imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

CUENTAS. Como lo adelantó la columna Medio Siglo, efectivamente la Orquesta Filarmónica (OFEQ) pasa un pésimo momento, a tal grado que se da por segura la salida del director José Guadalupe Flores. El problema es administrativo, o más bien una mala administración de la cual alguien debe dar cuentas. Si bien recibe recursos del Estado, la Orquesta también es una Asociación Civil con capacidad de recibir ingresos propios.

MANCHA. Lamentablemente la mala administración de la AC causó un adeudo de 8 millones de pesos con Hacienda, más lo que se acumule, porque el monto crece. Una pena que la amplia trayectoria y el gran reconocimiento conquistados por la OFEQ resulten manchados, porque el trabajo musical de sus integrantes es impecable.