/ jueves 9 de julio de 2020

El encierro evoluciona el proceso de la moda

La industria se adaptó a la falta de materiales y a la necesidad de hacer desfiles sin modelos


PARÍS. Ante el problema de las entregas de telas y el cierre de proveedores durante el confinamiento por el coronavirus en Francia y el mundo, el diseñador de moda Alexis Mabille tuvo que improvisar para salvar su colección, recurriendo a materiales que tenía a la mano.

Al igual que sus colegas que en estos días presentan sus colecciones en la Semana de la Alta Costura de París, en un formato online, el modista Mabille comenzó a trabajar en la confección de sus prendas antes de que se levantaran las restricciones al movimiento en Europa.

Esto descarriló todo, desde la disponibilidad de bordados hechos a medida hasta el proceso de fundir modelos de accesorios que usualmente llegan a distintos lugares del mundo, pero también proporcionó a los diseñadores de moda una renovada inspiración en la cuarentena.

"Trabajé en la dirección opuesta: en lugar de trabajar en el diseño, el material y el color, empecé por el color de la tela y luego por la colección", explicó Mabille a la agencia Reuters.

Agregó que había buscado proyectar en su colección una "visión brillante sobre las cosas", con vestidos que iban desde el púrpura intenso al amarillo y fuertes estampados de estilo animal.

La Semana de la Alta Costura de París presenta prendas únicas cosidas a mano de un selecto club de diseñadores.

Alexis Mabille eligió primero los materiales y al final realizó el diseño / Foto: Reuters

Sin embargo, incluso para las marcas más grandes, las cuarentenas en Europa representaron un verdadero desafío.

Maria Grazia Chiuri, quien diseña ropa de mujer para Christian Dior, propiedad del conglomerado de lujo Moët HennessyLouis Vuitton (LVMH), coordinó el armado de su colección desde Roma a través de videollamadas con las costureras, así como con los equipos de producción que trabajaban desde sus hogares.

La marca también debió enfrentar demoras o pérdidas de entregas, mientras intentaba plasmar su concepto de la colección en maniquíes en miniatura.

Christian Dior también hizo un cambio a su tradicional desfile, al presentar sus complejos diseños en maniquíes en miniatura, en un giro provocado por el confinamiento de la pandemia del coronavirus.

Las marcas tienen que presentar sus colecciones online y a través de películas como parte de la Semana de la Alta Costura de París, una vidriera de prendas de alto nivel y piezas únicas, después de que las presentaciones a las que suelen asistir fashionistas de todo el mundo fueron canceladas por el brote del virus.

Los vestidos de Dior se inspiraron en artistas surrealistas femeninos, como la fotógrafa Lee Miller, y presentaron bordados complicados, así como plumas de pies a cabeza en un estilo lila.

Las prendas fueron colocadas en 37 pequeños maniquíes de modisto, que luego se enviarán a los principales clientes de todo el mundo y se presentaron el lunes al público en una película filmada por el director de Gomorra, Matteo Garrone.

"Hicimos este proyecto en un momento muy particular de nuestras vidas", dijo la diseñadora Maria Grazia Chiuri, quien comenzó a trabajar en la presentación de manera remota durante la cuarentena en Roma, coordinando todo con las costureras y el equipo de producción, quienes también estaban en casa.

Las miniaturas itinerantes se hicieron eco de un formato que las casas de alta costura francesas usaron durante la Segunda Guerra Mundial para intentar mantener las colecciones a la vista y llegar a los clientes. Chiuri dijo que la marca había intentado enviar el mensaje de que "las tradiciones estaban vivas" en París.

"Es una experiencia diferente. Pero creo que es una hermosa experiencia", expresó la diseñadora italiana sobre la posibildad de trabajar en la película, que presentó ninfas y sirenas cautivadas por los vestidos de alta costura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


PARÍS. Ante el problema de las entregas de telas y el cierre de proveedores durante el confinamiento por el coronavirus en Francia y el mundo, el diseñador de moda Alexis Mabille tuvo que improvisar para salvar su colección, recurriendo a materiales que tenía a la mano.

Al igual que sus colegas que en estos días presentan sus colecciones en la Semana de la Alta Costura de París, en un formato online, el modista Mabille comenzó a trabajar en la confección de sus prendas antes de que se levantaran las restricciones al movimiento en Europa.

Esto descarriló todo, desde la disponibilidad de bordados hechos a medida hasta el proceso de fundir modelos de accesorios que usualmente llegan a distintos lugares del mundo, pero también proporcionó a los diseñadores de moda una renovada inspiración en la cuarentena.

"Trabajé en la dirección opuesta: en lugar de trabajar en el diseño, el material y el color, empecé por el color de la tela y luego por la colección", explicó Mabille a la agencia Reuters.

Agregó que había buscado proyectar en su colección una "visión brillante sobre las cosas", con vestidos que iban desde el púrpura intenso al amarillo y fuertes estampados de estilo animal.

La Semana de la Alta Costura de París presenta prendas únicas cosidas a mano de un selecto club de diseñadores.

Alexis Mabille eligió primero los materiales y al final realizó el diseño / Foto: Reuters

Sin embargo, incluso para las marcas más grandes, las cuarentenas en Europa representaron un verdadero desafío.

Maria Grazia Chiuri, quien diseña ropa de mujer para Christian Dior, propiedad del conglomerado de lujo Moët HennessyLouis Vuitton (LVMH), coordinó el armado de su colección desde Roma a través de videollamadas con las costureras, así como con los equipos de producción que trabajaban desde sus hogares.

La marca también debió enfrentar demoras o pérdidas de entregas, mientras intentaba plasmar su concepto de la colección en maniquíes en miniatura.

Christian Dior también hizo un cambio a su tradicional desfile, al presentar sus complejos diseños en maniquíes en miniatura, en un giro provocado por el confinamiento de la pandemia del coronavirus.

Las marcas tienen que presentar sus colecciones online y a través de películas como parte de la Semana de la Alta Costura de París, una vidriera de prendas de alto nivel y piezas únicas, después de que las presentaciones a las que suelen asistir fashionistas de todo el mundo fueron canceladas por el brote del virus.

Los vestidos de Dior se inspiraron en artistas surrealistas femeninos, como la fotógrafa Lee Miller, y presentaron bordados complicados, así como plumas de pies a cabeza en un estilo lila.

Las prendas fueron colocadas en 37 pequeños maniquíes de modisto, que luego se enviarán a los principales clientes de todo el mundo y se presentaron el lunes al público en una película filmada por el director de Gomorra, Matteo Garrone.

"Hicimos este proyecto en un momento muy particular de nuestras vidas", dijo la diseñadora Maria Grazia Chiuri, quien comenzó a trabajar en la presentación de manera remota durante la cuarentena en Roma, coordinando todo con las costureras y el equipo de producción, quienes también estaban en casa.

Las miniaturas itinerantes se hicieron eco de un formato que las casas de alta costura francesas usaron durante la Segunda Guerra Mundial para intentar mantener las colecciones a la vista y llegar a los clientes. Chiuri dijo que la marca había intentado enviar el mensaje de que "las tradiciones estaban vivas" en París.

"Es una experiencia diferente. Pero creo que es una hermosa experiencia", expresó la diseñadora italiana sobre la posibildad de trabajar en la película, que presentó ninfas y sirenas cautivadas por los vestidos de alta costura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Representantes de FRENA se manifiestan en Plaza de Armas

Con gritos de '"fuera López", los miembros de FRENA realizaron su primera concentración en una plaza pública

Local

Este lunes el INE reabre módulos en Corregidora, San Juan del Río y Cadereyta

Se brindará atención con previa cita; para evitar contagios no habrá salas de espera

Local

Lluvia de ayer se concentró en la zona sur, norte y norponiente de la capital queretana

Hubo encharcamientos por arriba de banqueta, originados principalmente por el taponamiento de torrenteras, coladeras y alcantarillas que hacían más lento el desalojo del agua

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores