/ viernes 24 de diciembre de 2021

Humanitas. Arte y pasión


Ver para creer. En este año que está terminando la casa de subastas Sothebys registró una de las ventas más importantes en la historia de la venta de arte, incluido el latinoamericano, alcanzando una cifra de 7300 millones de dólares. Cifra record para un año tan complicado como ha sido este 2021, sin embargo, el mercado del arte continúa rompiendo marcas. Una de las obras de arte que se encuentran en esta situación fue la obra de la pintora mexicana Frida Kahlo, titulada “Diego y yo” vendida en más de 34 millones de dólares. Es una pintura de 28x22 cm, realizada en 1949 y se trata de un autorretrato en el que se pinta una especie de tercer ojo en la frente con el rostro de Diego Rivera, y de los ojos de ella escurren lágrimas. De acuerdo a algunas interpretaciones en esa época la relación de ambos estaba lastimada por las infidelidades de Diego, ella traslada a la pintura como en su pensamiento vive el amor que sentía por el maestro del muralismo mexicano que, dicho sea de paso, siempre fue un hombre infiel.

La venta de esta obra catapulta a Frida como la artista latinoamericana más cara de todos los tiempos, además su producción es poca y la mayoría de sus obras se encuentran en colecciones privadas.

El comprador de la obra “Diego y yo” es el empresario y coleccionista argentino Eduardo Costantini, tal vez el mayor coleccionista de arte latinoamericano, que además es el fundador y propietario del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Para su colección Costantini también adquirió en 2016 la obra “Baile de Tehuantepec” del mexicano Diego Rivera, por la que pagó más de 15 millones de dólares.

Frida Kahlo (1907-1954) es la artista latinoamericana más reconocidas en el mundo, seguida por la brasileña Tarsila do Amaral (1886-1973) entre otras. Sabemos que el Malba realiza programas y curadurías en su colección, para mostrar la posición feminista de las mujeres pintoras del siglo XX frente a la exclusión y el machismo en el mundo de las artes visuales en Latinoamérica.

El caso Frida tiene un antecedente interesante, si bien era conocida su pintura en México y estados unidos, siempre estaba por debajo de Diego Rivera, que fue un monstruo del arte en México, sin embargo, en 1980 la cantante pop Madonna compró la obra “Autorretrato con mono araña” (1938) en un millón de dólares, cuando un año antes había sido vendida la misma pieza en 44 mil dólares. Se sabe que Madonna cuenta en su colección de arte con más piezas de Frida como la obra “Mi nacimiento” de 1932, que presenta una imagen perturbadora de un aborto que sufrió la pintora. Madonna se conectó con la versión del surrealismo y la narrativa trágica y revolucionaria de la vida de Frida. Su descubrimiento al gran público empezó a identificar a miles de mujeres que, ante el machismo, la exclusión y las adversidades, se revelan tomando conciencia desde el feminismo, con actuaciones y audacias revolucionarias. Frida Kahlo fue una maestra en este sentido, además ella creo al poderoso personaje que todos admiramos provocando la Fridomanía. Aprovecho el espacio para desearles a todos una Feliz Navidad y un mejor 22. bobiglez@gmail.com


Ver para creer. En este año que está terminando la casa de subastas Sothebys registró una de las ventas más importantes en la historia de la venta de arte, incluido el latinoamericano, alcanzando una cifra de 7300 millones de dólares. Cifra record para un año tan complicado como ha sido este 2021, sin embargo, el mercado del arte continúa rompiendo marcas. Una de las obras de arte que se encuentran en esta situación fue la obra de la pintora mexicana Frida Kahlo, titulada “Diego y yo” vendida en más de 34 millones de dólares. Es una pintura de 28x22 cm, realizada en 1949 y se trata de un autorretrato en el que se pinta una especie de tercer ojo en la frente con el rostro de Diego Rivera, y de los ojos de ella escurren lágrimas. De acuerdo a algunas interpretaciones en esa época la relación de ambos estaba lastimada por las infidelidades de Diego, ella traslada a la pintura como en su pensamiento vive el amor que sentía por el maestro del muralismo mexicano que, dicho sea de paso, siempre fue un hombre infiel.

La venta de esta obra catapulta a Frida como la artista latinoamericana más cara de todos los tiempos, además su producción es poca y la mayoría de sus obras se encuentran en colecciones privadas.

El comprador de la obra “Diego y yo” es el empresario y coleccionista argentino Eduardo Costantini, tal vez el mayor coleccionista de arte latinoamericano, que además es el fundador y propietario del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Para su colección Costantini también adquirió en 2016 la obra “Baile de Tehuantepec” del mexicano Diego Rivera, por la que pagó más de 15 millones de dólares.

Frida Kahlo (1907-1954) es la artista latinoamericana más reconocidas en el mundo, seguida por la brasileña Tarsila do Amaral (1886-1973) entre otras. Sabemos que el Malba realiza programas y curadurías en su colección, para mostrar la posición feminista de las mujeres pintoras del siglo XX frente a la exclusión y el machismo en el mundo de las artes visuales en Latinoamérica.

El caso Frida tiene un antecedente interesante, si bien era conocida su pintura en México y estados unidos, siempre estaba por debajo de Diego Rivera, que fue un monstruo del arte en México, sin embargo, en 1980 la cantante pop Madonna compró la obra “Autorretrato con mono araña” (1938) en un millón de dólares, cuando un año antes había sido vendida la misma pieza en 44 mil dólares. Se sabe que Madonna cuenta en su colección de arte con más piezas de Frida como la obra “Mi nacimiento” de 1932, que presenta una imagen perturbadora de un aborto que sufrió la pintora. Madonna se conectó con la versión del surrealismo y la narrativa trágica y revolucionaria de la vida de Frida. Su descubrimiento al gran público empezó a identificar a miles de mujeres que, ante el machismo, la exclusión y las adversidades, se revelan tomando conciencia desde el feminismo, con actuaciones y audacias revolucionarias. Frida Kahlo fue una maestra en este sentido, además ella creo al poderoso personaje que todos admiramos provocando la Fridomanía. Aprovecho el espacio para desearles a todos una Feliz Navidad y un mejor 22. bobiglez@gmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS