imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

DESAFINAN. Muy mala nota dio la Orquesta Filarmónica del Estado con el amotinamiento, perdón con la inconformidad de los músicos que provocó la salida del director José Guadalupe Flores. Y es que si bien la mala administración de la Asociación Civil es el motivo oficial de la crisis, la verdad es que la “grilla” dentro de la OFEQ es añeja y muy intensa. El punto de quiebre fueron la creación de la Secretaría de Cultura del Estado y la imposición de una cantante para el concierto de primavera en Bernal, ante lo cual el maestro Flores de plano explotó. A ver quién es el valiente que se anima a tomar ahora la OFEQ, pero si lo hace querrá hacer una limpia. Obvio.