imagotipo

El Teatro de la República

  • Fernando Ortiz Proal

PRIMER ACTO. JEFE DEL SAT. Si no hay alguna cancelación de última hora, el día de hoy estará en tierras queretanas Oswaldo Antonio Santín Quiroz, Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Encargado de la institución recaudadora federal desde el 14 de septiembre de 2016, llegó a remplazar al polémico Aristóteles Núñez Sánchez. Las credenciales académicas y profesionales de Santín Quiroz son incuestionables. Economista del ITAM con doctorado en la London School of Economics, se ha desempeñado en las áreas hacendarias del servicio público federal y estatal en el Estado de México durante los últimos 25 años. En la administración peñista en el Estado de México fue Subsecretario de Ingresos, Director General del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios y Subsecretario de Control y Evaluación. Y durante los primeros cuatro años de la actual administración federal, fungió como Jefe de la Oficina de Coordinación del Secretario de Hacienda y Crédito Público, entonces Luis Videgaray, por lo que es evidente la confianza que le dispensa el poderoso canciller y más que nítida su divisa política. En los cargos que ha ocupado se ha caracterizado por ser un promotor de las tecnologías de la información como herramientas para facilitar y hacer más eficiente la recaudación. Formando parte del mismo grupo político, su estilo contrasta notoriamente con el de su antecesor. No gusta de los reflectores y, menos aún, de las confrontaciones innecesarias. Es un técnico – que no rudo – de la política tributaria, que  sabe y va a los números.

SEGUNDO ACTO. BIENVENIDO. En el marco de su visita a Querétaro, el Jefe del SAT sostendrá una reunión con los principales líderes empresariales y de colegios profesionales del Estado. La intención es escuchar sus inquietudes y responder a sus interrogantes. Los temas tributarios siempre son polémicos. En principio, a nadie gusta pagar contribuciones. Menos aún que se multipliquen o incrementen. Aún subyace el tema de la pertinencia de la reforma fiscal, máxime en una economía como la queretana, cuyas cifras de crecimiento se disocian de aquellas que reporta buena parte del resto del país. En fin, temas hay y, sin lugar a dudas, será interesante el ejercicio. Y siempre será aplaudible la disposición de una autoridad federal de primer nivel de venir no solo a cumplir con el protocolo federalista, sino también a escuchar a sectores relevantes para su tarea como en el caso concreto lo son los empresarios, comerciantes y profesionistas. Bienvenido a Querétaro.

TERCER ACTO. CONDOMINIOS. El tema de los condominios es complejo por todas las aristas que se vea. En lo social exige una cultura de tolerante convivencia que en ocasiones no se tiene y no es fácil construir. En lo político implica roces con las autoridades por temas como la vigilancia y la representación de grandes condominios. En lo económico el establecimiento y pago de las cuotas con frecuencia genera conflictos. Y, no podía ser la excepción, en lo jurídico la constitución del régimen condominal es un proceso complejo en el que participan autoridades estatales, municipales, fraccionadores, desarrolladores, instituciones financieras, entes públicos federales, promotores, peritos valuadores, agentes inmobiliarios y notarios públicos. Esta diversidad de actores y las interpretaciones a las normas jurídicas, algunas de ellas con lagunas, mal redactadas o ambiguas, han hecho de este trámite un verdadero calvario para todos. A finales del año pasado la autoridad estatal decidió poner un alto a una serie de interpretaciones que permitían la aplicación del procedimiento contemplado en el Código Urbano de 1992 en lugar del vigente del 2014. Sí, como lo lee, aplicando un ordenamiento de hace un cuarto de siglo para regular una cuestión urbana en una ciudad cuya transformación ha sido impresionante y cuyo rostro ha cambiado totalmente, precisamente, en ese último cuarto de siglo. De ahí que hace unos años se haya publicado un nuevo Código Urbano. Y queremos aclarar que en esto no hay buenos ni malos. Consideramos que fue una cuestión de inercia en la que una conveniente interpretación de un artículo transitorio justificó que permaneciera el status quo del trámite condominal pese a contarse con nuevas reglas. Obviamente dichas nuevas reglas son más estrictas en trámites y contribuciones. Querétaro así lo exige. Para nadie es un secreto que los ciudadanos pagamos hoy las facturas de la ausencia de normas de esta naturaleza y de una aplicación más rígida en las cuestiones de desarrollo urbano en el pasado. Incluso, hay muchos fraccionadores con conciencia que así lo reconocen. El negocio de los desarrollos inmobiliarios en Queretaro ha sido y sigue siendo excelente. ¡Qué bueno! Con mayor razón se debe cumplir y pagar. No hay lugar para posiciones mezquinas en las que se regateen recursos al erario o unos cuantos metros para las áreas de donación, cuando la plusvalía de dichos negocios es muy grande. Ahí se demuestra el compromiso social y la responsabilidad empresarial de la que tanto se habla en los foros pero poco se ejerce en la praxis cotidiana. Quienes estamos en la trinchera notarial no debemos olvidar que nuestra función es velar por la legalidad. No debemos conducirnos como títeres de los intereses de nuestros clientes, por más lucrativa que pueda ser la relación profesional. No somos ni sus socios ni sus empleados, les prestamos servicios que implican velar por el cumplimiento de las normas jurídicas, en principio en su beneficio. Si todos cumplimos se podrán eliminar trámites y acelerar los procesos. Algunos colegas tendrán opiniones en otro sentido, todas son igual de válidas y merecen nuestro respeto.

TRAS BAMBALINAS. CASO PARA MAUSSAN. Lo único cierto para el 2018 es la incertidumbre del resultado. No obstante el evidente crecimiento de MORENA, hay multiplicidad de factores políticos y sociales que impactarán en forma dramática y por demás imprevisible en dicho ejercicio, que van desde la participación de ¿cuántos y quiénes? candidatos independientes, el casi desprecio ciudadano por la política, las cada día más profundas divisiones internas en los partidos y su evidente falta de voluntad, instancias e inexperiencia para resolverlas, hasta la nueva percepción de la política de los llamados millennials. De ahí que sea un caso para Jaime Maussan el prever como van a influir estas cuestiones en el electorado al momento de cruzar la boleta en la intimidad de la urna. Las elecciones de este año darán algunas luces pero, pese a lo que algunos afirman, no consideramos que serán un laboratorio del 2018.

Notario Público 19 de Querétaro.

ferortiz@notaria19qro.com