/ jueves 24 de octubre de 2019

Expediente Q

Lamentable


El 22 de octubre del 2019 será sin duda un día muy complicado de asimilar para el que les escribe esta columna. Después de esperar meses a que llegara la justicia, por un desafortunado evento de falta de respeto, de humillación, vejación y de tratos degradantes y además de una amenaza directa de que me “partirán mi madre”, finalmente de voz de una jueza de control federal escuché que se acreditaban todos los supuestos que la Fiscalía Especializada de Delitos cometidos en contra de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas (FEADLE). Reconoció la jueza que fui presuntamente humillado, vejado y que recibí tratos degradantes por parte del señor José Alejandro Ochoa Valencia, que es presidente municipal de Colón, Querétaro.

Lo interesante del asunto es que, a decir de la juzgadora federal, los tratos que recibí fueron por parte del ciudadano José Alejandro Ochoa Valencia, que en ese momento no estaba en ningún evento oficial y que no estaba ejerciendo el cargo de presidente municipal. Es decir que no fui agredido por ningún servidor público y mucho menos por un presidente municipal, que fue electo por voto popular.

El hecho se reduce, a mi entender, a un “ciudadano” que discurrió ir a la mesa que yo ocupaba en un restaurante de esta ciudad para decirme corrupto, mentiroso, gritarlo en la sala de ese restaurante, grabarme con un teléfono móvil y además decirme que “te voy a partir la madre” e intentar agredirme físicamente.

Me deja la experiencia desagradable que los periodistas y ciudadanos no estamos protegidos ante una persona de poder, que traiga escoltas armados, chofer, camionetas y recursos públicos a su disposición; estaba en su hora de comida y se quitó la “cachucha” de presidente municipal para mentarme la madre e intentar agredirme por las cosas que aquí escribo, por las que digo en la radio y por las que expongo en la televisión.

Por supuesto que acudiré a otra instancia y espero que otro juez federal me otorgue la razón en ese bochornoso asunto.

Confío en que otro juzgador entenderá el espíritu de la ley, que dice que un servidor público de elección popular no tiene horario y que se puede ostentar cuando le convenga con el cargo y los recursos públicos.

DE REBOTE

Jesús Méndez Aguilar, secretario general de en funciones de presidente, advierte que si las elecciones del Consejo Estatal de Morena no se reponen, este partido está condenado a repetir el destino de su primo hermano el PRI y caer en desgracia.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

Lamentable


El 22 de octubre del 2019 será sin duda un día muy complicado de asimilar para el que les escribe esta columna. Después de esperar meses a que llegara la justicia, por un desafortunado evento de falta de respeto, de humillación, vejación y de tratos degradantes y además de una amenaza directa de que me “partirán mi madre”, finalmente de voz de una jueza de control federal escuché que se acreditaban todos los supuestos que la Fiscalía Especializada de Delitos cometidos en contra de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas (FEADLE). Reconoció la jueza que fui presuntamente humillado, vejado y que recibí tratos degradantes por parte del señor José Alejandro Ochoa Valencia, que es presidente municipal de Colón, Querétaro.

Lo interesante del asunto es que, a decir de la juzgadora federal, los tratos que recibí fueron por parte del ciudadano José Alejandro Ochoa Valencia, que en ese momento no estaba en ningún evento oficial y que no estaba ejerciendo el cargo de presidente municipal. Es decir que no fui agredido por ningún servidor público y mucho menos por un presidente municipal, que fue electo por voto popular.

El hecho se reduce, a mi entender, a un “ciudadano” que discurrió ir a la mesa que yo ocupaba en un restaurante de esta ciudad para decirme corrupto, mentiroso, gritarlo en la sala de ese restaurante, grabarme con un teléfono móvil y además decirme que “te voy a partir la madre” e intentar agredirme físicamente.

Me deja la experiencia desagradable que los periodistas y ciudadanos no estamos protegidos ante una persona de poder, que traiga escoltas armados, chofer, camionetas y recursos públicos a su disposición; estaba en su hora de comida y se quitó la “cachucha” de presidente municipal para mentarme la madre e intentar agredirme por las cosas que aquí escribo, por las que digo en la radio y por las que expongo en la televisión.

Por supuesto que acudiré a otra instancia y espero que otro juez federal me otorgue la razón en ese bochornoso asunto.

Confío en que otro juzgador entenderá el espíritu de la ley, que dice que un servidor público de elección popular no tiene horario y que se puede ostentar cuando le convenga con el cargo y los recursos públicos.

DE REBOTE

Jesús Méndez Aguilar, secretario general de en funciones de presidente, advierte que si las elecciones del Consejo Estatal de Morena no se reponen, este partido está condenado a repetir el destino de su primo hermano el PRI y caer en desgracia.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

jueves 14 de noviembre de 2019

Expediente Q

miércoles 13 de noviembre de 2019

Expediente Q

martes 12 de noviembre de 2019

Expediente Q

sábado 09 de noviembre de 2019

Expediente Q - Fumadores

viernes 08 de noviembre de 2019

Expediente Q

jueves 07 de noviembre de 2019

Expediente Q

miércoles 06 de noviembre de 2019

Expediente Q

martes 05 de noviembre de 2019

Expediente Q

sábado 02 de noviembre de 2019

Expediente Q - Tiempos

jueves 31 de octubre de 2019

Expediente Q - Dinero

Cargar Más