imagotipo

Caléndula, planta mágica

  • Heidy Wagner Laclette

La Caléndula (Caléndula officinalis), conocida popularmente como flor de difunto, maravilla o flamenquilla, es una planta con flores vistosas en tonos naranja y amarillo es originaria de México y su cultivo está extendido por el mundo debido a sus excelentes propiedades medicinales.

Las propiedades terapéuticas de esta planta son conocidas desde el siglo XII, los romanos la utilizaban como sustituta del azafrán y los árabes la añadían a la ración de los caballos de raza pues creían que aumentaba la fuerza de los vasos sanguíneos. Hoy en día es muy empleada en remedios homeopáticos.

El nombre caléndula proviene del latín calendae, cuyo significado es calendario, que designa el primer día de cada mes. Con este nombre, se le atribuye a la época de los romanos, se hace referencia a la floración que se produce todos los meses del año, incluso en los meses de invierno si este no es extremadamente frío.

Estudiosos de la botánica atribuyen su origen a México, donde los antiguos aztecas aseguraban que tenía propiedades espirituales, mágicas y medicinales y fueron los primeros exploradores españoles los que llevaron sus semillas a España donde se procuró su cultivo.

Aunque también los romanos la conocían con el nombre de “Solsequium”, que significa “que sigue al sol” ya que al igual que los girasoles, las flores de la caléndula realizan esta acción. Es una flor a la que van asociadas gran cantidad de historias y leyendas. Según la creencia popular, esta planta recién cortada al medio día, cuando el sol está en su máximo esplendor, fortaleza y alivia el corazón de las penas.

Llamada también caléndula campestre posee hojas oblongas ligeramente dentadas, cabezuelas de color amarillo pálido que dan, cuando maduran, frutos gordos y verdes, algunos curvados y guarnecidos de grandes alas en los bordes. La altura suele ser de aproximadamente 30 centímetros, esta especie en jardines y campos, posee las mismas propiedades sin embargo silvestre es más odorífera que la otra. Las cabezuelas de esta planta se recolectan al comienzo de su floración; se ponen a secar en lugar seco y se conservan en cajas de madera o de cartón. Se utilizan igualmente las hojas preferentemente secas.

Hay una historia que dice que si sus flores se esparcen bajo la cama, te protegen de los males del mundo y consiguen que tus sueños se hagan realidad. Por otro lado, una antigua leyenda india aseguraba que si una joven pura toca los pétalos de la caléndula con los pies desnudos entenderá y disfrutará del idioma de los pájaros.

También se le otorgan propiedades mágicas –ojo abogados — se dice que si llevas una flor de caléndula en el bolsillo tendrás la justicia de tu parte. Finalmente, comentar que la flor de caléndula se utiliza desde hace siglos como planta medicinal debido a sus propiedades terapéuticas.

Pero esta planta ha inspirado leyendas desde la antigüedad,  se dice que Catltha, una doncella griega que se había enamorado de Apolo, se quedaba en los campos toda la noche para captar el destello del primer rayo solar (Apolo era el dios del sol). Consumida por su amor, murió y en el lugar donde se hallaba nació la caléndula, con los mismos colores que el sol.

En otra leyenda, cuatro ninfas del bosque que se habían enamorado de Apolo, se pelearon entre ellas por celos, de tal manera que la hermana del Dios, Artemisa, las transformó en caléndulas y… asunto resuelto. Los antiguos griegos las utilizaban como decoración en sus festividades y formaban con ellas guirnaldas para sus dioses.

Sobre el tema es importante señalar que México cuenta con zonas con alto potencial para la producción de hierbas aromáticas, su creciente demanda las ha convertido en productos con un nicho de mercado rentable y en expansión, además representan una alternativa económica a los cultivos tradicionales, y una opción viable desde luego, es la caléndula, reconocida por sus beneficios en todo el mundo.

*Agradezco de antemano sus comentarios y sugerencias sobre temas agropecuarios y ambientales en el correo electrónico heidydiario@yahoo.com.mx en Facebook Heidy Wagner Laclette, en Twitter @heidyDiario

La caléndula conocida popularmente como flor de difunto, maravilla o flamenquilla, es una planta con flores vistosas en tonos naranja y amarillo y es originaria de México.

La caléndula conocida popularmente como flor de difunto, maravilla o flamenquilla, es una planta con flores vistosas en tonos naranja y amarillo y es originaria de México.