/ martes 24 de marzo de 2020

Fuerza de Voluntad… Política

La tormenta perfecta: una perspectiva económica al Covid-19


Con la inevitable crisis en materia de salud, la previsión de la recesión económica más larga en 90 años y caídas del crecimiento económico de -2.7 % hasta -4%, comenzamos la lucha nacional contra la crisis sanitaria y económica del COVID-19.

Ante la falta de un plan nacional, los dos más grandes retos y problemas a enfrentar durante el transcurso de la pandemia en nuestro país serán la salud pública y la economía.

La pérdida de empleos, la caída de la economía familiar y la incertidumbre de micro, pequeñas y medianas empresas, requieren de un programa nacional que ampare los ingresos de los mexicanos, sin embargo, la semana pasada el presidente López Obrador anunció que no se darán incentivos fiscales ni existirá la condonación de impuestos.

La antesala económica para enfrentar la crisis que se avecina es un crecimiento económico del 0%, tasas de generación de empleos más bajas en décadas, el caprichoso gasto de un fondo de estabilización de 150 mil millones de pesos para obras inviables, además de la cancelación de Texcoco y por si fuera poco la inversión millonaria en caprichos presidenciales como la refinería Dos Bocas y Santa Lucía.

En el mismo sentido, el inevitable reflejo de una recesión económica en Estados Unidos es ya el primer gran impacto macroeconómico en México, ya que las remesas que alcanzaron 36 mil 48 millones de dólares en 2019 se ven afectadas por las enormes tasas de desempleo y la incertidumbre que se vive en nuestro país vecino, la guerra en el precio del petróleo, así como los impactos colaterales por los cierres de fronteras son solamente algunos de los grandes retos en la economía mexicana.

La falta de solidaridad y de un plan de contención por parte del Gobierno Federal ha dejado en total estado de incertidumbre a las familias mexicanas, por lo que los 180 mil millones de pesos para la refinería de Dos Bocas deberían ser los primeros fondos redirigidos para inyectar y apoyar a los comercios del país.

Mientras todos los países de centro y norteamérica toman medidas para apoyar a micro y pequeños empresarios, en México urge un plan federal para la condonación de impuestos e incentivos fiscales.

Afortunadamente de manera local y municipal se han comenzado a implementar medidas de apoyo y contención, sin embargo, la falta de una solidaridad del Gobierno Federal deja de lado aspectos fundamentales por temas competenciales, por el ejemplo el IEPS, al cual no se le ha bajado ni un centavo.

Nuestro trabajo como legisladores del Partido Acción Nacional será hacer equipo con la sociedad civil para combatir la incompetencia de MORENA, tratando de ser creativos para poder maniobrar recursos legales para presionar al Gobierno Federal, exhortando y presentando iniciativas para bajar precio de energéticos y se concedan plazos en el pago de ciertos impuestos, tal como se ha venido haciendo en los últimos días.

Padecemos días difíciles y sin duda será un año de grandes retos, por lo que nuestra unión deberá prevalecer para exigir al Gobierno Federal un plan a la medida de las circunstancias.

Facebook: Felifer Macías

Twitter: @FeliFer Macías

Instagram: @FeliFer Macías

La tormenta perfecta: una perspectiva económica al Covid-19


Con la inevitable crisis en materia de salud, la previsión de la recesión económica más larga en 90 años y caídas del crecimiento económico de -2.7 % hasta -4%, comenzamos la lucha nacional contra la crisis sanitaria y económica del COVID-19.

Ante la falta de un plan nacional, los dos más grandes retos y problemas a enfrentar durante el transcurso de la pandemia en nuestro país serán la salud pública y la economía.

La pérdida de empleos, la caída de la economía familiar y la incertidumbre de micro, pequeñas y medianas empresas, requieren de un programa nacional que ampare los ingresos de los mexicanos, sin embargo, la semana pasada el presidente López Obrador anunció que no se darán incentivos fiscales ni existirá la condonación de impuestos.

La antesala económica para enfrentar la crisis que se avecina es un crecimiento económico del 0%, tasas de generación de empleos más bajas en décadas, el caprichoso gasto de un fondo de estabilización de 150 mil millones de pesos para obras inviables, además de la cancelación de Texcoco y por si fuera poco la inversión millonaria en caprichos presidenciales como la refinería Dos Bocas y Santa Lucía.

En el mismo sentido, el inevitable reflejo de una recesión económica en Estados Unidos es ya el primer gran impacto macroeconómico en México, ya que las remesas que alcanzaron 36 mil 48 millones de dólares en 2019 se ven afectadas por las enormes tasas de desempleo y la incertidumbre que se vive en nuestro país vecino, la guerra en el precio del petróleo, así como los impactos colaterales por los cierres de fronteras son solamente algunos de los grandes retos en la economía mexicana.

La falta de solidaridad y de un plan de contención por parte del Gobierno Federal ha dejado en total estado de incertidumbre a las familias mexicanas, por lo que los 180 mil millones de pesos para la refinería de Dos Bocas deberían ser los primeros fondos redirigidos para inyectar y apoyar a los comercios del país.

Mientras todos los países de centro y norteamérica toman medidas para apoyar a micro y pequeños empresarios, en México urge un plan federal para la condonación de impuestos e incentivos fiscales.

Afortunadamente de manera local y municipal se han comenzado a implementar medidas de apoyo y contención, sin embargo, la falta de una solidaridad del Gobierno Federal deja de lado aspectos fundamentales por temas competenciales, por el ejemplo el IEPS, al cual no se le ha bajado ni un centavo.

Nuestro trabajo como legisladores del Partido Acción Nacional será hacer equipo con la sociedad civil para combatir la incompetencia de MORENA, tratando de ser creativos para poder maniobrar recursos legales para presionar al Gobierno Federal, exhortando y presentando iniciativas para bajar precio de energéticos y se concedan plazos en el pago de ciertos impuestos, tal como se ha venido haciendo en los últimos días.

Padecemos días difíciles y sin duda será un año de grandes retos, por lo que nuestra unión deberá prevalecer para exigir al Gobierno Federal un plan a la medida de las circunstancias.

Facebook: Felifer Macías

Twitter: @FeliFer Macías

Instagram: @FeliFer Macías