imagotipo

El Teatro de la República

  • Fernando Ortiz Proal

PRIMER ACTO. LA MOLESTIA DE LA MILICIA. La política mexicana está saturada de simulación y protagonismos. Todos quieren ser y pocos hacer. En los diversos ámbitos y niveles de gobierno encontramos un buen número de ejemplos de esa clase de individuos dispuestos a enfrentar los reflectores en lugar de los problemas. Ahí están todos los funcionarios que se han sumado a la gracejada de los XV de Rubí, siendo que se restan de sus responsabilidades en lo que a seguridad, educación y salud respecta. Lo que ocurre es que se ha perdido la congruencia como valor fundamental de la actividad pública. Y, en última instancia, se es congruente en la medida que se actúa con rectitud y lealtad a los principios y a las convicciones. Por ello, esta estupidez de la quinceañera contrasta con el reciente posicionamiento que hizo el Secretario de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos, en cuanto a que no es función de los militares combatir a la delincuencia y, menos aún, hacerlo sin un elemental marco jurídico que les establezca los derechos y obligaciones específicos para cumplir esta tarea. Es una labor policial que en la última década los gobiernos han direccionado a los soldados dada la profunda corrupción y evidente falta de profesionalismo de la mayoría de los cuerpos de seguridad pública del país. El mensaje de las fuerzas armadas fue claro, ojalá la respuesta del Gobierno también lo sea y no se limite solamente a una reforma legal “fast track”.

SEGUNDO ACTO. INQUEBRANTABLE LEALTAD. Es justo reconocer la responsabilidad y honradez con la que nuestras fuerzas armadas cumplen las funciones que les asigna la Constitución, así como el invaluable beneficio para el país que esto implica. La inquebrantable lealtad a las instituciones de la República de la que nos da ejemplo la milicia es uno de los aspectos esenciales que explican la estabilidad social del México contemporáneo. Y es en esa paz social donde hemos construido nuestra democracia histórica que, a la vez, viene a fortalecer y a darle sentido a la estabilidad política del país. Nadie puede negar que dentro de los diversos factores que permitieron el avance democrático hasta la pluralidad y la alternancia, se encuentra el apego de las fuerzas armadas a la legalidad y su lealtad republicana. La honorabilidad y prudencia del ejército mexicano constituye una piedra angular del edificio institucional y una garantía en la defensa de la soberanía y en la vigencia del estado de Derecho. De ahí el reconocimiento y respeto que nos merece esta noble institución.

TERCER ACTO. INJUSTICIA. No obstante la complejidad de la tarea de combate al narcotráfico encomendada a las fuerzas armadas, siendo que no corresponde a sus funciones, en términos generales los soldados mexicanos han mostrado valor, compromiso, sacrificio y resultados en su cumplimiento. El problema es que los mexicanos muchas veces pasamos por alto las virtudes y aportaciones de nuestra milicia. En lo personal, estimamos inmorales las bajas percepciones económicas que reciben quienes entregan su vida al servicio de México en las filas del ejército. Esto sin considerar las raquíticas pensiones que se les paga a los militares retirados. No entendemos las razones por las cuales los miembros de la milicia obtienen por su trabajo mucho menos que la mayoría de los servidores públicos. Nos parece que además de la desnaturalización de su función, sin un marco normativo adecuado y bajo exigencias en ocasiones excesivas en cuestiones tales como la aplicación de criterios muy rígidos en materia de derechos humanos, se está cometiendo una grave injusticia con las condiciones laborales de los soldados.

TRAS BAMBALINAS. LA FERIA. Como cada año desde hace cinco, lo volvemos a decir; la nueva población, vocación y empuje de Querétaro exigen diversos replanteamientos y, sin lugar a dudas, el asunto de la feria debe ser uno de ellos. En Querétaro hay que hacer dos ferias: una ganadera, tradicional, y otra, más moderna, industrial.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com