/ jueves 13 de febrero de 2020

El Teatro de la República

PRIMER ACTO. CENTRALISMO POLÍTICO. En la CDMX prácticamente se dan por hecho las candidaturas morenistas de Mario Delgado a Colima y de Santiago Nieto a Querétaro. Mientras en estas tierras de Conín los futurólogos practican el onanismo mental y esbozan complejas jugadas a tres bandas, lo cierto es que allá donde habrán de decidirse las cosas solamente ven a Santiago Nieto como el fajador que habrá de subirse al ring electoral contra Mauricio Kuri, quien es ampliamente conocido y apreciado por méritos propios y, al mismo tiempo, decididamente apoyado por el “establishment queretano”. ¿Qué va a pasar? Nadie lo sabe. Eso es lo bonito de la grilla, su permanente estado de incertidumbre. Además, como bien dice nuestro amigo Rodrigo Mesa, en Querétaro lo típico son las elecciones atípicas.

SEGUNDO ACTO. SANTIAGO Y MAURICIO. No dejan de resultar interesantes las diferencias entre las personalidades de Mauricio y Santiago. Si bien ambos tienen un buen ambiente en Querétaro, Mauricio es un exitoso empresario mientras que Santiago es un destacado académico. Los dos personajes fueron catapultados a la política, uno desde la iniciativa privada atendiendo a su carisma y otro desde la academia dado su talento. Mauricio pasó un mal rato cuando la anterior administración local le incumplió el compromiso de hacerlo Secretario de Turismo, y Santiago vivió momentos de verdadera zozobra cuando la anterior administración federal lo atropelló por no atender sus caprichosos designios cuando fue titular de la FEPADE. Ambos personajes se ubican a la derecha del cuadrante político. La diferencia es que Mauricio lo tiene que decir, mientras que a Santiago le corresponde ser discreto al respecto. El empresariado queretano, emblemático sector dada la vocación industrial de nuestra entidad, ya comienza a dividirse. Si bien la tradicional conveniencia mantuvo “unidos” a los hombres de los dineros durante cuatro años, en este quinto año de la actual administración estatal ya se destaparon no pocas personalidades que abiertamente jugarán la sucesión con los otrora temidos morenos. Y en lo territorial, quienes fueron operadores del PRI, hasta hace 5 años gobierno, ya se decantaron hacia el PAN o hacia MORENA. Institucionalmente hablando, los verdes al igual que los tricolores jugarán con MORENA, sea con candidatos propios o en alianza, eso también ya se decidió allá en la Gran Tenochtitlán. Las que tienen lugar aquí son solo negociaciones teloneras del espectáculo principal. Y lo cierto es que el agarrón va a estar de pronóstico reservado. Independientemente de las interesantes credenciales de Santiago y Mauricio, la polarización entre PAN y MORENA es argumento suficiente en sí mismo para garantizar una cerrada contienda cuyo resultado seguramente cimbrará la estructura del poder local pero no la forma de pastorear al estado. Querétaro trae su propia inercia y un buen gobierno es aquel capaz de acompañarla y ordenarla sin estorbarla. Aunque sea deporte local ponerse las medallas de las inversiones que de todas formas se harían con tirios y/o troyanos.

TERCER ACTO. TIMING POLÍTICO. No compramos la teoría de que a AMLO no le interesa mantener y fortalecer a MORENA. Aunque haya llegado a Palacio Nacional, aún le resta camino a su trayecto. ¿A poco no le interesan las gubernaturas como herramientas indispensables para consolidar lo que estima como su proyecto histórico? Quizá no entendemos la razón de sus motivos para dejar que los morenos se despedacen entre sí, pero la debe de haber y lo cierto es que justo ahora es cuando menos “daño” hace el pleito. Y si algo tiene el Presidente, es un muy fino manejo del timing político.

TRAS BAMBALINAS. DERECHO DE VETO. Si por cualquier motivo no se cristaliza la candidatura de Santiago Nieto a la gubernatura de Querétaro, ya sea porque el propio Santiago no quiera o bien porque no lo dejen - puede que al momento de la decisión su jefe lo vea en otro destino distinto de mayor relevancia para su proyecto - , y de seguir su relación con AMLO en los términos de proximidad y confianza en que se encuentra actualmente, es un hecho que Santiago podrá impulsar o vetar a quien abanderará a MORENA en Querétaro. Y no deja de ser interesante que a la fecha - como un buen jugador de póquer - no ha exhibido ni filias ni fobias.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

PRIMER ACTO. CENTRALISMO POLÍTICO. En la CDMX prácticamente se dan por hecho las candidaturas morenistas de Mario Delgado a Colima y de Santiago Nieto a Querétaro. Mientras en estas tierras de Conín los futurólogos practican el onanismo mental y esbozan complejas jugadas a tres bandas, lo cierto es que allá donde habrán de decidirse las cosas solamente ven a Santiago Nieto como el fajador que habrá de subirse al ring electoral contra Mauricio Kuri, quien es ampliamente conocido y apreciado por méritos propios y, al mismo tiempo, decididamente apoyado por el “establishment queretano”. ¿Qué va a pasar? Nadie lo sabe. Eso es lo bonito de la grilla, su permanente estado de incertidumbre. Además, como bien dice nuestro amigo Rodrigo Mesa, en Querétaro lo típico son las elecciones atípicas.

SEGUNDO ACTO. SANTIAGO Y MAURICIO. No dejan de resultar interesantes las diferencias entre las personalidades de Mauricio y Santiago. Si bien ambos tienen un buen ambiente en Querétaro, Mauricio es un exitoso empresario mientras que Santiago es un destacado académico. Los dos personajes fueron catapultados a la política, uno desde la iniciativa privada atendiendo a su carisma y otro desde la academia dado su talento. Mauricio pasó un mal rato cuando la anterior administración local le incumplió el compromiso de hacerlo Secretario de Turismo, y Santiago vivió momentos de verdadera zozobra cuando la anterior administración federal lo atropelló por no atender sus caprichosos designios cuando fue titular de la FEPADE. Ambos personajes se ubican a la derecha del cuadrante político. La diferencia es que Mauricio lo tiene que decir, mientras que a Santiago le corresponde ser discreto al respecto. El empresariado queretano, emblemático sector dada la vocación industrial de nuestra entidad, ya comienza a dividirse. Si bien la tradicional conveniencia mantuvo “unidos” a los hombres de los dineros durante cuatro años, en este quinto año de la actual administración estatal ya se destaparon no pocas personalidades que abiertamente jugarán la sucesión con los otrora temidos morenos. Y en lo territorial, quienes fueron operadores del PRI, hasta hace 5 años gobierno, ya se decantaron hacia el PAN o hacia MORENA. Institucionalmente hablando, los verdes al igual que los tricolores jugarán con MORENA, sea con candidatos propios o en alianza, eso también ya se decidió allá en la Gran Tenochtitlán. Las que tienen lugar aquí son solo negociaciones teloneras del espectáculo principal. Y lo cierto es que el agarrón va a estar de pronóstico reservado. Independientemente de las interesantes credenciales de Santiago y Mauricio, la polarización entre PAN y MORENA es argumento suficiente en sí mismo para garantizar una cerrada contienda cuyo resultado seguramente cimbrará la estructura del poder local pero no la forma de pastorear al estado. Querétaro trae su propia inercia y un buen gobierno es aquel capaz de acompañarla y ordenarla sin estorbarla. Aunque sea deporte local ponerse las medallas de las inversiones que de todas formas se harían con tirios y/o troyanos.

TERCER ACTO. TIMING POLÍTICO. No compramos la teoría de que a AMLO no le interesa mantener y fortalecer a MORENA. Aunque haya llegado a Palacio Nacional, aún le resta camino a su trayecto. ¿A poco no le interesan las gubernaturas como herramientas indispensables para consolidar lo que estima como su proyecto histórico? Quizá no entendemos la razón de sus motivos para dejar que los morenos se despedacen entre sí, pero la debe de haber y lo cierto es que justo ahora es cuando menos “daño” hace el pleito. Y si algo tiene el Presidente, es un muy fino manejo del timing político.

TRAS BAMBALINAS. DERECHO DE VETO. Si por cualquier motivo no se cristaliza la candidatura de Santiago Nieto a la gubernatura de Querétaro, ya sea porque el propio Santiago no quiera o bien porque no lo dejen - puede que al momento de la decisión su jefe lo vea en otro destino distinto de mayor relevancia para su proyecto - , y de seguir su relación con AMLO en los términos de proximidad y confianza en que se encuentra actualmente, es un hecho que Santiago podrá impulsar o vetar a quien abanderará a MORENA en Querétaro. Y no deja de ser interesante que a la fecha - como un buen jugador de póquer - no ha exhibido ni filias ni fobias.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

jueves 20 de febrero de 2020

El Teatro de la República

jueves 13 de febrero de 2020

El Teatro de la República

jueves 06 de febrero de 2020

El Teatro de la República

jueves 30 de enero de 2020

El Teatro de la República

jueves 23 de enero de 2020

El Teatro de la República

jueves 16 de enero de 2020

El Teatro de la República

jueves 09 de enero de 2020

El Teatro de la República

jueves 19 de diciembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 12 de diciembre de 2019

El Teatro de la República

jueves 05 de diciembre de 2019

El Teatro de la República

Cargar Más