imagotipo

2017: política y bancos centrales los protagonistas

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

El año pasado los mayores acontecimientos que impactaron a los mercados vinieron desde la política. Primero con el referéndum del 23 de junio sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, con un inesperado triunfo para los partidarios del Brexit; y en segundo lugar la elección, contra todo pronóstico, de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.

Pero la política seguirá siendo protagonista este 2017, sobretodo en Europa. El primer capítulo tendrá lugar el 15 de marzo en los Países Bajos donde el ultraderechista Partido de la Libertad al frente del cual está Geert Wilders quien ha sido incluso condenado por racismo y comparado con Trump, aparece con una importante intención de voto. La remota posibilidad que un partido eurófobo pueda dirigir los destinos de uno de los países fundadores de la Unión Europea comienza a generar nerviosismo.

El 23 de abril y el 07 de mayo están pactados para que se realice la primera y la segunda vuelta electoral en Francia. François Hollande anunció que no buscará la reelección y los socialistas parece que dejaran de ocupar el Palacio del Eliseo. El Frente Nacionalista de Marine Le Pen ha señalado su intención de convocar a un referéndum sobre la continuidad de la tercera potencia económica de la Unión Europea en caso de alzarse con la victoria.

Entre 27 de agosto y el 22 de octubre tendrán lugar las elecciones en Alemania, donde Ángela Merkel buscará reelegirse al frente de la mayor economía de la eurozona.

La dimisión de Matteo Renzi en Italia, abre la puerta para unas posibles elecciones en Italia, donde poco a poco el euroescéptico Movimiento Cinco Estrellas ha conseguido mayores adeptos.

La política monetaria también tendrá su estrellato en 2017 con la Reserva Federal de Estados Unidos como protagonista principal. La FED anticipó que espera tres subidas en sus tasas de interés en el año. Y en caso de cumplirse con las expectativas de inflación y empleo puede llegarse a una cuarta. El organismo encabezado por Janet Yellen tiene programadas ocho reuniones a lo largo del año. Por cada subida de tasas que realice la FED podríamos esperar un movimiento similar en el Banco de México.

Mientras el Banco Central Europeo se espera que no mueva sus referenciales en el año; el Banco de Inglaterra y el de Japón podrán aprobar nuevos ajustes en sus políticas de cara al Brexit y de acuerdo con los efectos de los “Abenomics” respetivamente.

No obstante; si bien es cierto, procesos como el Brexit ocasionó una volatilidad inmediata, las previsiones más pesimistas se suavizaron conforme avanzó el año. La economía global no padeció los impactos tan negativos que se esperaban.

La inesperada victoria de Trump, de la que también se mencionaban algunos escenarios catastróficos para los mercados, no trajo consigo reacciones negativas en Wall Street y aquellos movimientos fuertes que ocurrieron horas después se fueron corrigiendo. El mercado neoyorkino realizó una lectura pragmática de la victoria de Trump enfocándose en los puntos positivos de su programa.

La derrota de Renzi en Italia, aunque descontada por los mercados, tampoco registró movimientos de pánico.

Podemos concluir con la reflexión de Javier Montoya: “La lectura que se extrae del ejemplo de los eventos políticos de 2016 es que el mercado tiene una gran tendencia a sobrerreaccionar ante focos de tensión imprevistos. Sin embargo, en la medida en que se repiten en el tiempo sucesos de carácter negativo con un origen similar, aunque su magnitud sea mayor, la reacción del mercado disminuye en intensidad hasta un punto en que en los siguientes sucesos apenas impactan en los mercados. En su día esto ocurrió con los atentados terroristas, con las entidades financieras en problemas o con la inestabilidad en los países emergentes”.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)