/ lunes 13 de enero de 2020

Medio Siglo

*SJR, voracidad sindical

*El PAN infiltra al PRI

*Escobedo busca dividir


En plena lucha por rescatar su viabilidad y permanencia como partido, el PRI Querétaro recibe el bombardeo de militantes “distinguidos” que pretenden reventar cualquier acuerdo por elegir nuevo dirigente estatal.

Es el caso de Jaime Escobedo Rodríguez, candidato perdedor a la alcaldía capitalina en 2009, coordinador de Usebeq y quien ganó una jubilación gubernamental de 80 mil pesos mensuales pese a estar bastante joven, sano y bien comidito.

Con un pie en el nuevo partido de Elba Esther Gordillo, Redes Sociales Progresistas, Escobedo aprovecha la coyuntura de la destitución de Juan José Ruiz Rodríguez para dividir más al partido y llevarse al nuevo a una parte de los desencantados.

Ahora lo mismo sabotea los acuerdos para que Alonso Landeros participe en la convocatoria que se opone a la candidatura de David Palacios, a la Manuel Pozo, a Paul Ospital y hasta a lo que propone su exmentor, el eterno Jesús Rodríguez Hernández.

Nada le cuadra. Y no le cuadra porque su intención es desarmar al partido, una vez que ha visto frustrar de nuevo su plan de ser dirigente. Se va, y como siempre sin pena ni gloria, del PRI que tanto decía amar hasta el colmo o ridiculez de usar lentes rojos, dizque por ser muy priista.

INFILTRADOS

Esta semana emitirán la convocatoria para elegir nuevo dirigente del PRI estatal y en los jaloneos previos han surgido dos revelaciones de lo que requieren para sobrevivir e incluso competir en el 2021:

Primero, sacudirse el entreguismo con el Gobierno panista y con el PAN que profundizó Juan José Ruiz en su fallida dirigencia y que ahora, con motivo de la sucesión, tiene más que comprometidos a la mayoría de sus aspirantes. Dicho de otra forma, la mayoría de los aspirantes a dirigente quieren el cargo porque ya tienen acuerdo con el PAN, con los operadores de Pancho Domínguez o con los de Mauricio Kuri, que son casi los mismos, para trabajarles.

Segundo, que llegue quien llegue a la dirigencia deberá recibir un lugar sin compromisos ni bombas ocultas y deberán dejar los cargos el lioso delegado Jorge Meade Ocaranza y la indolente secretaria general Graciela Juárez.

SEÑALES

Ante el fenómeno electoral que fue Morena en el 2021, el PAN es el primer interesado en tener en Querétaro un PRI fuerte y que aspire a continuar el bipartidismo tradicional de la entidad para, de paso, detener a la izquierda.

Pero una cosa es preocuparse o colaborar, como hace cualquier partido, y otra intervenir directamente, tan temprano y con tantas ansias para asegurar la llegada de un dirigente priista “a modo”.

Podrá no ser incorrecto ni ilegal, ni raro, pero sí es una pésima señal de nerviosismo.

BAJO LA MESA

Entre los acuerdos que trascendieron está uno de David Palacios, efímero dirigente de la CNOP, respaldado desde la CDMX por Miguel Ángel Osorio Chong, por una eventual notaría a cambio de dar apoyo en 2021.

Y es que los priistas, ahora que vieron que al rojísimo Braulio Guerra Urbiola el panismo lo convirtió en magistrado del Poder Judicial, se han vuelto bastante creídos en ese tipo de acuerdos.

Sólo así se entiende la intensidad de David Palacios en la contienda.

ALERTAS

A 18 meses de la elección de gobernador y con un claro e incluso solitario puntero por la candidatura del PAN, operadores de Luis Nava siguen sin convencerse de trabajar por la causa de Mauricio Kuri González y argumentan muchas dudas sobre su postulación.

Minimizan, por decirlo de alguna forma, las dificultades que ellos mismos enfrentarán si buscan una eventual reelección y guardan la esperanza de que el alcalde capitalino, y no el senador, sea el candidato estatal.

Por exceso de confianza y de horizontalidad en sus decisiones, el PAN podría tropezarse consigo mismo el próximo año. Ya le ha pasado.

POLLITOS EN FUGA

Otros que se van junto con Jaime Escobedo a Redes Sociales Progresistas son el priista Carlos Rentería, que renuncia a la Tesorería de Tequisquiapan para ser tesorero estatal del partido de la familia Gordillo, y el experredista Ulises Gómez de la Rosa.

Ambos tienen el visto bueno del Gobierno estatal.

OPINÓLOGA

Atento aviso a nuestro más ardido lector: la decana del panismo queretano Natalia Carrillo no renovó su afiliación al partido. ¿Ahora a quién van a consultar para sus “exclusivas mundiales”?

DESAIRE DE GILBERTO

Con toda la marca de la casa, el delegado de los programas federales para el Desarrollo Social en Querétaro, Gilberto Herrera Ruiz, dejó plantados a los representantes de 36 organizaciones campesinas en la entidad a los que iba a explicar el recorte de 30 mil millones de pesos al sector agropecuario, que pasó de 75 mil millones en 2019 a 45 mil millones en 2020.

A pesar de que se tenía pactado el encuentro con el “superdelegado” y representantes de 7 dependencias más en el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader) en el municipio de Pedro Escobedo, el funcionario federal no llegó a la reunión, ni tampoco envió a algún representante para avanzar con los trabajos. Están enojadísimos los productores.

VORACIDAD SINDICAL

Como cada año, el eterno líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de San Juan del Río, Gregorio López González, se prepara para enlistar una serie de beneficios que recibe por parte del gobierno municipal con la supuesta intención de beneficiar a los trabajadores, cosa que muy poco se ha visto a lo largo del tiempo.

El líder sindical, sólo por el cargo, recibe importantes cantidades de dinero sin tener que desempeñar un trabajo formal y recientemente salió a vacacionar por Europa acompañado de su familia en un viaje que no coincide con la austeridad que presume y que por supuesto sus representados tampoco podría darse.

Mientras los trabajadores municipales, barrenderos, trabajadores de limpia, de alumbrado, desempeñan arduas actividades, el líder sindical recibe beneficios que no se ven reflejados en mejores prestaciones para ellos. Está por definirse el contrato colectivo, por lo que habría que esperar el líder sindical pensara dos veces en las cláusulas que solicita, pues para todos es bien sabido que son más para su beneficio propio que para el de los trabajadores.

*SJR, voracidad sindical

*El PAN infiltra al PRI

*Escobedo busca dividir


En plena lucha por rescatar su viabilidad y permanencia como partido, el PRI Querétaro recibe el bombardeo de militantes “distinguidos” que pretenden reventar cualquier acuerdo por elegir nuevo dirigente estatal.

Es el caso de Jaime Escobedo Rodríguez, candidato perdedor a la alcaldía capitalina en 2009, coordinador de Usebeq y quien ganó una jubilación gubernamental de 80 mil pesos mensuales pese a estar bastante joven, sano y bien comidito.

Con un pie en el nuevo partido de Elba Esther Gordillo, Redes Sociales Progresistas, Escobedo aprovecha la coyuntura de la destitución de Juan José Ruiz Rodríguez para dividir más al partido y llevarse al nuevo a una parte de los desencantados.

Ahora lo mismo sabotea los acuerdos para que Alonso Landeros participe en la convocatoria que se opone a la candidatura de David Palacios, a la Manuel Pozo, a Paul Ospital y hasta a lo que propone su exmentor, el eterno Jesús Rodríguez Hernández.

Nada le cuadra. Y no le cuadra porque su intención es desarmar al partido, una vez que ha visto frustrar de nuevo su plan de ser dirigente. Se va, y como siempre sin pena ni gloria, del PRI que tanto decía amar hasta el colmo o ridiculez de usar lentes rojos, dizque por ser muy priista.

INFILTRADOS

Esta semana emitirán la convocatoria para elegir nuevo dirigente del PRI estatal y en los jaloneos previos han surgido dos revelaciones de lo que requieren para sobrevivir e incluso competir en el 2021:

Primero, sacudirse el entreguismo con el Gobierno panista y con el PAN que profundizó Juan José Ruiz en su fallida dirigencia y que ahora, con motivo de la sucesión, tiene más que comprometidos a la mayoría de sus aspirantes. Dicho de otra forma, la mayoría de los aspirantes a dirigente quieren el cargo porque ya tienen acuerdo con el PAN, con los operadores de Pancho Domínguez o con los de Mauricio Kuri, que son casi los mismos, para trabajarles.

Segundo, que llegue quien llegue a la dirigencia deberá recibir un lugar sin compromisos ni bombas ocultas y deberán dejar los cargos el lioso delegado Jorge Meade Ocaranza y la indolente secretaria general Graciela Juárez.

SEÑALES

Ante el fenómeno electoral que fue Morena en el 2021, el PAN es el primer interesado en tener en Querétaro un PRI fuerte y que aspire a continuar el bipartidismo tradicional de la entidad para, de paso, detener a la izquierda.

Pero una cosa es preocuparse o colaborar, como hace cualquier partido, y otra intervenir directamente, tan temprano y con tantas ansias para asegurar la llegada de un dirigente priista “a modo”.

Podrá no ser incorrecto ni ilegal, ni raro, pero sí es una pésima señal de nerviosismo.

BAJO LA MESA

Entre los acuerdos que trascendieron está uno de David Palacios, efímero dirigente de la CNOP, respaldado desde la CDMX por Miguel Ángel Osorio Chong, por una eventual notaría a cambio de dar apoyo en 2021.

Y es que los priistas, ahora que vieron que al rojísimo Braulio Guerra Urbiola el panismo lo convirtió en magistrado del Poder Judicial, se han vuelto bastante creídos en ese tipo de acuerdos.

Sólo así se entiende la intensidad de David Palacios en la contienda.

ALERTAS

A 18 meses de la elección de gobernador y con un claro e incluso solitario puntero por la candidatura del PAN, operadores de Luis Nava siguen sin convencerse de trabajar por la causa de Mauricio Kuri González y argumentan muchas dudas sobre su postulación.

Minimizan, por decirlo de alguna forma, las dificultades que ellos mismos enfrentarán si buscan una eventual reelección y guardan la esperanza de que el alcalde capitalino, y no el senador, sea el candidato estatal.

Por exceso de confianza y de horizontalidad en sus decisiones, el PAN podría tropezarse consigo mismo el próximo año. Ya le ha pasado.

POLLITOS EN FUGA

Otros que se van junto con Jaime Escobedo a Redes Sociales Progresistas son el priista Carlos Rentería, que renuncia a la Tesorería de Tequisquiapan para ser tesorero estatal del partido de la familia Gordillo, y el experredista Ulises Gómez de la Rosa.

Ambos tienen el visto bueno del Gobierno estatal.

OPINÓLOGA

Atento aviso a nuestro más ardido lector: la decana del panismo queretano Natalia Carrillo no renovó su afiliación al partido. ¿Ahora a quién van a consultar para sus “exclusivas mundiales”?

DESAIRE DE GILBERTO

Con toda la marca de la casa, el delegado de los programas federales para el Desarrollo Social en Querétaro, Gilberto Herrera Ruiz, dejó plantados a los representantes de 36 organizaciones campesinas en la entidad a los que iba a explicar el recorte de 30 mil millones de pesos al sector agropecuario, que pasó de 75 mil millones en 2019 a 45 mil millones en 2020.

A pesar de que se tenía pactado el encuentro con el “superdelegado” y representantes de 7 dependencias más en el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader) en el municipio de Pedro Escobedo, el funcionario federal no llegó a la reunión, ni tampoco envió a algún representante para avanzar con los trabajos. Están enojadísimos los productores.

VORACIDAD SINDICAL

Como cada año, el eterno líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de San Juan del Río, Gregorio López González, se prepara para enlistar una serie de beneficios que recibe por parte del gobierno municipal con la supuesta intención de beneficiar a los trabajadores, cosa que muy poco se ha visto a lo largo del tiempo.

El líder sindical, sólo por el cargo, recibe importantes cantidades de dinero sin tener que desempeñar un trabajo formal y recientemente salió a vacacionar por Europa acompañado de su familia en un viaje que no coincide con la austeridad que presume y que por supuesto sus representados tampoco podría darse.

Mientras los trabajadores municipales, barrenderos, trabajadores de limpia, de alumbrado, desempeñan arduas actividades, el líder sindical recibe beneficios que no se ven reflejados en mejores prestaciones para ellos. Está por definirse el contrato colectivo, por lo que habría que esperar el líder sindical pensara dos veces en las cláusulas que solicita, pues para todos es bien sabido que son más para su beneficio propio que para el de los trabajadores.

lunes 17 de febrero de 2020

Medio Siglo

lunes 10 de febrero de 2020

Medio Siglo

lunes 27 de enero de 2020

Medio Siglo

lunes 20 de enero de 2020

Medio Siglo

lunes 13 de enero de 2020

Medio Siglo

lunes 06 de enero de 2020

Medio Siglo

lunes 16 de diciembre de 2019

Medio Siglo

lunes 09 de diciembre de 2019

Medio Siglo

lunes 02 de diciembre de 2019

Medio Siglo

lunes 25 de noviembre de 2019

Medio Siglo

Cargar Más