/ miércoles 14 de octubre de 2020

Expediente Q | Millones

Morena está dando un espectáculo que poco importa a los electores y que poco impactará en sus números de cara al 2021.

Pero para entender qué pasa con este partido que no tiene presidentes de comité en la mayor parte del país y que no tiene presidente nacional porque son víctimas de su propio éxito y de su propia ambición, hay que entender de qué tamaño de “empresa” estamos hablando.

En Morena saben que en 2021 habrá que compartir con altas oportunidades en algunos casos de ganar por 15 gubernaturas, 300 distritos federales, mil 900 alcaldías y mil diputaciones locales, en 2021. Lo más relevante son los 800 millones de pesos que recibirá este partido por concepto de prerrogativas.

Por si hubiera dudas de lo que representan 800 millones de pesos, recordemos que Yeidckol Polevnsky “invirtió” 809 millones de pesos en la compra de inmuebles para las sedes de este partido en varios estados; la joya de la corona, sin duda, en la Ciudad de México, donde pagaron por 3 propiedades 332 millones de pesos. El tesoro inmobiliario por 215 millones en la calle de Hamburgo; uno más en Liverpool, por 75 millones de pesos, así como un palacete en la calle de Chihuahua, actual sede nacional por 42 millones de pesos.

“Con el pueblo todo, sin el pueblo nada”, se desgañitan y presumen su progresismo trasnochado y mercantilista; son más inconsistentes que nada y es que para hacer estos jugosos negocios inmobiliarios contrataron a las empresas Inmobiliaria Moscati de Querétaro y Estrada Mirando, Proyecto y Construcción SA de CV, filiales de Grupo EBOR, propiedad de Enrique Borbolla, quien estuvo en prisión en 2014 por el delito de fraude maquinado.

De ese tamaño es Morena y la lucha es por palomear candidaturas y manejar recursos para campañas, que no se decide en un tómbola, ahí interviene un ente mayor.

Morena y sus pleitos de tribus son el claro ejemplo de que la ambición por el dinero, puede acabar con lo más progresista y destacado de la lucha de izquierda que no le hace para nada el “fuchi, caca” a las cifras de 6 ceros.

De rebote

No perdonan las benditas redes sociales y los intelectuales del pueblo. Y es que aseguran que Adolfo Ríos está por dar a conocer su más reciente reunión con dirigentes del Partido Republicano de los Estados Unidos pues es el único que le falta por ficharlo y además ponerse la chamarra. Qué bromistas.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

Morena está dando un espectáculo que poco importa a los electores y que poco impactará en sus números de cara al 2021.

Pero para entender qué pasa con este partido que no tiene presidentes de comité en la mayor parte del país y que no tiene presidente nacional porque son víctimas de su propio éxito y de su propia ambición, hay que entender de qué tamaño de “empresa” estamos hablando.

En Morena saben que en 2021 habrá que compartir con altas oportunidades en algunos casos de ganar por 15 gubernaturas, 300 distritos federales, mil 900 alcaldías y mil diputaciones locales, en 2021. Lo más relevante son los 800 millones de pesos que recibirá este partido por concepto de prerrogativas.

Por si hubiera dudas de lo que representan 800 millones de pesos, recordemos que Yeidckol Polevnsky “invirtió” 809 millones de pesos en la compra de inmuebles para las sedes de este partido en varios estados; la joya de la corona, sin duda, en la Ciudad de México, donde pagaron por 3 propiedades 332 millones de pesos. El tesoro inmobiliario por 215 millones en la calle de Hamburgo; uno más en Liverpool, por 75 millones de pesos, así como un palacete en la calle de Chihuahua, actual sede nacional por 42 millones de pesos.

“Con el pueblo todo, sin el pueblo nada”, se desgañitan y presumen su progresismo trasnochado y mercantilista; son más inconsistentes que nada y es que para hacer estos jugosos negocios inmobiliarios contrataron a las empresas Inmobiliaria Moscati de Querétaro y Estrada Mirando, Proyecto y Construcción SA de CV, filiales de Grupo EBOR, propiedad de Enrique Borbolla, quien estuvo en prisión en 2014 por el delito de fraude maquinado.

De ese tamaño es Morena y la lucha es por palomear candidaturas y manejar recursos para campañas, que no se decide en un tómbola, ahí interviene un ente mayor.

Morena y sus pleitos de tribus son el claro ejemplo de que la ambición por el dinero, puede acabar con lo más progresista y destacado de la lucha de izquierda que no le hace para nada el “fuchi, caca” a las cifras de 6 ceros.

De rebote

No perdonan las benditas redes sociales y los intelectuales del pueblo. Y es que aseguran que Adolfo Ríos está por dar a conocer su más reciente reunión con dirigentes del Partido Republicano de los Estados Unidos pues es el único que le falta por ficharlo y además ponerse la chamarra. Qué bromistas.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 24 de octubre de 2020

Expediente Q | Empresas

Adan Olvera

viernes 23 de octubre de 2020

Expediente Q | Cierre

Adan Olvera

jueves 22 de octubre de 2020

Expediente Q | Cerrado

Adan Olvera

miércoles 21 de octubre de 2020

Expediente Q | Perceptivos

Adan Olvera

martes 20 de octubre de 2020

Expediente Q | Animados

Adan Olvera

sábado 17 de octubre de 2020

Expediente Q | Afectados

Adan Olvera

viernes 16 de octubre de 2020

Expediente Q|Atorados

Adan Olvera

jueves 15 de octubre de 2020

Expediente Q | Complicado

Adan Olvera

miércoles 14 de octubre de 2020

Expediente Q | Millones

Adan Olvera

martes 13 de octubre de 2020

Expediente Q | Mediciones

Adan Olvera

Cargar Más