imagotipo

Banxico y avance del peso

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

Como lo anticipaba el mercado el Banco de México nuevamente modifica su política monetaria aumentando en .25% la base de la tasa de referencia para colocarla en 6.50%, niveles no vistos de 2009. Con esta subida, el banco central mexicano suma ya ocho aumentos en los últimos dieciocho meses convirtiéndolo en el banco central con mayores subidas en el mundo en dicho lapso.

Desde diciembre de 2015, la institución encabezada por Agustín Carstens ha aumentado 3.50% el valor del dinero en nuestro país. En ese mismo lapso, la Reserva Federal de los Estados Unidos únicamente subió en .75% su referencial. De acuerdo con Bloomberg, de una muestra de 38 bancos centrales nadie ha mostrado la agresividad de la institución mexicana. Tan sólo Colombia con un 1.75% de aumento y Sri Lanka con 1.25% son los que siguen a Banxico como los que mayores acrecentamientos registran. Y las subidas no parecen detenerse en este año. De acuerdo con diversos analistas es probable dos movimientos más a la alza en el año de .25% cada uno.

Banxico señaló en su comunicado de la semana pasada que el nuevo movimiento en las tasas obedeció para “evitar contagios al proceso de formación de precios en la economía, anclar las expectativas de inflación y reforzar la contribución de la política monetaria al proceso de convergencia de la inflación a su meta, y tomando en cuenta el incremento de 25 puntos base en el rango objetivo para la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos”.

Asimismo el Banco central mexicano concluyó que “hacia adelante, la Junta de Gobierno seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de las cotizaciones de las gasolinas al resto de los precios, así como la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y la evolución de la brecha del producto. Esto, con el fin de estar en posibilidad de continuar tomando las medidas necesarias para lograr la convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3.0 por ciento”.

Mientras tanto, el peso registró su mejor mes de marzo en su historia con una revalorización del 6.82% frente al dólar motivado por una postura menos agresiva en materia comercial por parte de Estados Unidos, así como la instrumentación de las coberturas cambiarias y el alza en la tasa de referencia señalada.

De esta forma, el dólar interbancario cerró el tercer mes de año en 18.7250 unidades en tanto que al menudeo se intercambiaba en 19 pesos. El avance de casi un 7% para el peso lo colocó como la moneda con mejor desempeño a nivel global. El rublo ruso tuvo una ganancia de 3.63% y la rupia india de 2.84%.

Pero el buen comportamiento también se ha traducido al Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores que se ha anotado niveles máximos históricos colocando marzo como uno de los meses más rentables en los últimos diez años.

Tan sólo en marzo el IPC mostró un rendimiento del 4.28%. Después de la victoria del candidato republicano Donald Trump en las pasadas elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, el IPC se vio golpeado por las incertidumbres ante las propuestas del magnate neoyorkino. No obstante, el 28 de marzo el principal índice accionario del país alcanzó las 49,339.24 unidades.

Con este buen comportamiento, el IPC mantiene ganancias del 7.05% durante el primer trimestre del año.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)