/ jueves 28 de febrero de 2019

Tierra Adentro

Sumando se logran mejores resultados


Conociendo el recorte que anunció el gobierno federal al presupuesto estatal para programas sociales de poco más de un mil novecientos millones de pesos para el 2019, es de esperar una notoria disminución de apoyos de asistencia para la región serrana, y por supuesto para toda la entidad.

De acuerdo a información ofrecida por el titular de la Secretaría de Desarrollo Social de gobierno del estado, el MVZ, Tonatiuh Cervantes Curiel, el gobierno federal disminuye en 1 900 millones de pesos el presupuesto asignado a programas sociales, cantidad que sin lugar a duda tendrá fuerte repercusión en la planeación de apoyos del gobierno de Francisco Domínguez Servién a los 18 municipios del estado.

En espera de las nuevas reglas operativas que serán implementadas, precisamente para operar los recursos, la dependencia que maneja los programas que tienen que ver con la atención a los grupos vulnerables y en extrema pobreza, apuesta a las buenas gestiones que realice el mandatario estatal para ampliar la “bolsa” destinada a la asistencia social.

Hasta aquí, es obvio esperar efectos colaterales en detrimento de municipios y programas sociales que ha manejado la administración de Domínguez Servién durante sus tres años de gobierno, pero también hay que resaltar que una buena parte de los programas de asistencia hoy serán directamente dispuestos y entregados directamente por el gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador.

Bajo esta situación, donde habrá dos instancias favoreciendo a la gente con los diversos programas sociales, es decir, gobierno federal y gobierno estatal, es importante que ambas partes tengan una mayor coordinación a fin de mejorar el beneficio a las comunidades, sobre todo.

En este contexto, el delegado estatal de Programas para el Desarrollo del gobierno de la República en Querétaro, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, por el volumen de recursos públicos que tendrá que “supervisar” (mas de cinco mil millones de pesos, extraoficialmente) tiene en sus manos la oportunidad política, sobre todo de lograr la duplicidad de acciones y beneficios.

Desde luego, respetando la autonomía y autoridad tanto del gobierno estatal como de los municipios que hoy por hoy piden, reclaman y exigen, precisamente eso, respeto y autonomía en la toma de sus decisiones propias.

Son tiempos de armonizar el quehacer público, más allá de colores, grupos, partidos o falsas competencias de protagonismo, porque finalmente una competitividad equivocada, hará mucho daño a los grupos vulnerables y de extrema pobreza del estado de Querétaro y en particular de la zona norte del estado, la Sierra Gorda queretana, que tanto requieren la atención de sus autoridades y gobiernos en turno.

Sumando se logran mejores resultados


Conociendo el recorte que anunció el gobierno federal al presupuesto estatal para programas sociales de poco más de un mil novecientos millones de pesos para el 2019, es de esperar una notoria disminución de apoyos de asistencia para la región serrana, y por supuesto para toda la entidad.

De acuerdo a información ofrecida por el titular de la Secretaría de Desarrollo Social de gobierno del estado, el MVZ, Tonatiuh Cervantes Curiel, el gobierno federal disminuye en 1 900 millones de pesos el presupuesto asignado a programas sociales, cantidad que sin lugar a duda tendrá fuerte repercusión en la planeación de apoyos del gobierno de Francisco Domínguez Servién a los 18 municipios del estado.

En espera de las nuevas reglas operativas que serán implementadas, precisamente para operar los recursos, la dependencia que maneja los programas que tienen que ver con la atención a los grupos vulnerables y en extrema pobreza, apuesta a las buenas gestiones que realice el mandatario estatal para ampliar la “bolsa” destinada a la asistencia social.

Hasta aquí, es obvio esperar efectos colaterales en detrimento de municipios y programas sociales que ha manejado la administración de Domínguez Servién durante sus tres años de gobierno, pero también hay que resaltar que una buena parte de los programas de asistencia hoy serán directamente dispuestos y entregados directamente por el gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador.

Bajo esta situación, donde habrá dos instancias favoreciendo a la gente con los diversos programas sociales, es decir, gobierno federal y gobierno estatal, es importante que ambas partes tengan una mayor coordinación a fin de mejorar el beneficio a las comunidades, sobre todo.

En este contexto, el delegado estatal de Programas para el Desarrollo del gobierno de la República en Querétaro, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, por el volumen de recursos públicos que tendrá que “supervisar” (mas de cinco mil millones de pesos, extraoficialmente) tiene en sus manos la oportunidad política, sobre todo de lograr la duplicidad de acciones y beneficios.

Desde luego, respetando la autonomía y autoridad tanto del gobierno estatal como de los municipios que hoy por hoy piden, reclaman y exigen, precisamente eso, respeto y autonomía en la toma de sus decisiones propias.

Son tiempos de armonizar el quehacer público, más allá de colores, grupos, partidos o falsas competencias de protagonismo, porque finalmente una competitividad equivocada, hará mucho daño a los grupos vulnerables y de extrema pobreza del estado de Querétaro y en particular de la zona norte del estado, la Sierra Gorda queretana, que tanto requieren la atención de sus autoridades y gobiernos en turno.

jueves 16 de mayo de 2019

Tierra adentro

jueves 18 de abril de 2019

Tierra Adentro

jueves 04 de abril de 2019

Tierra Adentro

jueves 28 de marzo de 2019

Tierra Adentro

jueves 21 de marzo de 2019

Tierra Adentro

jueves 14 de marzo de 2019

Tierra Adentro

jueves 07 de marzo de 2019

Tierra Adentro

jueves 28 de febrero de 2019

Tierra Adentro

jueves 21 de febrero de 2019

Tierra Adentro

Cargar Más