/ sábado 30 de marzo de 2019

Vitaflumen: Tarde de lluvia en Shibuya

Sus calles vanguardistas llenas de anuncios luminosos y su gran oferta comercial que abarca desde tiendas de moda hasta restaurantes y centros nocturnos de todo tipo

El barrio de Shibuya es uno de los veintitrés distritos de Tokio y uno de los más populares y concurridos de la ciudad tanto para turistas como para locales. Sus calles vanguardistas llenas de anuncios luminosos y su gran oferta comercial que abarca desde tiendas de moda hasta restaurantes y centros nocturnos de todo tipo, hacen de este sitio uno de los puntos de entretenimiento más frecuentados por la juventud tokiota y una de las visitas obligatorias según las guías de viaje para quien se encuentra de visita.

Más allá de los centros comerciales, este barrio cuenta con otros atractivos, entre ellos, la Plaza Hachikō, llamada así en honor al famoso perro que se sentaba todos los días a la salida de la estación de tren a esperar a su amo que regresaba de trabajar y, el más célebre, el cruce de Shibuya considerado el más transitado del mundo.

Este conocido cruce, también llamado Scramble Kousaten, tiene un alto sincronizado en las cuatro direcciones. Mientras los autos circulan, la gente se aglomera en las aceras y en cuestión de minutos forma grandes manchas humanas en cada uno de los costados de las calles. Los peatones aguardan con paciencia, miran sus teléfonos o se entretienen con las enormes pantallas de colores que tapizan las fachadas de los edificios y que son imposibles de ignorar gracias a los anuncios que aparecen uno tras otro, sin descanso: ahora un grupo de chicas vestidas de rosa que ríen con un café helado entre las manos mientras una espiral rosa las engulle; ahora una pareja caucásica vestida de etiqueta entrando a La Scala de Milán…

Cuando los autos se detienen, empieza la función: la muchedumbre cruza en todas las direcciones. Transeúntes y ciclistas se esquivan con toda maestría. El enjambre humano se teje, se trenza, y en cuestión de segundos se vuelve a destrenzar. Lo más impresionante es que aun en medio del gentío y del movimiento multidireccional la gente no se toca. Apenas un ligero roce que los hace disculparse o inclinar la cabeza en son de paz.

Asistir a este suceso en días de lluvia es un espectáculo singular. El vaivén de paraguas, en su mayoría transparentes, convierte a la masa en una tribu de malabaristas que realizan toda suerte de trucos con esas sombrillas cubiertas de agua que distorsionan la luz neón que se cuela de los anuncios de ropa, perfumes o cadenas de comida rápida.

“Sin dejarme vencer por la lluvia

Sin dejarme vencer por el viento

Sin dejarme vencer por la nieve o por el calor de verano

Un cuerpo fuerte

Libre de toda avaricia

Jamás irascible

Siempre sonriendo serenamente.” *

* Fragmento del poema Vencer la lluvia de Kenji Miyazawa (traducción de Juan Agustín Onís Conde)

———————————-

Texto y fotografías de Sandra Hernández, arquitecta y fotógrafa. Su pasión por el tema urbano y su acontecer cotidiano le ha llevado a explorar el mundo desde estas dos disciplinas cuya práctica está estrechamente ligada: una complementa a la otra.

Cuando no está de viaje trabajando en algún proyecto, divide su tiempo entre las ciudades de Quebec, Canadá y Querétaro, México.

www.vitaflumen.com

Instagram: @Vita_Flumen / Facebook: @VitaFlumen1

El barrio de Shibuya es uno de los veintitrés distritos de Tokio y uno de los más populares y concurridos de la ciudad tanto para turistas como para locales. Sus calles vanguardistas llenas de anuncios luminosos y su gran oferta comercial que abarca desde tiendas de moda hasta restaurantes y centros nocturnos de todo tipo, hacen de este sitio uno de los puntos de entretenimiento más frecuentados por la juventud tokiota y una de las visitas obligatorias según las guías de viaje para quien se encuentra de visita.

Más allá de los centros comerciales, este barrio cuenta con otros atractivos, entre ellos, la Plaza Hachikō, llamada así en honor al famoso perro que se sentaba todos los días a la salida de la estación de tren a esperar a su amo que regresaba de trabajar y, el más célebre, el cruce de Shibuya considerado el más transitado del mundo.

Este conocido cruce, también llamado Scramble Kousaten, tiene un alto sincronizado en las cuatro direcciones. Mientras los autos circulan, la gente se aglomera en las aceras y en cuestión de minutos forma grandes manchas humanas en cada uno de los costados de las calles. Los peatones aguardan con paciencia, miran sus teléfonos o se entretienen con las enormes pantallas de colores que tapizan las fachadas de los edificios y que son imposibles de ignorar gracias a los anuncios que aparecen uno tras otro, sin descanso: ahora un grupo de chicas vestidas de rosa que ríen con un café helado entre las manos mientras una espiral rosa las engulle; ahora una pareja caucásica vestida de etiqueta entrando a La Scala de Milán…

Cuando los autos se detienen, empieza la función: la muchedumbre cruza en todas las direcciones. Transeúntes y ciclistas se esquivan con toda maestría. El enjambre humano se teje, se trenza, y en cuestión de segundos se vuelve a destrenzar. Lo más impresionante es que aun en medio del gentío y del movimiento multidireccional la gente no se toca. Apenas un ligero roce que los hace disculparse o inclinar la cabeza en son de paz.

Asistir a este suceso en días de lluvia es un espectáculo singular. El vaivén de paraguas, en su mayoría transparentes, convierte a la masa en una tribu de malabaristas que realizan toda suerte de trucos con esas sombrillas cubiertas de agua que distorsionan la luz neón que se cuela de los anuncios de ropa, perfumes o cadenas de comida rápida.

“Sin dejarme vencer por la lluvia

Sin dejarme vencer por el viento

Sin dejarme vencer por la nieve o por el calor de verano

Un cuerpo fuerte

Libre de toda avaricia

Jamás irascible

Siempre sonriendo serenamente.” *

* Fragmento del poema Vencer la lluvia de Kenji Miyazawa (traducción de Juan Agustín Onís Conde)

———————————-

Texto y fotografías de Sandra Hernández, arquitecta y fotógrafa. Su pasión por el tema urbano y su acontecer cotidiano le ha llevado a explorar el mundo desde estas dos disciplinas cuya práctica está estrechamente ligada: una complementa a la otra.

Cuando no está de viaje trabajando en algún proyecto, divide su tiempo entre las ciudades de Quebec, Canadá y Querétaro, México.

www.vitaflumen.com

Instagram: @Vita_Flumen / Facebook: @VitaFlumen1

Local

Querétaro podría cambiar de escenario por Covid-19

De acuerdo con el Índice de Modulación ya rebasó los indicadores de positividad y ocupación hospitalaria

Local

Más de 200 ciudadanos acreditados como observadores electorales

Para la Consulta Popular del próximo domingo para la que también fueron capacitados más de cinco mil funcionarios de mesas receptoras

Local

Querétaro es segundo del país con más profesionistas

El 22.48% tiene un escolaridad de educación superior, y el 18.94% tiene el nivel medio superior

Deportes

Regresan funciones de los martes a la Arena Querétaro

Los luchadores queretanos buscarán triunfar en esta importante presentación

Deportes

Noel León demuestra constancia

El regiomontano llega a la cuarta fecha de Nascar Challenge como líder con 141 puntos

Policiaca

Tráiler sin frenos provoca carambola en la 57

Embistió a por lo menos 8 vehículos hasta salir del camino e terminar su marcha incrustado en un árbol

Policiaca

Colapsada autopista 57 al sur de la capital

Tras dos incidentes viales, uno a la altura del estadio y el otro en la colonia Casa Blanca

Tecnología

Lo nuevo de "Ghost of Tsushima" y "Alien", lo más esperado en videojuegos

Ofrecerá notables mejoras para su versión en PS5, como la resolución 4K, que tratará de alcanzar los 60 fotogramas por segundo

Ecología

Pocos países asumieron nuevos compromisos sobre el clima: ONU

Debido a la pandemia se había fijado una nueva fecha para que los compromisos pudieran tenerse antes de la COP26, pero sólo 110 países presentaron sus compromisos revisados