/ lunes 25 de marzo de 2019

Escaño 48

Pensando en el país: no a la revocación de mandato


El grupo opositor formado por el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, volverá a unir fuerzas como ya lo hicimos con el tema de la Guardia Nacional y votaremos en contra de lo que hace unos días aprobó la Cámara de Diputados, en lo que se refiere a la Consulta Popular y Revocación de Mandato.

El asunto se encuentra en la cancha del Senado de la República. Para que pase se requiere de la aprobación de las dos terceras partes de los senadores, es decir 85 votos de los 128.

Lo he dicho fuerte y claro y repito que como Coordinador de la bancada de Acción Nacional, no es que estemos en contra de todo, de hecho en muchas cosas hemos votado acorde con el grupo mayoritario de Morena. ¡No estamos en contra de todo, vamos en contra de aquello que no es bueno para el país!

Lo que el presidente pretende con la Revocación de Mandato, es reelegirse y hacer campaña para su partido y eso lo sustento porque en los términos como viene la propuesta es a todas luces una trampa. Lo que se quiere es favorecer a Morena y es el preámbulo a la reelección.

No somos ingenuos es una estrategia electoral. Por ello hemos expresado que estamos a favor de la Revocación de Mandato, como un acto democrático, pero no en los términos que viene en la minuta que pretende que el presidente Andrés Manuel López Obrador, aparezca en la boleta de las elecciones intermedias de 2021.

Por ello, insisto en que esta iniciativa no pasará, que nos ofende a todos, que es otra simulación como lo han sido las consultas “a modo” sobre el NAIM, el Tren Maya y la Termoeléctrica de Morelos.

Lo más grave, es que debemos estar conscientes que con la Revocación de Mandato existe un riesgo de proporciones políticas nunca antes visto. Es la antesala a la reelección del Presidente de la República y la clara intención de convertir a México en una dictadura.

Por tales razones, es momento de que el bloque opositor esté más unido que nunca y esta causa lo requiere, porque en el PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD sabemos que tenemos que anteponer cualquier tipo de intereses partidistas o personales en beneficio de nuestro país.

Los argumentos del grupo parlamentario de Morena, se basan en que la Revocación de Mandato fue una promesa que hizo en campaña el Presidente de la República y que se trata de reducir costos. ¡Ninguno es válido!

El Ejecutivo y su partido Morena, no pueden pretender que la oposición no considere que evidentemente es una acción electoral, con condiciones inequitativas. Es algo muy delicado para el país y como aseveró Gustavo de Hoyos, presidente nacional de Coparmex, a quien le reconozco su valentía: “Presidente, no se valen los juegos tramposos que traicionan la democracia. Ni revocación ni reelección”.

El dirigente empresarial incluso agregó, que “los pocos casos que han existido de sistemas presidenciales con Revocación de Mandato han tenido un resultado contrario a la democracia, como Cuba, Venezuela o Bolivia, en donde siempre ha sido el anticipo de una reelección”.

Hoy, en este espacio vuelvo a insistir que es muy fácil ser populista, lo complicado es ser un verdadero demócrata y un demócrata no estaría buscando poner que en las mismas elecciones federales se decida la Revocación de Mandato. Esto no es ético ni equitativo y preocupa que el Presidente de la República, con sus decisiones autoritarias polarice cada vez más a nuestro país.

Reafirmo y anticipo que no pasará el proyecto tal como lo votó la Cámara de Diputados. Somos una oposición crítica, pero también constructiva, que solo lucha por un país democrático y libre.

Pensando en el país: no a la revocación de mandato


El grupo opositor formado por el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, volverá a unir fuerzas como ya lo hicimos con el tema de la Guardia Nacional y votaremos en contra de lo que hace unos días aprobó la Cámara de Diputados, en lo que se refiere a la Consulta Popular y Revocación de Mandato.

El asunto se encuentra en la cancha del Senado de la República. Para que pase se requiere de la aprobación de las dos terceras partes de los senadores, es decir 85 votos de los 128.

Lo he dicho fuerte y claro y repito que como Coordinador de la bancada de Acción Nacional, no es que estemos en contra de todo, de hecho en muchas cosas hemos votado acorde con el grupo mayoritario de Morena. ¡No estamos en contra de todo, vamos en contra de aquello que no es bueno para el país!

Lo que el presidente pretende con la Revocación de Mandato, es reelegirse y hacer campaña para su partido y eso lo sustento porque en los términos como viene la propuesta es a todas luces una trampa. Lo que se quiere es favorecer a Morena y es el preámbulo a la reelección.

No somos ingenuos es una estrategia electoral. Por ello hemos expresado que estamos a favor de la Revocación de Mandato, como un acto democrático, pero no en los términos que viene en la minuta que pretende que el presidente Andrés Manuel López Obrador, aparezca en la boleta de las elecciones intermedias de 2021.

Por ello, insisto en que esta iniciativa no pasará, que nos ofende a todos, que es otra simulación como lo han sido las consultas “a modo” sobre el NAIM, el Tren Maya y la Termoeléctrica de Morelos.

Lo más grave, es que debemos estar conscientes que con la Revocación de Mandato existe un riesgo de proporciones políticas nunca antes visto. Es la antesala a la reelección del Presidente de la República y la clara intención de convertir a México en una dictadura.

Por tales razones, es momento de que el bloque opositor esté más unido que nunca y esta causa lo requiere, porque en el PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD sabemos que tenemos que anteponer cualquier tipo de intereses partidistas o personales en beneficio de nuestro país.

Los argumentos del grupo parlamentario de Morena, se basan en que la Revocación de Mandato fue una promesa que hizo en campaña el Presidente de la República y que se trata de reducir costos. ¡Ninguno es válido!

El Ejecutivo y su partido Morena, no pueden pretender que la oposición no considere que evidentemente es una acción electoral, con condiciones inequitativas. Es algo muy delicado para el país y como aseveró Gustavo de Hoyos, presidente nacional de Coparmex, a quien le reconozco su valentía: “Presidente, no se valen los juegos tramposos que traicionan la democracia. Ni revocación ni reelección”.

El dirigente empresarial incluso agregó, que “los pocos casos que han existido de sistemas presidenciales con Revocación de Mandato han tenido un resultado contrario a la democracia, como Cuba, Venezuela o Bolivia, en donde siempre ha sido el anticipo de una reelección”.

Hoy, en este espacio vuelvo a insistir que es muy fácil ser populista, lo complicado es ser un verdadero demócrata y un demócrata no estaría buscando poner que en las mismas elecciones federales se decida la Revocación de Mandato. Esto no es ético ni equitativo y preocupa que el Presidente de la República, con sus decisiones autoritarias polarice cada vez más a nuestro país.

Reafirmo y anticipo que no pasará el proyecto tal como lo votó la Cámara de Diputados. Somos una oposición crítica, pero también constructiva, que solo lucha por un país democrático y libre.