/ jueves 22 de febrero de 2018

Tierra Adentro - Cambio de paradigmas en la región serrana

Por fin, luego de una larga y apesadumbrada, sobre todo para los involucrados partidistas, los partidos políticos, vestidos de  coaliciones hacen pública su lista de candidatos a cargos de elección popular, en este caso al Senado de la República.

Aunque inicialmente fue el tricolor, o sea el Partido Revolucionario Institucional, PRI el que designo a sus candidatos al Senado de la República, debido a impugnaciones impuestas se alargó su determinación, decisión que por cierto no se modificó ni tantito a lo inicialmente planteado públicamente, es decir, Ana Bertha Silva Solórzano y Ernesto Luque Hudson van por el priísmo queretano.

En tiempo y forma, de acuerdo a su programación estatutaria, su principal adversario (del tricolor), sobre todo al Senado donde hace muchos, muchos años no los han desbancado en esa posición por la vía uninominal, el Partido Acción Nacional, PAN anuncio la nominación de María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mauricio Kuri González como la dupla que abandera a los albiazules queretanos.

Y finalmente, también no lejanos a amplia polémica y discusión pública e interna, MORENA lanza la mancuerna de Celia Maya García y Gilberto Herrera Ruiz como sus representes al Senado de la República por Querétaro.

Así las cosas, y es en este entorno donde se inicia la “dulce especulación” del imaginario popular de la región serrana donde se observa un escenario electoral inusual, inesperado  y hasta impensable para el historial político-partidista reciente.

Considerando lo distante y alejado  de su presencia del entorno rural de los candidatos, sobre todo de los aspirante del PAN y del PRI, por su evidente desvinculación con la región serrana, no así los abanderados de MORENA que por su trayectoria política y académica han sido mayormente visualizados por acá, es de esperar una contienda que sin lugar a duda favorecerá a esta última dupla.

Efectivamente, más allá del desempeño que han realizado en sus respectivas trincheras laborales y partidistas, los candidatos al Senado de la República por el PRI y el PAN, Ana Bertha Silva Solórzano y Ernesto Luque Hudson, así como  María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mauricio Kuri González, respectivamente, es casi nula, por decir menos su presencia por la zona norte del estado. Razón por la cual, surge la duda del resultado que han de esperar del electorado serrano.

Claro está que el volumen de votos que podrían recibir del electorado del norte del estado es lo que menos les preocupa, a todos, tomando en cuenta que la mayor concentración de voto se agrupa en la capital del estado, san Juan del Río y municipios conurbados de la capital del estado.

Contrario a ellos, está la trayectoria sexenal del exrector Gilberto Herrara Ruiz por su permanente y muy constante presencia personal por la región llevando proyectos y acrecentando la presencia universitaria en casi toda le entidad. También, después de al menos tres procesos electorales como aspirante política, la magistrada Celia Maya García es hartó conocida por la zona norte del estado, precisamente por su trayectoria partidista, situación que abonará, seguramente en un posible escenario favorable a MORENA que le dé un giro al “encanto” de los panistas.

Por fin, luego de una larga y apesadumbrada, sobre todo para los involucrados partidistas, los partidos políticos, vestidos de  coaliciones hacen pública su lista de candidatos a cargos de elección popular, en este caso al Senado de la República.

Aunque inicialmente fue el tricolor, o sea el Partido Revolucionario Institucional, PRI el que designo a sus candidatos al Senado de la República, debido a impugnaciones impuestas se alargó su determinación, decisión que por cierto no se modificó ni tantito a lo inicialmente planteado públicamente, es decir, Ana Bertha Silva Solórzano y Ernesto Luque Hudson van por el priísmo queretano.

En tiempo y forma, de acuerdo a su programación estatutaria, su principal adversario (del tricolor), sobre todo al Senado donde hace muchos, muchos años no los han desbancado en esa posición por la vía uninominal, el Partido Acción Nacional, PAN anuncio la nominación de María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mauricio Kuri González como la dupla que abandera a los albiazules queretanos.

Y finalmente, también no lejanos a amplia polémica y discusión pública e interna, MORENA lanza la mancuerna de Celia Maya García y Gilberto Herrera Ruiz como sus representes al Senado de la República por Querétaro.

Así las cosas, y es en este entorno donde se inicia la “dulce especulación” del imaginario popular de la región serrana donde se observa un escenario electoral inusual, inesperado  y hasta impensable para el historial político-partidista reciente.

Considerando lo distante y alejado  de su presencia del entorno rural de los candidatos, sobre todo de los aspirante del PAN y del PRI, por su evidente desvinculación con la región serrana, no así los abanderados de MORENA que por su trayectoria política y académica han sido mayormente visualizados por acá, es de esperar una contienda que sin lugar a duda favorecerá a esta última dupla.

Efectivamente, más allá del desempeño que han realizado en sus respectivas trincheras laborales y partidistas, los candidatos al Senado de la República por el PRI y el PAN, Ana Bertha Silva Solórzano y Ernesto Luque Hudson, así como  María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mauricio Kuri González, respectivamente, es casi nula, por decir menos su presencia por la zona norte del estado. Razón por la cual, surge la duda del resultado que han de esperar del electorado serrano.

Claro está que el volumen de votos que podrían recibir del electorado del norte del estado es lo que menos les preocupa, a todos, tomando en cuenta que la mayor concentración de voto se agrupa en la capital del estado, san Juan del Río y municipios conurbados de la capital del estado.

Contrario a ellos, está la trayectoria sexenal del exrector Gilberto Herrara Ruiz por su permanente y muy constante presencia personal por la región llevando proyectos y acrecentando la presencia universitaria en casi toda le entidad. También, después de al menos tres procesos electorales como aspirante política, la magistrada Celia Maya García es hartó conocida por la zona norte del estado, precisamente por su trayectoria partidista, situación que abonará, seguramente en un posible escenario favorable a MORENA que le dé un giro al “encanto” de los panistas.

jueves 20 de septiembre de 2018

Tierra Adentro

jueves 13 de septiembre de 2018

Tierra Adentro

jueves 06 de septiembre de 2018

Tierra Adentro

jueves 30 de agosto de 2018

Tierra Adentro

jueves 16 de agosto de 2018

Tierra Adentro

jueves 09 de agosto de 2018

Tierra Adentro

jueves 02 de agosto de 2018

Tierra Adentro

jueves 26 de julio de 2018

Tierra Adentro

jueves 19 de julio de 2018

Tierra Adentro

jueves 12 de julio de 2018

Tierra Adentro

Cargar Más