imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

JUNIOR. Mucho tiempo libre gracias a las prerrogativas electorales que cobra tiene Ricardo Astudillo Suárez, dirigente el PVEM. Tanto que hasta presume (muy humildemente, claro) su dedicación al “Juego de los Príncipes”, el polo. Es que en eso sí es bueno. Por cierto que ayer los amigos de lo ajeno dieron “machetazo a caballo de espadas” asaltando las oficinas del Partido Verde en Bosques de Acueducto. ¿Tendrán 100 años de perdón?

NADA. Ya quedaron mal Luis Bernardo Nava y Alejandro López Franco, pues el día 15 ya pasó y nada que comienzan las obras del nuevo sistema de transporte en Constituyentes. Una raya más al tigre.