imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

OUT. Vaya que fueron cruciales las elecciones del domingo 4, tanto que de pronto la cotización de José Narro entre los priistas va en picada. Mucho tuvo que ver que el PRI haya retenido el Estado de México y probablemente Coahuila; el partido demostró ser aún competitivo y entonces el Plan C, que era lanzar al exrector a una campaña perdida, volvió a ser eso: Plan C. Y se retoma la idea de postular a alguien lo más “fresco” posible, pero priista y de preferencia popular, apto para una campaña que por necesidad deberá ser  PER-FEC-TA.

FUCHI. En su visita de ayer el secretario de Salud ya no causó revuelo ni fue tan requerido como antes para las fotos, apapachos y selfies. Por cierto que en el evento brillaron por su ausencia todos los delegados federales priistas, a quienes les encantan las fotos, y sólo llegaron dos de los que no juegan con bandera partidista: Manuel Ruiz del IMSS y Sergio Blancas del ISSSTE.