imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

TIRADERO. La concesión de la recolección de basura, que resultó tan polémica en el municipio de Querétaro, también ya comenzó a causar problemas en Corregidora donde fue privatizada por el alcalde Mauricio Kuri a favor del hermano Gerardo del oficial mayor, José de la Garza. Resulta que cientos de toneladas de basura no fueron llevadas a confinamiento en el relleno sanitario, sino que fueron tiradas a cielo abierto en un predio del Libramiento Surponiente. Apesta a fraude, contra la economía y el medio ambiente del municipio.

OJO. De esto debe tomar nota Mario Calzada Mercado, alcalde de El Marqués, que en octubre realizará un plebiscito histórico dizque para decidir la concesión. Obvio, con más ganas del “sí” que del “no”, la administración priísta trabaja (ellos también) a favor del proyecto de privatización. ¿Qué raro, no?