imagotipo

Alianza del Pacífico y G-20

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

De naturaleza distinta pero de igual importancia para el país revisten los encuentros internacionales para México que estarán por desarrollarse los siguientes días. En primer lugar cabe hacer mención a la Alianza del Pacífico; creada en 2011 e integrada por Colombia, Chile, México y Perú, con una población que suma más de 230 millones de habitantes. Entre sus objetivos destacan: construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales, personas y economía; impulsar un mayor crecimiento, desarrollo económico y competitividad de las economías de sus integrantes, con miras a lograr mayor bienestar, superar  la desigualdad socioeconómica e  impulsar la inclusión social de sus habitantes; así como convertirse en una plataforma de articulación política, integración económica y comercial, y proyección al mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional que busca beneficiar a su población a través de la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. Por ello, cuenta con un Acuerdo Comercial que facilitará el comercio entre los cuatro países a través de la reducción arancelaria, la disminución de obstáculos al comercio, la solución de controversias, la agilización de las operaciones de importación y exportación, y la facilitación del comercio de servicios, entre otros.

Además, brinda becas a estudiantes de los cuatro países para fortalecer el capital humano, y ha logrado un libre flujo de personas por turismo y negocios gracias a la eliminación de las visas.

El Producto Interno Bruto (PIB) de los países de la Alianza del Pacífico reúne el 39% del PIB total de América Latina y el Caribe. Asimismo, suman aproximadamente el 50% del comercio exterior de América Latina y representan el 44% del total de flujos de Inversión Extranjera Directa de América Latina y el Caribe.

El presidente Enrique Peña Nieto asistirá en Cali, Colombia a la XII Cumbre de la Alianza del Pacífico al lado de Michelle Bachelet, presidenta de Chile; Juan Manuel Santos presidente de Colombia y Pedro Pablo Kuczynski, del Perú.

La siguiente semana, Peña Nieto viajará a Alemania para participar en la reunión del G-20, donde ya se ha confirmado la reunión que sostendrá el mandatario mexicano con el presidente estadounidense Donald Trump seis meses después de haber cancelado la reunión por diferir respecto a la construcción del muro fronterizo. La reunión, será la primera con Trump como mandatario estadounidense, luego del encuentro sostenido en agosto del año pasado cuando el magnate neoyorkino era todavía candidato del Partido Republicano a la presidencia de los Estados Unidos.

Ángela Merkel será la anfitriona del evento unos meses antes de someterse a las urnas y con seguridad volverá a referirse a la importancia de la cooperación internacional para la resolución de los problemas globales. Cabe destacar las últimas declaraciones de la Canciller Alemana al referirse a esta situación: “quien crea que los problemas de este mundo se pueden resolver con aislamiento y proteccionismo comete un gravísimo error”… “la lucha contra el cambio climático, la amenaza que representa el terrorismo internacional, las chances de la globalización y la digitalización, las causas de la migración, ninguno de esos desafíos se detiene ante la frontera de un país”

La reunión en Hamburgo no será nada fácil con la presencia de Trump. Europa se encuentra cerrando filas al respecto. El recién llegado Emmanuel Macron fue claro al señalar que “vivimos un momento como nunca antes existió”… “los riesgos a nivel internacional nunca fueron tan altos como hoy”.

Si bien es cierto la agenda del G-20 tiene más relación con temas económicos, la salida de Estados Unido del Acuerdo de París no podrá pasar desapercibido. Merkel fue enfática al señalar que no pueden ni quieren esperar hasta convencer a todos de la realidad de las investigaciones sobre el cambio climático.

Sin embargo, a pesar de las diferencias con el presidente estadounidense, no se le debe aislar en la reunión. Siguen existiendo muchos puntos en común como la agenda contra el combate al terrorismo, la lucha por los derechos de la mujer y la salud.

De la reunión entre Peña Nieto y Trump puede empezar a resolverse el punto toral en la relación bilateral de nuestros países: la renegociación del Tratado de Libre Comercio, la cual se puede cruzar con los procesos electorales de 2018 tanto en México como Estados Unidos. El tema es prioritario para la agenda nacional.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)