/ jueves 17 de mayo de 2018

Fans de Enrique y Meghan acampan en Windsor para ver boda

Un grupo de personas se instaló ya en las afueras del Castillo de Windsor donde se realizará la boda religiosa este sábado entre el príncipe Enrique y la actriz estadunidense Meghan Markle.

Entre ese grupo está el fan de la realeza John Loughrey, fiel seguidor de la familia real, en particular un gran admirador de la fallecida princesa Diana, madre del príncipe Enrique.

El 6 de septiembre de 1997 estuvo presente en el cortejo fúnebre que salió del Palacio de Kensington hacia la Abadía de Westminster y desde ese entonces no se pierde bodas reales y nacimientos.

También fue el primero en acampar en las afueras de la Abadía de Westminster, donde se casaron el príncipe Guillermo y Kate Middleton el 29 de abril de 2011.

Lo mismo hizo en 2013 durante el nacimiento del príncipe Jorge, el primer hijo de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, cuando durmió en una banca afuera de la clínica privada “Lindo Wing” de esta ciudad.

Tampoco se perdió los dos sucesivos nacimientos de los hijos de los duques de Cambridge, el de la princesa Carlota que nació en 2013 y el reciente nacimiento del príncipe Luis el pasado mes de abril.

John, de 63 años de edad, acampa en las afueras del Castillo de Windsor desde el 13 de mayo y ya instaló, como en otras ocasiones, una pequeña tienda de campaña.

Al igual que bodas y nacimientos reales luce los colores de la “Union Flag” azul, rojo y blanco y siempre lleva un letrero hecho a mano con la palabra “Felicidades”.

Se espera que miles de personas se congreguen en el poblado de Windsor para ver desfilar a los novios en el carruaje abierto Ascot Landau, utilizado para estas ocasiones especiales.

Las vallas metálicas ya están levantadas en preparación al ensayo general militar que tuvo lugar este día a cargo de 250 militares que acompañarán a los recién casados este sábado.

El príncipe y Meghan Markle desfilarán a las 13:00 horas locales después de la ceremonia religiosa rumbo a la calle principal del centro de Windsor para después regresar al Castillo de Windsor donde la reina Isabel II ofrecerá un almuerzo para 800 invitados.

En esta ocasión también han sido invitados a las áreas verdes del castillo unos mil 200 miembros del público asociados a organizaciones de caridad de diversa índole para disfrutar de un picnic y presenciar el paseo en carruaje de los recién casados.

Un grupo de personas se instaló ya en las afueras del Castillo de Windsor donde se realizará la boda religiosa este sábado entre el príncipe Enrique y la actriz estadunidense Meghan Markle.

Entre ese grupo está el fan de la realeza John Loughrey, fiel seguidor de la familia real, en particular un gran admirador de la fallecida princesa Diana, madre del príncipe Enrique.

El 6 de septiembre de 1997 estuvo presente en el cortejo fúnebre que salió del Palacio de Kensington hacia la Abadía de Westminster y desde ese entonces no se pierde bodas reales y nacimientos.

También fue el primero en acampar en las afueras de la Abadía de Westminster, donde se casaron el príncipe Guillermo y Kate Middleton el 29 de abril de 2011.

Lo mismo hizo en 2013 durante el nacimiento del príncipe Jorge, el primer hijo de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, cuando durmió en una banca afuera de la clínica privada “Lindo Wing” de esta ciudad.

Tampoco se perdió los dos sucesivos nacimientos de los hijos de los duques de Cambridge, el de la princesa Carlota que nació en 2013 y el reciente nacimiento del príncipe Luis el pasado mes de abril.

John, de 63 años de edad, acampa en las afueras del Castillo de Windsor desde el 13 de mayo y ya instaló, como en otras ocasiones, una pequeña tienda de campaña.

Al igual que bodas y nacimientos reales luce los colores de la “Union Flag” azul, rojo y blanco y siempre lleva un letrero hecho a mano con la palabra “Felicidades”.

Se espera que miles de personas se congreguen en el poblado de Windsor para ver desfilar a los novios en el carruaje abierto Ascot Landau, utilizado para estas ocasiones especiales.

Las vallas metálicas ya están levantadas en preparación al ensayo general militar que tuvo lugar este día a cargo de 250 militares que acompañarán a los recién casados este sábado.

El príncipe y Meghan Markle desfilarán a las 13:00 horas locales después de la ceremonia religiosa rumbo a la calle principal del centro de Windsor para después regresar al Castillo de Windsor donde la reina Isabel II ofrecerá un almuerzo para 800 invitados.

En esta ocasión también han sido invitados a las áreas verdes del castillo unos mil 200 miembros del público asociados a organizaciones de caridad de diversa índole para disfrutar de un picnic y presenciar el paseo en carruaje de los recién casados.

Local

Alistan inauguración de hospital del IMSS

Pancho se reúne con directivos rumbo a la Asamblea que se realizará ese mismo día

Local

Trabaja Turismo proyectos de imagen urbana para Amealco

Se llevan a cabo acciones de cableado subterráneo y un proyecto que tiene qué ver con cabañas

Local

Comercios obligados a contratar recolección

Es un requisito para la licencia de funcionamiento, les advierte Enrique Correa

Salud

El 68 es mucho más que el 2 de octubre, asegura Gabino Palomares

El compositor y cantante ofrecerá concierto en el Festival Cervantino

México

En enero se suspenderán las fotomultas: Sheinbaum

En los próximos días se dará a conocer el nuevo esquema que se sumará a un programa de educación vial

Gossip

“Despacito” arrasa con títulos de récord Guinnes

Luis Fonsi recibió siete títulos por la canción que interpreta junto a Daddy Yankee

Política

Visas de trabajo para migrantes centroamericanos, promete AMLO

Buscan dejar la política de deportaciones y así ofrecer alternativas a las personas que emigran por falta de empleo en sus países de origen.

República

Chiapas garantiza apoyo y atención a migrantes hondureños

La caravana es de al menos dos mil personas, entre hombres, mujeres y niños

Finanzas

Impuesto a gasolinas debe reducirse gradualmente: CP

Debe estar ligada al ingreso que dejará la reforma energética al gobierno federal, explican