/ jueves 2 de septiembre de 2021

Sopa de letras | ¿Afganos en Querétaro?

Los mil y no se cuantos elementos culturales de origen árabe que llegaron a México a través de la fusión civilizacional cultural española. Como en el arte o la arquitectura en construcciones como el ex convento de Nicolás de Tolentino en Hidalgo, o la arabesca y morisca casa de la Casa de la Marquesa en Querétaro.

Pero ahora, como en el libro “De las mil y una noches” uno de los cuentos más maravillosos de Oriente Medio de Abu-Abd-Allah Muhammad.

El pasado 25 de agosto el coordinador de Relaciones Internacionales e Innovación Gubernamental del estado de Querétaro, Eduardo Presa Ampudia confirmó: “Que el estado de Querétaro existe la apertura para dar refugio o asilo a los afganos que buscan salir de su país”

Con la salvedad de que los primeros afganos que llegaron a México, fue en el proyecto de la política humanitaria de la Secretaría de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos, y en coordinación con la Agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas llegaron a nuestro país en calidad de refugiados y con una visa de protección y asistencia humanitaria otorgada en forma concurrente por la Cancillería Mexicana y el Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación del Gobierno de la República. Las entidades federativas no tienen facultades en política exterior, mucho menos para tipificar la calidad migratoria de los extranjeros que radican o laboran en nuestro país.

Ya están en la capital de la república, Fatemach Quderyan, Lida Arzizi, Kawsar Roshan, Maryam Roshan y Salehi, cinco mujeres jóvenes y la pareja de una de ellas, quienes forman parte del equipo de robótica femenil de Afganistán llamado “Afgnan Dreammers”, que Quaderyan fundó en 2018 con apenas 16 de edad y las jóvenes se convirtieron en figuras de la lucha por los derechos de las mujeres en el mundo árabe; lamentablemente por su calidad de refugiados y el visado que se les otorgó no pueden laborar ni en Queretano ni ningún otro estado del país. La estadía de las Afganas y la seguridad, la salud, y los gastos financieros corren a cargo del Gobierno Federal Mexicano.

Querétaro tiene radicando, y laborando más de 50,000.00 extranjeros, de la Cuenca del pacífico, América del Norte, la Unión Europea, el Mercosur, con sus pasaportes en regla y su visas de trabajo otorgas por la Delegación del Instituto Nacional de Migración en la capital del estado, en muchos de los casos sus familias ya tuvieron hijos/hijas, que nacieron en tierras queretanas, ahora son mexicanos y ostentan la doble nacionalidad, o múltiple según la naturaleza jurídica de cada caso. Contribuyen a la formación de un mil aportes y mil formas a una sociedad queretana más plural y multicultural, y que por la pandemia no se ha podido celebrar el afamado “Festival de Comunidades Extranjeras” en la capital del estado. Gracias a ello somos un estado de vanguardia con importantes inversiones extranjeros que nos convierte en la entidad más atractiva para invertir en México.

Los mil y no se cuantos elementos culturales de origen árabe que llegaron a México a través de la fusión civilizacional cultural española. Como en el arte o la arquitectura en construcciones como el ex convento de Nicolás de Tolentino en Hidalgo, o la arabesca y morisca casa de la Casa de la Marquesa en Querétaro.

Pero ahora, como en el libro “De las mil y una noches” uno de los cuentos más maravillosos de Oriente Medio de Abu-Abd-Allah Muhammad.

El pasado 25 de agosto el coordinador de Relaciones Internacionales e Innovación Gubernamental del estado de Querétaro, Eduardo Presa Ampudia confirmó: “Que el estado de Querétaro existe la apertura para dar refugio o asilo a los afganos que buscan salir de su país”

Con la salvedad de que los primeros afganos que llegaron a México, fue en el proyecto de la política humanitaria de la Secretaría de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos, y en coordinación con la Agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas llegaron a nuestro país en calidad de refugiados y con una visa de protección y asistencia humanitaria otorgada en forma concurrente por la Cancillería Mexicana y el Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación del Gobierno de la República. Las entidades federativas no tienen facultades en política exterior, mucho menos para tipificar la calidad migratoria de los extranjeros que radican o laboran en nuestro país.

Ya están en la capital de la república, Fatemach Quderyan, Lida Arzizi, Kawsar Roshan, Maryam Roshan y Salehi, cinco mujeres jóvenes y la pareja de una de ellas, quienes forman parte del equipo de robótica femenil de Afganistán llamado “Afgnan Dreammers”, que Quaderyan fundó en 2018 con apenas 16 de edad y las jóvenes se convirtieron en figuras de la lucha por los derechos de las mujeres en el mundo árabe; lamentablemente por su calidad de refugiados y el visado que se les otorgó no pueden laborar ni en Queretano ni ningún otro estado del país. La estadía de las Afganas y la seguridad, la salud, y los gastos financieros corren a cargo del Gobierno Federal Mexicano.

Querétaro tiene radicando, y laborando más de 50,000.00 extranjeros, de la Cuenca del pacífico, América del Norte, la Unión Europea, el Mercosur, con sus pasaportes en regla y su visas de trabajo otorgas por la Delegación del Instituto Nacional de Migración en la capital del estado, en muchos de los casos sus familias ya tuvieron hijos/hijas, que nacieron en tierras queretanas, ahora son mexicanos y ostentan la doble nacionalidad, o múltiple según la naturaleza jurídica de cada caso. Contribuyen a la formación de un mil aportes y mil formas a una sociedad queretana más plural y multicultural, y que por la pandemia no se ha podido celebrar el afamado “Festival de Comunidades Extranjeras” en la capital del estado. Gracias a ello somos un estado de vanguardia con importantes inversiones extranjeros que nos convierte en la entidad más atractiva para invertir en México.