imagotipo

Cuarto de Guerra – Siguen

  • Julio de la Cruz

SIGUEN los estropicios el neopanista alcalde de Colón, Alejandro Ochoa, a quien al parecer ahora sí acusarán cuando menos ante Derechos Humanos. Resulta que, después de la instalación del Consejo Municipal Contra las Adicciones, arremetió contra el priísta Jorge Mario Montenegro por publicaciones de éste en Facebook. Dicen los que vieron la escenita, porque fue frente a autoridades y alumnos de una escuela, que el alcalde gritaba amenazas sin hacer caso a su esposa y a media docena de guaruras, así como tampoco a su secretario de Seguridad ni a un director de gobierno, que lo intentaban calmar. ¿Ameritará otro jalón de orejas o seguirá agarrando monte el silvestre alcalde?