imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

FRACASO. Tequisquiapan se le calienta de más al alcalde Raúl Orihuela con robos de auto y a casa en aumento. La tranquilidad que era valor agregado del municipio y que animaba a comprar casas de descanso desapareció bajo este segundo mandato del expanista.

SORPRESAS. Marcos Aguilar hizo recordar con una parábola futbolera a su tocayo Don Fernando Marcos, quien insistía que “el último minuto también tiene 60 segundos”. Y respondiendo a los que ya lo descartan, el alcalde capitalino asegura ahora que “esto se acaba hasta el último segundo”, adelantó que habrá sorpresas y que su gobierno “aún tiene mucho que darle a los queretanos”. O sea que el proyecto al Senado está todavía vivo.