imagotipo

Aquí Querétaro

  • Manuel Naredo

Estos tiempos que corren, marcados por las nuevas tecnologías y la impunidad de las redes sociales, permiten que se presenten fenómenos extraños y difíciles de entender para quien, como yo, tiene en el siglo veinte su referente más agudo.

Digo esto a raíz de las repercusiones, sobre todo a través del llamado WhatsApp, que tuvo mi colaboración de la semana anterior, donde pretendí, a través de una serie de preguntas, que el lector pudiera tener una medición, arbitraria y muy de mis tiempos, de su queretanidad.

El hecho es que la batería de preguntas sin respuesta fue tomada por alguien, quien quitó los créditos y la introducción, numeró las preguntas y las lanzó al aire de esta aplicación tan socorrida en nuestros días. El mensaje fue reproducido aquí y allá, traspasó fronteras, se volvió relativamente viral y no faltó quien le diera respuesta, con letras en negritas y algunos errores, y la lanzara otra vez, casi con idénticos resultados.

Lo que al principio me sorprendió, y hasta me llevó a la molestia por ser víctima de un plagio, acabó por incursionar en el campo de la comprensión. Son cosas que suelen pasar en estas épocas, que no deben extrañar y contra las que nada, o muy poco, puede hacerse.

Consciente de ello, y de que el plagiario anónimo no parece tener imaginación para hacer otras preguntas sobre el tema, aunado al evidente interés mostrado por los usuarios de WhatsApp, es que formulo aquí una nueva batería de preguntas sobre la queretanidad, dejándole a quien a eso se dedica, la posibilidad de borrarle nuestros créditos y numerar las interrogantes.

Ahí va pues:

¿Dónde estaba el Café Tokio y porqué se llamaba así?

¿Por qué el edificio del Gran Hotel tiene tres puertas?

¿Qué escultura pudo descubrirse por un tiempo en la glorieta que se ubicaba en la intersección de Zaragoza y Tecnológico, antes Circunvalación?

¿A qué población conurbada a la ciudad se le trataba popularmente como “hermana república”?

¿Cómo se llama el cerro ubicado al norponiente de la antigua ciudad, otrora lleno de garambullos y hoy de casas?

¿Dónde estaba ubicado el Cine Reforma?

¿Dónde la tienda de Miguel el árabe?

¿Qué producto solían vender las marchantas a la entrada del Cine Plaza y qué utensilio utilizaban para medirlo?

¿A qué se refiere el término fotos de las aguilitas?

¿Dónde estaban ubicados los bancos Nacional de México, de Comercio y de Londres y México?

Antes de ser sede de la Comisión Federal de Electricidad, ¿que albergó su inmueble, ubicado en Juárez, entre 16 de Septiembre y Ángela Peralta?

¿Qué había anteriormente en el inmueble donde hoy se ubica el hotel Mesón de la Merced?

¿A qué esquina de la ciudad se le conocía como la “del indio triste” y por qué?

¿Qué fue primero, el Acueducto o la Hacienda de Carretas?

¿Qué se edificó en el terreno aledaño a la hoy Avenida Constituyentes donde se instalaban circos?

¿Cuál es el Puente Colorado?

¿En qué sitios estuvo instalada la tienda La Luz del Día?

¿Dónde estaba el Canal 9?

¿Dónde Tirreno?

¿Dónde se ubica el inmueble que ocupó, en el centro histórico, el Colegio Plancarte?

¿Dónde se ubicaba el Centro Educativo?

¿En qué esquina, también en el centro histórico, se ubicó la entrada principal de las oficinas de Tránsito?

¿Qué inmueble ocupó la Presidencia Municipal en transición de la Plaza de Armas al Jardín Guerrero?

¿Qué casona del centro histórico  albergó a la Zona Militar?

¿En qué casona se encuentran murales pintados, durante su juventud, por Diego Rivera?

¿Dónde nace el Acueducto de Querétaro?

¿Dónde estaba el cine Premier 70?

Habría que aclarar que si usted no completa la totalidad de las repuestas, esto puede no deberse a una falta de queretanidad, sino tan sólo a cuestiones de edad. Y es que los años acaso no le alcancen para tanto, pero los papás y los abuelos tienen autorizado el coucheo.