imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

PERDIDO. El silvestre alcalde de Colón confirmó lo que hace meses señalamos aquí: que Alejandro Ochoa Valencia descuida permanentemente sus obligaciones municipales por estar en la ciudad de Querétaro, entregado a espejismos políticos y a la buena vida. Tendrá que aclarar cómo es que estaba en plena “pisteada” en horario y día laboral, echando pleito, presuntamente armado y usando dos camionetas. Eso, sin contar a la “Señorita Laura”, ¡que pase el desgraciadooo…!

SALUD. Se prendieron las alertas panistas, pues resulta que el alcalde de Colón es asiduo participante de fiestas organizadas por los rumbos de Corregidora a las que asisten personajes que, teniendo prohibido “pistear” en público, entonces hacen animadas reuniones con algunas colaboradoras en propiedades privadas.