/ sábado 23 de abril de 2022

Expediente Q | ¿Negligentes?

Esta es otra historia de mujeres acosadas, amenazadas y en peligro en busca de ayuda de la autoridad y solamente encuentran largas a sus asuntos y poca empatía.

Jenifer el 25 de marzo salió a cenar con su novio a un lugar cercano a su domicilio en la colonia El Vergel. De regreso a casa, entre las 11 y 11:30 de la noche, una persona en aparente estado de ebriedad comenzó a gritonear cosas; el sujeto (vecino de su domicilio) no paraba de insultarla y decirle que ya estaba harto de las fiestas que hacía en su casa; listo para golpearla y sin dejar de repetirle “eres una puta” y al novio de Jenifer que no era “un culito más” y que tuviera mucho cuidado porque en esa casa entraban y salían muchos hombres.

Les dijo que ya los tenía identificados, que sabía "todo" de ellos, que él era el que mandaba en la calle y que preguntaran a quién fuera porque él tenía “un cargo muy elevado” en la Guardia Nacional, podía ir en cualquier momento a su casa y "balacearla" porque tenía ese "poder" y lo iba hacer, "pinche vieja".

El 31 de marzo presentó querella ante la Fiscalía General de Justicia, (CI/QRO/9467/2022) y desde entonces ha vivido semanas con miedo de llegar a su casa, ya que es su vecino muy cercano y es muy probable encontrarlo. El domingo 17 de abril a las 4 de la mañana a Jenifer la despertó un ruido de golpes y botellas rompiéndose en la ventana de su habitación, al asomarse por la ventana escuchó y vio al sujeto gritando cosas, llamó a la línea de emergencias 911, tardaron aproximadamente 30 minutos en llegar y el sujeto obviamente ya no se encontraba fuera de del domicilio.

El sujeto al ver a la policía, salió y comenzó a gritar "pinche vieja pocos huevos, diles que en la tarde viniste a aventarme a tus 6 amigos", la policía no pudo hacer nada porque el agresor estaba en su domicilio.

Este lunes 18 nuevamente acudió a la Fiscalía y no le fue permitido agregar el nuevo testimonio, solamente le dijeron que la carpeta seguía en investigación y como no tenía el nombre de la persona no habían podido mandarle una notificación para que se presente, que "seguían trabajando" y que de seguir las agresiones lo que podía hacer era seguir llamando al 911 para que la "auxilien".

¿Cuánto más tendrá que esperar Jenifer? ¿Necesitan desaparecer para que investiguen? ¿Quién puede garantizar su tranquilidad? La Fiscalía General de Justicia, tiene que hacer algo por muchas mujeres en Querétaro.



adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar


Esta es otra historia de mujeres acosadas, amenazadas y en peligro en busca de ayuda de la autoridad y solamente encuentran largas a sus asuntos y poca empatía.

Jenifer el 25 de marzo salió a cenar con su novio a un lugar cercano a su domicilio en la colonia El Vergel. De regreso a casa, entre las 11 y 11:30 de la noche, una persona en aparente estado de ebriedad comenzó a gritonear cosas; el sujeto (vecino de su domicilio) no paraba de insultarla y decirle que ya estaba harto de las fiestas que hacía en su casa; listo para golpearla y sin dejar de repetirle “eres una puta” y al novio de Jenifer que no era “un culito más” y que tuviera mucho cuidado porque en esa casa entraban y salían muchos hombres.

Les dijo que ya los tenía identificados, que sabía "todo" de ellos, que él era el que mandaba en la calle y que preguntaran a quién fuera porque él tenía “un cargo muy elevado” en la Guardia Nacional, podía ir en cualquier momento a su casa y "balacearla" porque tenía ese "poder" y lo iba hacer, "pinche vieja".

El 31 de marzo presentó querella ante la Fiscalía General de Justicia, (CI/QRO/9467/2022) y desde entonces ha vivido semanas con miedo de llegar a su casa, ya que es su vecino muy cercano y es muy probable encontrarlo. El domingo 17 de abril a las 4 de la mañana a Jenifer la despertó un ruido de golpes y botellas rompiéndose en la ventana de su habitación, al asomarse por la ventana escuchó y vio al sujeto gritando cosas, llamó a la línea de emergencias 911, tardaron aproximadamente 30 minutos en llegar y el sujeto obviamente ya no se encontraba fuera de del domicilio.

El sujeto al ver a la policía, salió y comenzó a gritar "pinche vieja pocos huevos, diles que en la tarde viniste a aventarme a tus 6 amigos", la policía no pudo hacer nada porque el agresor estaba en su domicilio.

Este lunes 18 nuevamente acudió a la Fiscalía y no le fue permitido agregar el nuevo testimonio, solamente le dijeron que la carpeta seguía en investigación y como no tenía el nombre de la persona no habían podido mandarle una notificación para que se presente, que "seguían trabajando" y que de seguir las agresiones lo que podía hacer era seguir llamando al 911 para que la "auxilien".

¿Cuánto más tendrá que esperar Jenifer? ¿Necesitan desaparecer para que investiguen? ¿Quién puede garantizar su tranquilidad? La Fiscalía General de Justicia, tiene que hacer algo por muchas mujeres en Querétaro.



adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar


ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 20 de mayo de 2022

Expediente Q | Aguas

Adan Olvera

miércoles 18 de mayo de 2022

Expediente Q | Menos

Adan Olvera

sábado 14 de mayo de 2022

Expediente Q | Tragedia

Adan Olvera

viernes 13 de mayo de 2022

Expediente Q | Amenaza

Adan Olvera

jueves 12 de mayo de 2022

Expediente Q | Leyes

Adan Olvera

miércoles 11 de mayo de 2022

Expediente Q | Atorados

Adan Olvera

martes 10 de mayo de 2022

Expediente Q | Rendir

Adan Olvera

Cargar Más