratégica de Querétaro son los principales argumentos para atraer inversiones. La ubicación es inmutable, aquí está y estará Querétaro, pero la tranquilidad laboral es un atractivo mutable que exige un trato muy inteligente. Más ahora que las reglas tradicionales del juego sindical y de la justicia laboral han cambiado drásticamente en México.

TERCER ACTO. LAS PARADOJAS DE MARIO. Según el Diccionario de la Real Academia Española, una paradoja es una “idea extraña u opuesta a la común opinión y al sentir de las personas”. Mientras que otros glosarios indican que una paradoja es un “dicho o hecho que parece contrario a la lógica” que implica “emplear expresiones que aparentemente envuelven contradicción”. Ahora bien, habiendo precisado el alcance del término “paradoja”, procedemos a exponer las que en nuestro humilde concepto son las paradojas de Mario. El nuevo encargado de la ST debe ser lo suficiente político para evitar continúe la politización del ambiente laboral queretano. La recientemente legislada libertad sindical será muy buena a largo plazo, pero a corto y mediano complicará las relaciones de las empresas con las centrales obreras, especialmente donde existía una estructura vertical definida como Querétaro. Se acaba el monopolio o duopolio sindical, según sea el caso, y la multiplicidad de organizaciones obreras provocará una inevitable lucha por la afiliación de los sindicatos. Que por cierto ya comenzó. Otra paradoja para nuestro amigo Mario es que el Gobierno del Estado deberá involucrarse lo menos posible en los temas sindicales, pero será el primer responsable si se pierde la estabilidad laboral queretana como hasta ahora se ha vivido. En otras palabras, la autoridad laboral deberá dejar de jugar al ajedrez sindical y ser sensible, inteligente, objetiva, asertiva y firme. Sin cargar la balanza. Finalmente, y está es la más política de las paradojas, todo indica que el nuevo titular de la ST deberá revisar y exigir cuentas al pasado pero con ánimo de no encontrar nada. Esta si está en chino mandarín. Y es que el otro lado de la barandilla generalmente es más complejo. Suerte estimado Mario.

TRAS BAMBALINAS. ES COMPLICADO. Pésima respuesta la que dio el señor Enrique Echávarri de USEBEQ cuando se le cuestionó su opinión respecto de la propuesta de la diputada Elsa Méndez (PAN) para regular el uso de celulares en las escuelas, dijo que “es complicado”. Pues sí, sin duda lo es. Aunque con esa disposición mejor ni hablar de lograr una educación de calidad con suficientes maestros preparados e infraestructura adecuadas para cubrir la creciente demanda de Querétaro.

PÚBLICO CONOCEDOR. PARADOJA MARCHISTA. Otra paradoja fue la que se vio en las marchas anti-amlo del fin de semana. Los participantes portaban carteles pidiéndole al Presidente de la República básicamente que respetara la ley y que renunciara, siendo que se ocupa un cargo de elección popular que por mandato constitucional es… ¡irrenunciable! Viva México.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

jueves 14 de noviembre de 2019

El Teatro de le República

jueves 07 de noviembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 31 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 24 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 17 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 10 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 03 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 26 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 19 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 12 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

Cargar Más