/ martes 17 de noviembre de 2020

Expediente Q | Delegado


La crisis en los partidos se alarga por las razones de siempre y es la disputa por el poder y en el caso de Morena en Querétaro, es excepcional y digno de compartir.

Por más que se esfuercen en decir los militantes del partido en el gobierno que son un instituto político organizado y con una estructura fuerte, no es factible de creer y mucho menos de presumir; una dirigencia estatal que enfrenta muchos cuestionamientos y es que entre el Secretario General en funciones de presidente Jesús Méndez y el presidente del Consejo Estatal Ángel Balderas, no hay una relación estrecha y coordinada.

En esas andaban cuando se resuelve el embrollo de la dirigencia nacional y les dan una sopa de su propio chocolate y les deja en claro que la dirigencia nacional que encabeza Mario Delgado, de que recurrir a la vieja figura priista de nombrar un delegado nacional para meter orden y pasar por alto las decisiones de la militancia de Morena en la entidad.

El delegado nacional Miguel Ángel Chico, con muchos afectos en Querétaro, es un hombre del sistema y sabe mucho de cómo operar del lado del PRI y, obvio, también del PAN; su encomienda seguramente es ayudarle a los morenos en Querétaro a “designar” a un candidato o candidata para contender en las elecciones del 2021.

El mensaje para Morena en Querétaro es que no pueden o no se les tomará en cuenta para las candidaturas; se va a decidir con lo que le importa al mandamás de ese partido y será quién compite en lo federal y quién es la menos peor para competir por la gubernatura en un escenario electoral complicado para Morena en la entidad.

Morena es un PRI renovado y presuntamente de izquierda, por lo pronto ya tiene la desvencijada figura del delegado nacional y le falta nada más la estructura unida para competir en una elección.

Podrá el pragmático senador Gilberto Herrera trabajar de la mano de un hombre forjado en la política partidista del antiguo régimen o trabajará en caso de ser candidato por su lado, así como le hizo con su candidatura al Senado, donde jamás pudo trabajar con su compañera de fórmula Celia Maya, con la que no se coordinó en lo mínimo para hacer una campaña ganadora y eso que fue en temporada de efecto Andrés Manuel.


DE REBOTE

Connie Herrera creía que tenía todo para controlar “Querétaro Independiente” e irse por la libre, algo le salió mal y le crecieron los opositores al interior presuntamente; algún acuerdo rompió y ahora tendrá que remar contra corriente.


adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar


La crisis en los partidos se alarga por las razones de siempre y es la disputa por el poder y en el caso de Morena en Querétaro, es excepcional y digno de compartir.

Por más que se esfuercen en decir los militantes del partido en el gobierno que son un instituto político organizado y con una estructura fuerte, no es factible de creer y mucho menos de presumir; una dirigencia estatal que enfrenta muchos cuestionamientos y es que entre el Secretario General en funciones de presidente Jesús Méndez y el presidente del Consejo Estatal Ángel Balderas, no hay una relación estrecha y coordinada.

En esas andaban cuando se resuelve el embrollo de la dirigencia nacional y les dan una sopa de su propio chocolate y les deja en claro que la dirigencia nacional que encabeza Mario Delgado, de que recurrir a la vieja figura priista de nombrar un delegado nacional para meter orden y pasar por alto las decisiones de la militancia de Morena en la entidad.

El delegado nacional Miguel Ángel Chico, con muchos afectos en Querétaro, es un hombre del sistema y sabe mucho de cómo operar del lado del PRI y, obvio, también del PAN; su encomienda seguramente es ayudarle a los morenos en Querétaro a “designar” a un candidato o candidata para contender en las elecciones del 2021.

El mensaje para Morena en Querétaro es que no pueden o no se les tomará en cuenta para las candidaturas; se va a decidir con lo que le importa al mandamás de ese partido y será quién compite en lo federal y quién es la menos peor para competir por la gubernatura en un escenario electoral complicado para Morena en la entidad.

Morena es un PRI renovado y presuntamente de izquierda, por lo pronto ya tiene la desvencijada figura del delegado nacional y le falta nada más la estructura unida para competir en una elección.

Podrá el pragmático senador Gilberto Herrera trabajar de la mano de un hombre forjado en la política partidista del antiguo régimen o trabajará en caso de ser candidato por su lado, así como le hizo con su candidatura al Senado, donde jamás pudo trabajar con su compañera de fórmula Celia Maya, con la que no se coordinó en lo mínimo para hacer una campaña ganadora y eso que fue en temporada de efecto Andrés Manuel.


DE REBOTE

Connie Herrera creía que tenía todo para controlar “Querétaro Independiente” e irse por la libre, algo le salió mal y le crecieron los opositores al interior presuntamente; algún acuerdo rompió y ahora tendrá que remar contra corriente.


adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 25 de noviembre de 2020

Expediente Q | Trabajo

Adan Olvera

martes 24 de noviembre de 2020

Expediente Q | Consumos

Adan Olvera

sábado 21 de noviembre de 2020

Expediente Q | Regulada

Adan Olvera

viernes 20 de noviembre de 2020

Expediente Q | Aburridos

Adan Olvera

jueves 19 de noviembre de 2020

Expediente Q | Metiches

Adan Olvera

miércoles 18 de noviembre de 2020

Expediente Q | Tragedia

Adan Olvera

martes 17 de noviembre de 2020

Expediente Q | Delegado

Adan Olvera

sábado 14 de noviembre de 2020

Expediente Q|Problemas

Adan Olvera

viernes 13 de noviembre de 2020

Expediente Q|Fuertes

Adan Olvera

jueves 12 de noviembre de 2020

Expediente Q | Pausa

Adan Olvera

Cargar Más