imagotipo

Estrés en plantas y animales

  • Heidy Wagner Laclette

Si entendemos el estrés como un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento superior al normal, nos estamos quedando cortos, porque se refiere a un conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta a determinados estímulos externos. Atendiendo a esa definición queda claro que el estrés es propio de todos los seres vivos, es decir, animales y plantas, al igual que los humanos, también se estresan.

Para determinar qué resulta estresante para ellos es un reto para los científicos ya que cada especie lo demuestra diferente. Además, no siempre lo que para las personas es estresante tiene por qué serlo para los animales, y mucho menos para las plantas, por lo que es fundamental analizar parámetros objetivos que determinen si los niveles de estrés están alterados o no

En el caso de los animales –por ejemplo – podemos decir que existe un gran interés, por parte de las empresas ganaderas, por conocer más acerca del estrés en algunas especies dado que, en gran medida, de ello depende su producción.

En el caso del porcino, se analizan una serie de medidas o indicadores fisiológicos relacionadas con el estrés como la adrenalina y el cortisol, y se miden otras proteínas que sintetiza el hígado y que actualmente son usadas como indicadores de estrés: las proteínas de fase aguda.

Otro de los sectores que se investiga en torno al estrés animal es la acuicultura, esto al suponer un problema para que los animales que se crían sean de calidad suficiente como para poder llegar al mercado, así que las empresas dedicadas a ello están invirtiendo mucho en estos trabajos.

En cuanto a cultivos, también son aquellos destinados al comercio en los que más se investiga: cereales, cítricos, frutales y hortalizas, y es interesante mencionar que, en este caso, un control adecuado del estrés puede tener consecuencias positivas que se refleja en un mejor tamaño y sabor.

Tomando en cuenta que el óptimo fisiológico de una especie difiere del llamado ecológico, por lo que en cada caso el vegetal tiene que adaptarse a las condiciones ambientales propias a su hábitat de cultivo.

*Sígueme en redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @heidyDiario