/ jueves 3 de junio de 2021

Sopa de letras | Disposiciones ante el Covid-19

En este año, se celebraron y se llevará a cabo en el período de marzo a julio en diversos países del mundo, 20 elecciones locales, 15 legislativas parlamentarias, 8 presidenciales, 18 internas de partidos políticos, y 5 consultas populares, referéndum y plebiscito. Uno de los grandes desafíos que se enfrentarán en este proceso electoral en México, es el poder garantizar el cuidado de la salud de los electores que irán a votar este 6 de junio ante la pandemia del Covid-19.

Los queretanos se preparan para votar y decidir quién encabezará el nuevo titular del Poder Ejecutivo, la renovación del Poder Legislativo con 25 diputados, 18 Presidencias Municipales y los diputados federales en la Cámara Baja del Congreso de la Unión. Uno de los grandes retos que enfrenta el Instituto Electoral de Querétaro durante las elecciones del 2021, será cuidar la salud de los ciudadanos, de los funcionarios de casilla, representantes de partidos, observadores electorales, invitados extranjeros, quienes participarán en esta jornada electoral.

Los protocolos que se seguirán son: En la entrada de cada casilla deberá pegarse un cartel que diga que ha sido sanitizado con la finalidad de garantizar que el lugar es seguro para proceder con las actividades del inicio de la elección. Para los asistentes a las casillas será obligatorio el uso de cubrebocas y gel anti bacterial. Se instalarán mamparas sin cortinas de plástico, para evitar el contacto con superficies que pudieran suponer un riesgo de contagio. Desde el momento en el que arribe un ciudadano votante, se pedirá que mantenga una sana distancia. Al presentar su credencial, los funcionarios de casilla no tienen permitido tocarlas, solo será manipulada por el propietario. Cada elector recibirá, junto con sus boletas, una toalla sanitizante para que desinfecte la superficie que toque. Habrá lápices especiales y si el ciudadano así lo desea, puede llevar su marcador personal.

En suma, el protocolo va encaminado a que la ciudadanía tenga la seguridad y garantía del cuidado de su salud, pero también que sea un éxito cada uno de los eslabones que se requieran para la realización de las elecciones.

En este año, se celebraron y se llevará a cabo en el período de marzo a julio en diversos países del mundo, 20 elecciones locales, 15 legislativas parlamentarias, 8 presidenciales, 18 internas de partidos políticos, y 5 consultas populares, referéndum y plebiscito. Uno de los grandes desafíos que se enfrentarán en este proceso electoral en México, es el poder garantizar el cuidado de la salud de los electores que irán a votar este 6 de junio ante la pandemia del Covid-19.

Los queretanos se preparan para votar y decidir quién encabezará el nuevo titular del Poder Ejecutivo, la renovación del Poder Legislativo con 25 diputados, 18 Presidencias Municipales y los diputados federales en la Cámara Baja del Congreso de la Unión. Uno de los grandes retos que enfrenta el Instituto Electoral de Querétaro durante las elecciones del 2021, será cuidar la salud de los ciudadanos, de los funcionarios de casilla, representantes de partidos, observadores electorales, invitados extranjeros, quienes participarán en esta jornada electoral.

Los protocolos que se seguirán son: En la entrada de cada casilla deberá pegarse un cartel que diga que ha sido sanitizado con la finalidad de garantizar que el lugar es seguro para proceder con las actividades del inicio de la elección. Para los asistentes a las casillas será obligatorio el uso de cubrebocas y gel anti bacterial. Se instalarán mamparas sin cortinas de plástico, para evitar el contacto con superficies que pudieran suponer un riesgo de contagio. Desde el momento en el que arribe un ciudadano votante, se pedirá que mantenga una sana distancia. Al presentar su credencial, los funcionarios de casilla no tienen permitido tocarlas, solo será manipulada por el propietario. Cada elector recibirá, junto con sus boletas, una toalla sanitizante para que desinfecte la superficie que toque. Habrá lápices especiales y si el ciudadano así lo desea, puede llevar su marcador personal.

En suma, el protocolo va encaminado a que la ciudadanía tenga la seguridad y garantía del cuidado de su salud, pero también que sea un éxito cada uno de los eslabones que se requieran para la realización de las elecciones.