imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

AJUSTICIADA. La vieja fractura entre los grupos panistas de Armando Rivera y Marcos Aguilar ya llegó al cabildo capitalino y acabó con la engañosa monocromía de sus regidores, de por sí debilitados en extremo. Resuta que había un acuerdo por el cual la ilustre desconocida Fátima Yadira Montes recibió la orden de pedir licencia al cargo para que su ilustre suplente armandista, Ana Florencia Maldonado, pudiera asumir como síndica regidora de la capital del estado, peeerooo… pues los acuerdos se quebraron, Fátima Yadira ya pidió regresar a su silla y Ana Florencia se puso peor de enojada que mesera de La Mariposa; tanto, que hasta dejó vacía su silla en la sesión de ayer, como queriendo acentuar la sensible pérdida en su última oportunidad de pasar a la historia municipal. Siguen, pues, los ajustes de cuentas dentro del PAN justo cuando sus jerarcas exigen mostrar unidad. Esa película ya está muy vista.