imagotipo

Natalia, la cuarta hermana Serdán

  • Redacción
  • en BARROCO

Por Lilia Sevilla de Fish

No fueron tres, sino cuatro los  hermanos Serdán, quienes lucharon por  un México mejor. Máximo, Aquiles, Carmen y Natalia, mi abuela.

Con el anhelo de que se le reconozca y se le dé el lugar que merece en el “Museo de la Revolución Mexicana. Casa de los hermanos Serdán” y en la historia como mujer primero, como propietaria que fue de esa casa y como heroína, pues  participó activamente en la preparación de la lucha armada, ofresco esta semblanza, pues la historia oficial solamente reconoce a tres de los cuatro hermanos Serdán.

Sobre Aquiles, Máximo y Carmen, así como de la tragedia misma que se vivió en su casa, ahora Museo de la Revolución, se han escrito muchas biografías y se han hecho  toda clase de  estudios sobre sus vidas y muertes. ¿Y Natalia?

Mi abuela nace en Puebla el 29 de noviembre de 1875, es hermana de Carmen,  Aquiles y Máximo e hija de Manuel Serdán Guanes y Carmen Alatriste Cuesta.

El 29 de julio de 1897 Natalia  se casa con  el Lic. Manuel Sevilla Rosales, un  culto y prestigiado abogado,  quien  le obsequia, como regalo de bodas, esta casa. Procrean cinco hijos: Manuel, Manuela, Natalia, Carlos (mi papá) y José. Posteriormente mi abuelo hace un testamento dejando la casa, en partes iguales, a su esposa Natalia y a sus cinco hijos.

En 1907, muere el Lic. Manuel Sevilla.

Todo esto está asentado en un panel  en la entrada del museo.

Desde pequeña,  de  mis tíos y primos oía las historias de la familia y como siempre me ha gustado la literatura, escribí un libro en el que en pequeños pasajes,  cuento la historia de mis ancestros, pero sobre todo con la idea de que se conociera a Natalia, por eso lo titulé “Natalia serdán alatriste. Una heroína desconocida” y como el que escribe no se puede apartar del texto, le añadí: “Hilos imaginarios de historias verdaderas”.

Con motivo del centenario de la Revolución mexicana, hubo un concurso a nivel nacional que se llamó “mil conferencias, una historia que  contar” convocado por el ISSSTE. Gané dicho concurso en la ciudad de Querétaro, donde actualmente resido. La periodista de Diario de Querétaro, Lic. Margarita Ladrón de Guevara, me hizo una entrevista en mi casa. El libro se imprimió en Puebla y fue presentado por Blanca Alcalá Ruíz, presidenta municipal de esa ciudad y yo, desgraciadamente no pude asistir, pues días antes tuve un accidente que me impidió estar en el hermosísimo e histórico  salón de cabildos en el cual,  develaron el panel en el que, con letras de oro, agregaron el nombre de Natalia junto a sus hermanos.

Cuando  visité  ese salón tan imponente  y bello, al ver el nombre de mi abuela,   junto a sus hermanos, no puedo con palabras, expresar la emoción y  el orgullo que sentí.

Ahora bien: quiero compartir con ustedes, y ojalá y que corran por su imaginación, los dolorosos acontecimientos  que  vivió esta gran mujer:

Cuando Aquiles se involucra con  Madero  y  encabeza en Puebla el club “Luz y Progreso” se da cuenta del peligro que corre su familia, llama a su hermano Máximo, quien vivía con su madre doña Carmen Alatriste, y Natalia los acoje a todos en su casa  con mucho cariño.

Vuelven los cuatro hermanos a estar juntos. Así es como participa jugándose la vida, junto con su hermana Carmen, repartiendo propaganda,  pasando  armas escondidas bajo las faldas o en canastas de mercado, comprando pólvora en  sacos supuestamente de harina, haciendo con ellas pequeñas bombas caseras con las bolas de latón que adornaban las camas de su casa, manteniéndose  siempre alerta, pues su hogar estaba estrechamente vigilado por la policía secreta y varias veces fue cateado, como lo relato en pequeñas historias en mi libro.

Imagínense la noche que por consenso de la familia, tiene que salir de su casa pues les avisaron que el gobernador Mucio Martinez se había enterado de que estallaría la Revolución.  Este, de inmediato, ordena apresar a Aquiles o acabar con él.

El día diecisiete de noviembre, Natalia sale en el carruaje de su primo, Miguel Rosales, con sus cinco hijos y los dos de Aquiles tiritando con el frío de la madrugada y llegan  a  la casa de Miguel, a dos cuadras de su casa.

Natalia pasa el resto de la noche inquietísima  ¡cómo le hubiera gustado estar con su familia ¡ayudar! ¡luchar!, pero alguien tenía que sacrificarse  para proteger a los  niños. Sabía de las más de trescientas armas repartidas, de los mil y tantos involucrados en la causa quienes habían ya sido avisados y acudirían a tomar por sorpresa la ciudad de Puebla y a ayudar a sus hermanos al oír explotar las bombas caseras.

Amanece y comienzan los ruidos de la ciudad. Cuando Natalia contribuye en las actividades caseras, oye disparos originados en su casa. Institivamente, cobija  a sus hijos y se da cuenta de que, Manuel, de trece años, quien le había manifestado el deseo de quedarse con sus tíos, se había escapado. Angustiada  le grita a su primo que salga a buscarlo.  Éste regresa y le dice que no lo encontró y que su casa está rodeada por soldadados.

La desesperación de Natalia es inmensa. No puede ni rezar. ¡Su hijo! ¡sus hermanos! ¡su madre! ¡su cuñada!

Fotos: Especiales

Fotos: Especiales

Se imagina ¡su hogar, rodeado por soldados! ¿y los disparos sólo eran sobre su casa?, ¿qué pasó?  ¿qué pasaba? ¿por qué no se oían disparos de otros lados?  Obreros, campesinos y gente del pueblo, ¿por qué no llegaban? Se habían comprometido con la causa, ¿qué sucedía?  Ella había repartido armas y municiones. No, no podía explicarse nada.

¡Quería salir a averiguar, a combatir! Pero la familia le había encargado a los niños, los suyos y los de Aquiles. Cuando estaba en el colmo de la desesperación, golpearon la puerta, Natalia corre a abrir. Le llevan a su hijo ¡vivo!  Y grita: ¡gracias, Dios mío!  Lo abraza y con su llanto, empapa  la camisa de su hijo Manuel.

Continúa su angustia y desesperación, las horas le parecen eternas. Va amainando poco a poco la frecuencia de los disparos hasta el silencio.

Llega la noche eterna para Natalia y en la madrugada, de repente, se oyen dos disparos. Natalia se incorpora y grita jubilosa: ¡al fin llegaron los refuerzos y correspondieron! ¡Gracias, Dios mío!

Esos disparos fueron los que  terminaron con la vida de  su hermano Aquiles….

Los días siguientes  fueron una pesadilla para Natalia, mujer fuerte  y valiente. Tuvo que sobreponerse al dolor de perder a sus hermanos, a la impotencia ante un gobierno autoritario que exhibió a los cadáveres de Aquiles y de Máximo por todo Puebla, al encarcelamiento de su madre,  su hermana Carmen herida y de su cuñada, a punto de dar a luz, a su casa destrozada y saqueada, a la desvastación de la riquísima biblioteca de mi abuelo, al entierro de sus hermanos, a las dificultades económicas para dar abrigo y sustento a sus hijos y a los de Aquiles.

Finalmente pudo hipotecar su casa, sacar a su madre y  a su  hermana Carmen de la cárcel  y a su cuñada Filomena, que dio a luz en la prisión.

Al triunfo de la Revolución, Madero visita Puebla y se aloja en la casa de mi abuela, convive con la famila y ofrece indemnizar a Natalia. Su solicitud se hunde en la decena trágica.

Cunde la Revolución por todo el país, el gobernador provisional del Ejército  Constitucionalista en 1914, general Francisco Cos, ayuda a la familia Serdan a salir de Puebla y refugiarse en Jalapa, Veracruz.

Más tarde, las familias se separan y se van a vivir  a la ciudad de México: Carmen  con su cuñada Filomena para ayudarla a sobrevivir con los tres hijos de Aquiles. Natalia consigue un empleo en la ciudad de méxico. Se somete a ser empleada y consigue becas para sus hijos quienes terminan una carrera.

Finalmente en 1938 muere a los sesenta y tres años de edad.

En resumen, una vida de dolor, de valentía y de amor a la patria. Sin duda, mi abuela Natalia serdán alatriste fue una gran mujer. Ojalá que su historia sea conocida y narrada  en el museo para contribuír a que se haga justicia a esta heroína.

En ese museo existen tres esculturas con los bustos de Aquiles, Carmen y Máximo, ¿y  la cuarta? ¿Y la de Natalia?

“Aquí ganará un independiente”

“Aquí ganará un independiente”

Ríos Piter advierte gran fuerza de la clase media

Iris Mayumi Ochoa Herrera

local

Marcos promete redoblar esfuerzos

Marcos promete redoblar esfuerzos

El alcalde encabezó la posada de la Alianza de Transportistas

Quitan a Camacho dirigencia del PRD

Quitan a Camacho dirigencia del PRD

IEEQ reconoce liderazgo estatal de José Román González

A superar la báscula

A superar la báscula

Este día se llevará a cabo la ceremonia de pesaje para la función

Despedida de soltera para Karem Granados

Despedida de soltera para Karem Granados

Se casa con Luis Mario Aguilera en el mes de enero

Este viernes termina Circuito Indio

Este viernes termina Circuito Indio

Culminará con la presentación de Triciclo Circus Band

destacados

Demócrata Doug Jones gana elecciones en Alabama, bastión conservador de EU

Demócrata Doug Jones gana elecciones en Alabama, bastión conservador de EU

según las cadenas CNN y Fox News, venció a un republicano acusado de manoseos a adolescentes y que era apoyado por Trump

Meade iniciará precampaña el primer minuto del jueves en Chiapas

Meade iniciará precampaña el primer minuto del jueves en Chiapas

El inicio de las actividades proselitistas en busca del voto de los militantes priístas y del Partido Verde se realizará en la Explanada del Parque Central

INAI advierte por Ley de Seguridad Interior y pide discutirla

INAI advierte por Ley de Seguridad Interior y pide discutirla

Expuso que el Artículo 9 del dictamen de dicha ley afecta los principios de acceso a la información

Amenazan de muerte a Javier Sicilia y a exrector de UAEM junto a sus colaboradores

Amenazan de muerte a Javier Sicilia y a exrector de UAEM junto a sus colaboradores

Derechos humanos de la CDMX pide que se realicen las investigaciones necesarias para dar con los responsables

Listo el menú de las cenas de Navidad en el Zócalo y las delegaciones

Listo el menú de las cenas de Navidad en el Zócalo y las delegaciones

El gobierno de la CDMX ofrecerá 30 mil platos de comida caliente