imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

MÚSCULO. Un año después de haber retomado el poder, el PAN no tiene todo ganado ni mucho menos controlado: el PRI sigue vivito, coleando, tomando fuerza y haciendo contrapeso: así se vio la semana pasada cuando bastó que el líder estatal tricolor, Juan José Ruiz se diera una vueltecita por la cámara de diputados local para descomponer los acuerdos que los panistas ya tenían amarrados para el sistema anticorrupción, parar la sesión por largo rato y obligar a un debate profundo del tema. Al PRI no le fue bien en las elecciones; de hecho le fue muy mal, pero ya salió del nocaut, ejercita el músculo y ha comenzado a tirar trancazos. Luego no digan que no les avisé.