/ viernes 8 de octubre de 2021

Expediente Q | Informales


Comprar un bien inmueble es un acto de alta responsabilidad y decisión, pero el más importante es el profesional que se dedica a los bienes raíces; según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), cada año se pierden 600 millones de pesos por actividades ilícitas en el sector inmobiliario en el país.

La venta duplicada es uno de los “accidentes” o “fraudes” que más suceden y consiste en que la vivienda ofertada es vendida por el dueño dos veces o más. Muchas veces la primera persona que hizo la compra puede ser la dueña y las personas que también hicieron la compra resultan ser las estafadas. A pesar de que se firme un contrato ante un notario, si este no manda un aviso preventivo de compraventa al registro público de la propiedad, cuando otro posible comprador verifique el registro y al no existir la solicitud de compra, el inmueble puede ser “vendido” a más personas.

Los Profesionales Inmobiliarios, a través de su consejo estatal, han detectado que hay un aproximado de 4 mil personas que se dedican a alguna actividad inmobiliaria y solamente el 43 por ciento tienen licencia ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del estado (SDUOP), y el 57 por ciento trabaja en la informalidad.

Ahí está el riesgo ante tantos fraudes inmobiliarios que existen hoy en día, debe existir una profesionalización en el sector y sobre todo una certificación gubernamental.

De los profesionales inmobiliarios solamente cuentan con licencia el 7.5 por ciento y pertenecen a la alguna de las cuatro asociaciones inmobiliarias del estado, tales como la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Asociación Queretana de Inmobiliarias (AQUÍ), Asociación de Mujeres de Servicios Inmobiliarios (AMSI) y la Coordinación Empresarial SIQ.

De ahí la importancia de contar con un asesor profesional y bien por los que están pensando en la certificación.

DE REBOTE

Dos elecciones de gobernador le tocó testificar como presidente del Instituto Electoral de Querétaro a Gerardo Romero Altamirano, el consejero aguantó los embates naturales de los diferentes partidos políticos y es que basta imaginar que está en el centro de la olla de grillos.


adanolvera@adanolvera.com

@adanolverar



Comprar un bien inmueble es un acto de alta responsabilidad y decisión, pero el más importante es el profesional que se dedica a los bienes raíces; según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), cada año se pierden 600 millones de pesos por actividades ilícitas en el sector inmobiliario en el país.

La venta duplicada es uno de los “accidentes” o “fraudes” que más suceden y consiste en que la vivienda ofertada es vendida por el dueño dos veces o más. Muchas veces la primera persona que hizo la compra puede ser la dueña y las personas que también hicieron la compra resultan ser las estafadas. A pesar de que se firme un contrato ante un notario, si este no manda un aviso preventivo de compraventa al registro público de la propiedad, cuando otro posible comprador verifique el registro y al no existir la solicitud de compra, el inmueble puede ser “vendido” a más personas.

Los Profesionales Inmobiliarios, a través de su consejo estatal, han detectado que hay un aproximado de 4 mil personas que se dedican a alguna actividad inmobiliaria y solamente el 43 por ciento tienen licencia ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del estado (SDUOP), y el 57 por ciento trabaja en la informalidad.

Ahí está el riesgo ante tantos fraudes inmobiliarios que existen hoy en día, debe existir una profesionalización en el sector y sobre todo una certificación gubernamental.

De los profesionales inmobiliarios solamente cuentan con licencia el 7.5 por ciento y pertenecen a la alguna de las cuatro asociaciones inmobiliarias del estado, tales como la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Asociación Queretana de Inmobiliarias (AQUÍ), Asociación de Mujeres de Servicios Inmobiliarios (AMSI) y la Coordinación Empresarial SIQ.

De ahí la importancia de contar con un asesor profesional y bien por los que están pensando en la certificación.

DE REBOTE

Dos elecciones de gobernador le tocó testificar como presidente del Instituto Electoral de Querétaro a Gerardo Romero Altamirano, el consejero aguantó los embates naturales de los diferentes partidos políticos y es que basta imaginar que está en el centro de la olla de grillos.


adanolvera@adanolvera.com

@adanolverar


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 26 de octubre de 2021

Expediente Q | Enemigo

Adan Olvera

viernes 22 de octubre de 2021

Expediente Q | Plan

Adan Olvera

jueves 21 de octubre de 2021

Expediente Q | Precios

Adan Olvera

miércoles 20 de octubre de 2021

Expediente Q | Presiones

Adan Olvera

martes 19 de octubre de 2021

Expediente Q | Apoyos

Adan Olvera

sábado 16 de octubre de 2021

Expediente Q | Riesgo

Adan Olvera

viernes 15 de octubre de 2021

Expediente Q | Situación

Adan Olvera

jueves 14 de octubre de 2021

Expediente Q | Retorno

Adan Olvera

miércoles 13 de octubre de 2021

Expediente Q | Apoyos

Adan Olvera

martes 12 de octubre de 2021

Expediente Q | Agua

Adan Olvera

Cargar Más