imagotipo

Expediente Q — Ansiosos

  • Adán Olvera

A partir de septiembre se inicia el proceso electoral en Querétaro y el 8 arranca el proceso federal; esto no quiere decir que los políticos puedan postularse de manera inmediata y salgan a pedir el voto.

Lo que va a suceder es que los veremos más activos que ahora, pero cuidando las formas y los nuevos lineamientos fijados por el Instituto Nacional Electoral, lo que sí sucederá es que las declaraciones y los encontronazos se agudizan y las fuerzas políticas comienzan con sus actitudes beligerantes buscando la forma de hacer notar lo malo que es su adversario.

Lo que es ampliamente recomendable es estar muy atentos a las cosas que dicen, por qué las dicen y sobre todo a través de quién las dicen; los políticos entran en un momento de nerviosismo al saber que no pueden ser los elegidos por su partido y quedar fuera de la competencia y por ende fuera del selecto círculo de hombres de poder, que deja muy buenos dividendos.

Las caritas sonrientes, el nuevamente solidarizarse con el pueblo no es exclusivo de un partido político, sino un mal de toda una clase política que nuevamente saldrá a las calles para comportarse de manera humilde.

Los señalamientos en contra del adversario se agudizaron y la clase política se deslindará de todo aquello que pretenda hacerles daño; tendrán un margen más estrecho de hacerse notar porque las reglas actuales no permiten casi nada y entonces tendrán que ser muy creativos para no dejar de aparecer y sobre todo para no permitir que se deje de hablar de ellos; nuevamente las redes sociales jugarán un papel importante por moverse al filo de la ley y por ser un terreno todavía no muy reglamentado y ambiguo.

Recuerde mi estimado lector que todo lo que vayan a prometer hay que preguntar el cómo,  cuánto y sobre todo el tiempo de ejecutar una obra o acción con su ruta crítica, porque luego nos salen que no se podía y que era en etapas, o mil pretextos ya instalados en la silla.

Las promesas tienen que volverse compromisos y que se cumplan en tiempo y forma, el tiempo de prometer y no regresar a dar ni explicaciones debe terminar porque de eso están cansados los electores.

De Rebote

Después de un largo camino de combatir a la enfermedad, Luis Cevallos Pérez se adelantó en el camino, descanse en paz este joven político y buen jefe de familia.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar