/ jueves 15 de febrero de 2018

El Teatro de la República

¡Felicidades Valen! Te quiero mucho

 

PRIMER ACTO. MI BROTHER. Quiero, respeto y admiro a mi hermano Mauricio Ortiz Proal. Como ser humano y como político. Y lo felicito por su decisión de declinar formar parte del montaje armado por la dirigencia - obvio es un decir - estatal del PRI. Evidentemente, nunca hubo las condiciones para participar equitativa y propositivamente en una contienda interna. E imponerse hubiera sido conducirse exactamente como ellos, un verdadero despropósito que solo hubiera lastimado más al ya de por si gangrenado partidazo en Querétaro. Decidir sin obsesiones y resolver con la cabeza y no con el hígado, siempre será lo inteligente. Por experiencia familiar entendemos que en política se gana y se pierde. Aunque a veces se gana perdiendo, como también en ocasiones se pierde ganando. Pero eso, como dice un buen amigo, en última instancia lo dictan tiempo y circunstancia. Sin embargo, cuando las resistencias vienen de la soberbia, limitaciones, envidias y resentimientos de quienes en lugar de conducirse como pastores se han asumido verdugos, mejor ni meterse. En julio los resultados hablarán por la militancia agraviada. Y para decirlo con una alegoría: estaba terco el muchacho en abordar el Titanic y, por obra y gracias de Dios, ¡no le quisieron vender boleto! Cuando todos menos el capitán y su tripulación alcanzamos a ver el número y tamaño de los icebergs en ruta de colisión.

SEGUNDO ACTO. PANCHO PÉREZ. Independientemente de lo acontecido, guardamos aprecio y le deseamos la mayor de las suertes a nuestro colega Pacho Pérez. No creemos el cuento de que le vendieron cuentas de vidrio. Pancho no es ningún ingenuo y debe estar plenamente consciente de lo cuesta arriba que será hacer campaña y convencer en este proceso, muy pero muy especialmente para quienes ostenten la divisa tricolor. El PRI lleva a cuestas el enojo que raya en encabronamiento social - perdón por lo “'insulting and unacceptable” del término, pero no encuentro otro más ad hoc -, producto de lo que la población masivamente aprecia - con o sin razón, justa o injustamente, no lo sabemos - como una administración corrupta, inoperante y frívola que tiene sumergido al país en la inseguridad y la impunidad enfrentando una crisis económica. En estas complejas condiciones, por decir lo menos, no parece haber perfil o prestigio personal por más sólido que sea, capaz de contrarrestar eficazmente dicho malestar y lograr que un ciudadano común y corriente sufrague por el PRI. Tampoco se ve cómo una estrategia de comunicación o de desprestigio del contrincante pueda rotar dicha tendencia antipriísta que crece día con día. Preguntando a 10 amigos de mi hija mayor - quien por cierto hoy cumple 19 años -, todos ellos primo-votantes en esta elección, en este momento ninguno de ellos le daría ninguno de sus sufragios al PRI ¡independientemente de los candidatos! Por otro lado, están las encuestas de las preferencias por entidades, donde en sólo una, Campeche, la coalición Todos por México que lidera el PRI va en primer lugar en la carrera por los escaños senatoriales, encabezando dichas preferencias la coalición Juntos haremos Historia orquestada por MORENA en 17 entidades, mientras que en 14 aventaja la Alianza Por México al Frente, obra del PAN. Estos son temas que, conjuntamente con las divisiones internas, debe de tener preocupados a los integrantes de los múltiples “war rooms” priístas. Por cierto, ¿para qué tantos? Dicen que son 4. ¿Qué no el primer consejo es que solo haya uno? En fin. Y, en el caso concreto del Municipio de Querétaro, los virtuales candidatos Luis Bernardo Nava (PAN) y Adolfo Ríos (MORENA) son personas conocidas, apreciadas y bien valoradas por la población. Porque - como lo hemos escrito incontables veces en estas planas - hay esplendidas personas y deleznables personajes en todas las fuerzas políticas, y la pertenencia a tal o cual partido simplemente no puede condicionar la bonhomía de un ser humano. De ahí nuestros buenos deseos, porque la cosa está que arde.  

TERCER ACTO. MEJOR SIN MARRO. Y como una respetuosísima sugerencia, ojalá y el buen Pancho cambie ese discurso “demoledor” del  marro en mano. Hoy la sociedad mexicana está agotada de ver y oír una política destructiva y de confrontaciones; y, más que propuestas de demoler quiere escuchar ideas para construir.

TRAS BAMBALINAS. CLEPTOCRÁCIA. Durísimo término al que empiezan a recurrir con frecuencia analistas e intelectuales para referirse al régimen político que prevalece en México. En este sentido, ¿qué va a pasar el 2 de diciembre? Hagan sus apuestas. ¿Cuáles son las dependencias que más recursos dispensan?

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

¡Felicidades Valen! Te quiero mucho

 

PRIMER ACTO. MI BROTHER. Quiero, respeto y admiro a mi hermano Mauricio Ortiz Proal. Como ser humano y como político. Y lo felicito por su decisión de declinar formar parte del montaje armado por la dirigencia - obvio es un decir - estatal del PRI. Evidentemente, nunca hubo las condiciones para participar equitativa y propositivamente en una contienda interna. E imponerse hubiera sido conducirse exactamente como ellos, un verdadero despropósito que solo hubiera lastimado más al ya de por si gangrenado partidazo en Querétaro. Decidir sin obsesiones y resolver con la cabeza y no con el hígado, siempre será lo inteligente. Por experiencia familiar entendemos que en política se gana y se pierde. Aunque a veces se gana perdiendo, como también en ocasiones se pierde ganando. Pero eso, como dice un buen amigo, en última instancia lo dictan tiempo y circunstancia. Sin embargo, cuando las resistencias vienen de la soberbia, limitaciones, envidias y resentimientos de quienes en lugar de conducirse como pastores se han asumido verdugos, mejor ni meterse. En julio los resultados hablarán por la militancia agraviada. Y para decirlo con una alegoría: estaba terco el muchacho en abordar el Titanic y, por obra y gracias de Dios, ¡no le quisieron vender boleto! Cuando todos menos el capitán y su tripulación alcanzamos a ver el número y tamaño de los icebergs en ruta de colisión.

SEGUNDO ACTO. PANCHO PÉREZ. Independientemente de lo acontecido, guardamos aprecio y le deseamos la mayor de las suertes a nuestro colega Pacho Pérez. No creemos el cuento de que le vendieron cuentas de vidrio. Pancho no es ningún ingenuo y debe estar plenamente consciente de lo cuesta arriba que será hacer campaña y convencer en este proceso, muy pero muy especialmente para quienes ostenten la divisa tricolor. El PRI lleva a cuestas el enojo que raya en encabronamiento social - perdón por lo “'insulting and unacceptable” del término, pero no encuentro otro más ad hoc -, producto de lo que la población masivamente aprecia - con o sin razón, justa o injustamente, no lo sabemos - como una administración corrupta, inoperante y frívola que tiene sumergido al país en la inseguridad y la impunidad enfrentando una crisis económica. En estas complejas condiciones, por decir lo menos, no parece haber perfil o prestigio personal por más sólido que sea, capaz de contrarrestar eficazmente dicho malestar y lograr que un ciudadano común y corriente sufrague por el PRI. Tampoco se ve cómo una estrategia de comunicación o de desprestigio del contrincante pueda rotar dicha tendencia antipriísta que crece día con día. Preguntando a 10 amigos de mi hija mayor - quien por cierto hoy cumple 19 años -, todos ellos primo-votantes en esta elección, en este momento ninguno de ellos le daría ninguno de sus sufragios al PRI ¡independientemente de los candidatos! Por otro lado, están las encuestas de las preferencias por entidades, donde en sólo una, Campeche, la coalición Todos por México que lidera el PRI va en primer lugar en la carrera por los escaños senatoriales, encabezando dichas preferencias la coalición Juntos haremos Historia orquestada por MORENA en 17 entidades, mientras que en 14 aventaja la Alianza Por México al Frente, obra del PAN. Estos son temas que, conjuntamente con las divisiones internas, debe de tener preocupados a los integrantes de los múltiples “war rooms” priístas. Por cierto, ¿para qué tantos? Dicen que son 4. ¿Qué no el primer consejo es que solo haya uno? En fin. Y, en el caso concreto del Municipio de Querétaro, los virtuales candidatos Luis Bernardo Nava (PAN) y Adolfo Ríos (MORENA) son personas conocidas, apreciadas y bien valoradas por la población. Porque - como lo hemos escrito incontables veces en estas planas - hay esplendidas personas y deleznables personajes en todas las fuerzas políticas, y la pertenencia a tal o cual partido simplemente no puede condicionar la bonhomía de un ser humano. De ahí nuestros buenos deseos, porque la cosa está que arde.  

TERCER ACTO. MEJOR SIN MARRO. Y como una respetuosísima sugerencia, ojalá y el buen Pancho cambie ese discurso “demoledor” del  marro en mano. Hoy la sociedad mexicana está agotada de ver y oír una política destructiva y de confrontaciones; y, más que propuestas de demoler quiere escuchar ideas para construir.

TRAS BAMBALINAS. CLEPTOCRÁCIA. Durísimo término al que empiezan a recurrir con frecuencia analistas e intelectuales para referirse al régimen político que prevalece en México. En este sentido, ¿qué va a pasar el 2 de diciembre? Hagan sus apuestas. ¿Cuáles son las dependencias que más recursos dispensan?

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com

jueves 11 de octubre de 2018

El Teatro de la República

jueves 04 de octubre de 2018

El Teatro de la República

jueves 27 de septiembre de 2018

El Teatro de la República

jueves 20 de septiembre de 2018

El Teatro de la República

jueves 13 de septiembre de 2018

El Teatro de la República

jueves 06 de septiembre de 2018

El Teatro de la República

jueves 30 de agosto de 2018

El Teatro de la República

jueves 23 de agosto de 2018

El Teatro de la República

jueves 16 de agosto de 2018

El Teatro de la República

jueves 09 de agosto de 2018

El Teatro de la República

Cargar Más