imagotipo

¿Cómo te pinta el año?

  • Mayra Arroniz

Un conocido me escribió para saludarme, y me comentó: !Pues haber como nos pinta el año! Cuál sería su sorpresa cuando le dije que EL AÑO LO PINTAMOS NOSOTROS, el preguntó, ¿a qué te refieres? ¿Qué lo hacemos bueno o malo?

Si queridos amigos en gran medida nosotros creamos día a día un porcentaje de la totalidad de eventos y circunstancias que experimentamos. Hay pensamientos creadores, emociones que nos permiten disfrutar el día a día y proyectar con una actitud positiva lo que nos sucede. Nuestro cerebro es de orden eléctrico y magnético, nuestro cuerpo combina ambas cargas energéticas y nos convierte en seres electromagnéticos por lo cual atrae o repele las experiencias de la vida.

Los pensamientos los generamos nosotros, todas nuestras experiencias de vida generan una base de datos que dan una manera automática de pensar, hasta que tomamos conciencia. Por lo tanto lo que vivimos es la proyección del subconsciente, y saber esta verdad nos convierte en responsables de lo que vivimos.

Nuestro entorno nos nutre momento a momento y convertirnos en nuestros propios observadores para mirar los aspectos de nuestra vida y valorar con absoluta honestidad qué es lo que pienso y qué es lo que hago para entender que lo que vivo es el resultado de mi percepción, de cómo yo y nadie más mira las cosas.

Hay situaciones que están como parte de un plan más grande que yo, esto es por ejemplo la pérdida de un ser querido, eso no es una creación mía, sin embargo él cómo yo la viva si es mi responsabilidad. En estos casos conocer el proceso que se atraviesa como resultado del dolor es importante, permitirse vivirlo y dar un tiempo de Sanación es fundamental.

Causa y efecto son un principio activo de la vida, entender qué se ha hecho para obtener los resultados que se viven es vital. Las desiciones que se toman van construyendo los bloques de la realidad que se vive. Tomar una desición correcta nos da una sensación corporal de bienestar y se traduce en seguridad, misma que nos hará tomar otra desde ese lugar de certeza con lo cual obtendremos un alto porcentaje de acertar en la siguiente desiciones. Por el contrario cuando nos sentimos incómodos, malhumorados las decisiones serán incorrectas poniéndonos en una situación de caos.

El caos es el mejor mensajero de que estamos equivocados en la manera de pensar, el caos es en realidad un regalo de cambio, si lo aceptamos podemos hacer cosas extraordinarias. Si por el contrario lo vemos como el enemigo, la queja y la preocupación se harán cargo de nuestra vida.

Nuestras relaciones nos indican cómo estamos en primera instancia con nosotros mismos, nuestro trabajo también es un indicador de cuánto amamos y apreciamos la vida, disfrutarlo es haber encontrado aquello que hacemos mejor que nadie más y es un indicador de estar en el lugar correcto.

Y dime querido lector qué prefieres, ¿ver cómo pinta el año?, o pintar el año de tal o cual manera! En la primera manera la vida nos lleva por donde nuestro subconsciente proyecte; en el segundo caso nosotros nos encargamos de poner todo de nuestra parte para construir, por ello es preponderante descubrirnos y poner nuestros talentos al servicio de nosotros y de la vida. Pon en marcha un año con proyectos y metas altas porque eres un ser único e irrepetible.

Agradezco tus comentarios: evolucionqro@gmail.com