/ jueves 17 de octubre de 2019

El Teatro de la República

PRIMER ACTO. CONTINUOS ATAQUES Y SANGRIENTAS VENDETTAS. En el escenario político nacional el proceso que comprende todos los acontecimientos inherentes a la sucesión presidencial resulta excesivamente prolongado. Y si bien en virtud de la reforma electoral del 2014 se redujo la distancia entre la elección y la toma de posesión de 5 a 3 meses - quien llegue a la primer magistratura en dicho año entrará en funciones el 1º de octubre de 2024 -, el proceso visto como un todo sigue teniendo una irregular duración que potencia los inevitables enfrentamientos naturales a toda contienda electoral de gran envergadura. Lo que a su vez genera que se vayan construyendo sólidas barreras de diferencias entre los distintos grupos de poder. En otras palabras, a lo largo de los prácticamente dos años que dura el proceso sucesorio - que no son poca cosa y equivalen a 1/3 parte de todo el mandato -, se gesta una encarnizada lucha por el poder que genera arraigadas discrepancias y profundas divergencias que, en muchos casos, llegan a la confrontación, alteran el ambiente político nacional, se prolongan en el tiempo, y terminan por contaminarlo traduciéndose en continuos ataques y sangrientas vendettas. ¿O nos equivocamos?

SEGUNDO ACTO. TIEMPOS DE RECONCILIACIÓN. Por otro lado, nadie ignora que desde hace muchos años el gobierno en su parte Ejecutiva se ha conducido, independientemente del partido que esté al mando, con verdaderos altibajos en la relación con los principales actores políticos de oposición y sociales del país. Esta confrontación también fue dejando una secuela de resentimientos que hoy es indispensable eliminar. La tarea de reconciliación nacional nos parece esencial para alcanzar el éxito en la aplicación de la política de gobierno y en la construcción de un México verdaderamente solidario. En este momento, el tiempo de México debe ser de reconciliación. La pluralidad impone respeto a las diferencias, pero dicha pluralidad carece de eficacia democrática si no se tienden, a su vez, los puentes de entendimiento que permitan en algunos casos eliminar las divergencias y en otros consensarlas. El ejercicio democrático del poder público exige una vocación al diálogo y al encuentro de las ideas que, por encima de posiciones fanáticas y caprichosas decisiones, atienda a la pluricomposición social de nuestro país.

TERCER ACTO. ENCUENTRO PONDERADO, RACIONAL Y CRÍTICO. No podemos perder de vista que nuestro sistema político es eminentemente presidencialista. Por ello, el Presidente de la República es el primer obligado a escuchar y a estrechar lazos de armonía con los demás poderes de la Unión y con todos los partidos políticos, sectores sociales y grupos económicos que integran la nación mexicana. Sin embargo, no es una tarea privativa de quien llegó a Palacio Nacional, todos debemos participar en este esfuerzo desde nuestras distintas trincheras. En este sentido, tanto los que votaron por Andrés Manuel López Obrador como los que no lo hicieron deben sumarse en un esfuerzo común de encuentro ponderado, racional y crítico. No creemos en el beneficio de la duda, pero si compartimos la idea de coadyuvar, crítica, propositiva y proactivamente, en un proyecto nacional siempre que éste sea respetuoso e incluyente. En este orden de ideas, AMLO debe moderarse y convocar a los mexicanos a participar en la reconstrucción del consenso nacional. El discurso debe ser congruente con las exigencias del país. Y si las acciones los respaldas esa será la ruta del éxito.

TRAS BAMBALINAS. ¿QUÉ NOS FALTA: PROMOCIÓN O CULTURA? Espléndido espectáculo resultó la Gala de Ópera que se presentó en el marco del Festival de Artes Escénicas organizado por la Secretaría de Cultura estatal, que incluyó a la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro y a cuatro grandes voces, entre las que destacó la de la soprano radicada en Querétaro Leticia de Altamirano. Espectacular. El evento se realizó en el Teatro Metropolitano y pese a su calidad y gratuidad tuvo una regular entrada. ¿Qué falta: promoción o cultura? Gracias a nuestros amigos Ernesto por la invitación y Camilo por los espléndidos lugares.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

PRIMER ACTO. CONTINUOS ATAQUES Y SANGRIENTAS VENDETTAS. En el escenario político nacional el proceso que comprende todos los acontecimientos inherentes a la sucesión presidencial resulta excesivamente prolongado. Y si bien en virtud de la reforma electoral del 2014 se redujo la distancia entre la elección y la toma de posesión de 5 a 3 meses - quien llegue a la primer magistratura en dicho año entrará en funciones el 1º de octubre de 2024 -, el proceso visto como un todo sigue teniendo una irregular duración que potencia los inevitables enfrentamientos naturales a toda contienda electoral de gran envergadura. Lo que a su vez genera que se vayan construyendo sólidas barreras de diferencias entre los distintos grupos de poder. En otras palabras, a lo largo de los prácticamente dos años que dura el proceso sucesorio - que no son poca cosa y equivalen a 1/3 parte de todo el mandato -, se gesta una encarnizada lucha por el poder que genera arraigadas discrepancias y profundas divergencias que, en muchos casos, llegan a la confrontación, alteran el ambiente político nacional, se prolongan en el tiempo, y terminan por contaminarlo traduciéndose en continuos ataques y sangrientas vendettas. ¿O nos equivocamos?

SEGUNDO ACTO. TIEMPOS DE RECONCILIACIÓN. Por otro lado, nadie ignora que desde hace muchos años el gobierno en su parte Ejecutiva se ha conducido, independientemente del partido que esté al mando, con verdaderos altibajos en la relación con los principales actores políticos de oposición y sociales del país. Esta confrontación también fue dejando una secuela de resentimientos que hoy es indispensable eliminar. La tarea de reconciliación nacional nos parece esencial para alcanzar el éxito en la aplicación de la política de gobierno y en la construcción de un México verdaderamente solidario. En este momento, el tiempo de México debe ser de reconciliación. La pluralidad impone respeto a las diferencias, pero dicha pluralidad carece de eficacia democrática si no se tienden, a su vez, los puentes de entendimiento que permitan en algunos casos eliminar las divergencias y en otros consensarlas. El ejercicio democrático del poder público exige una vocación al diálogo y al encuentro de las ideas que, por encima de posiciones fanáticas y caprichosas decisiones, atienda a la pluricomposición social de nuestro país.

TERCER ACTO. ENCUENTRO PONDERADO, RACIONAL Y CRÍTICO. No podemos perder de vista que nuestro sistema político es eminentemente presidencialista. Por ello, el Presidente de la República es el primer obligado a escuchar y a estrechar lazos de armonía con los demás poderes de la Unión y con todos los partidos políticos, sectores sociales y grupos económicos que integran la nación mexicana. Sin embargo, no es una tarea privativa de quien llegó a Palacio Nacional, todos debemos participar en este esfuerzo desde nuestras distintas trincheras. En este sentido, tanto los que votaron por Andrés Manuel López Obrador como los que no lo hicieron deben sumarse en un esfuerzo común de encuentro ponderado, racional y crítico. No creemos en el beneficio de la duda, pero si compartimos la idea de coadyuvar, crítica, propositiva y proactivamente, en un proyecto nacional siempre que éste sea respetuoso e incluyente. En este orden de ideas, AMLO debe moderarse y convocar a los mexicanos a participar en la reconstrucción del consenso nacional. El discurso debe ser congruente con las exigencias del país. Y si las acciones los respaldas esa será la ruta del éxito.

TRAS BAMBALINAS. ¿QUÉ NOS FALTA: PROMOCIÓN O CULTURA? Espléndido espectáculo resultó la Gala de Ópera que se presentó en el marco del Festival de Artes Escénicas organizado por la Secretaría de Cultura estatal, que incluyó a la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro y a cuatro grandes voces, entre las que destacó la de la soprano radicada en Querétaro Leticia de Altamirano. Espectacular. El evento se realizó en el Teatro Metropolitano y pese a su calidad y gratuidad tuvo una regular entrada. ¿Qué falta: promoción o cultura? Gracias a nuestros amigos Ernesto por la invitación y Camilo por los espléndidos lugares.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

jueves 14 de noviembre de 2019

El Teatro de le República

jueves 07 de noviembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 31 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 24 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 17 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 10 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 03 de octubre de 2019

El Teatro de la República

jueves 26 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 19 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 12 de septiembre de 2019

El Teatro de la República

Cargar Más